Making on art process

Salón Provincial de Artes Visuales Holguín 2017

Making on art process

Etiquetas: 
artes plásticas, Holguín
  • Obra expuesta en Salón Provincial de Artes Plásticas Making-ON. Foto del autor.
    Obra expuesta en Salón Provincial de Artes Plásticas Making-ON. Foto del autor.
  • Obra expuesta en Salón Provincial de Artes Plásticas Making-ON. Foto del autor.
    Obra expuesta en Salón Provincial de Artes Plásticas Making-ON. Foto del autor.
  • Salón Provincial de Artes Plásticas Making-ON. Foto del autor.
    Salón Provincial de Artes Plásticas Making-ON. Foto del autor.

El makingof, visto en cuestiones cinematográficas como el producto que muestra el proceso de producción de un audiovisual determinado, se utiliza muchas veces como material extra para acompañar las películas, explicar el proceso de producción y reconocer, además, el trabajo de quienes han participado en el rodaje. El makingof no es imprescindible en la comprensión de una película como producto cinematográfico, pero sí ha articulado su discurso, autónomo dentro de los estándares de la Academia, sobre la construcción de sentidos que hacen del proceso de producción de la obra otro producto audiovisual completamente diferente y novedoso. Así el makingof depende de la película al mismo tiempo que se independiza de ella, en busca de sentido autónomo: la elaboración de la obra audiovisual hace posible la creación en ella misma (makingon) de un producto nuevo, pero igualmente asociado al anterior.

Sobre intensiones similares, pero enfocadas hacia la producción de las artes visuales como un proceso amplio de creación de contenidos artísticos y significados que incluye no solo la obra en sí, sino también el desarrollo del ejercicio curatorial, según afirma Yanna Velázquez (una de las curadoras de la muestra), se articula la propuesta curatorial de la edición 27 del Salón Provincial de Artes Visuales que, con el nombre de Making–ON, reúne en el Centro Provincial de Artes Plásticas la obra de 16 artistas holguineros.

El propio nombre del Salón anticipa la intención curatorial de sus organizadores y revela, además, el deseo de graficar todo el proceso de realización de la muestra expositiva: recepción de las piezas, divulgación y montaje, asegura Yanna Velázquez. “Si no es proceso curatorial, entonces es gesto museográfico o gesto museológico, y la producción como metáfora que genera y visualiza”, leemos en una de las paredes de la institución holguinera a propósito de la muestra.

Con dirección general de Yuricel Moreno Zaldívar, y curaduría, además, de Josvel Vázquez Prat, en Making–ON el hecho curatorial es tan valedero como la propia muestra, manteniendo una consistencia que distingue el Salón Provincial de otras propuestas expositivas a lo largo del año. Ahora notamos –para bien del arte holguinero y cubano en general– que el Salón, amparándose en un macrotema o presupuesto teórico más que de una línea temática específica preconcebida, evita ser una simple exposición o conjunto de obras en una galería, aunque esto es más bien, como sabemos, un proceso paulatino, incluso de aprendizaje y tanteos conceptuales.

Como en otras ediciones, los jóvenes, estudiantes muchos de ellos de la Academia El Alba, ocupan gran parte de Making–ON, aunque es necesario agradecer la presencia de autores conocidos en el ámbito visual holguinero -cada vez menos en comparación con otros años- como Rolando Salvador Pavón, con la obra La placita; Víctor Manuel Velázquez Mirabal, poseedor de un característico estilo onírico–surrealista, explícito en la pieza (S/T) seleccionada; y Freddy García Azze, artista invitado con dos obras abstractas de la serie Kodak (óleo sobre lienzo).

Quizá lo que refuerza con más vitalidad el concepto curatorial de Making–ON –ese proceso amplio, como hemos visto, de creación de contenidos artísticos que abarca también el desarrollo del ejercicio de curaduría, además de la propia concepción evolutiva de la obra vista como proceso de creación– sean las piezas premiadas en el propio Salón, pues varias de ellas se articulan plenamente a los presupuestos conceptuales de la curaduría. José Carlos Soto González obtuvo el Premio con El Tanque está lleno de raspadura, utilizando azúcar sobre lienzo. La obra muestra mediante fotografías el work in progress de un proceso creativo progresivo y paulatino que finaliza, como debe hacerlo, con la propia obra en cuestión expuesta. Tenemos acceso a una especie de makingof de la pieza. El artista, lúdico, gozoso, juega con frases como esta que coloca en los pies de las fotografías: “Esta dulce imagen es una representación del siguiente cuadro antes de ser sobrepintado”. La última de las frases que acompañan las fotografías, proceso al fin que antecede a la obra y que puede ser, en alguna manera infinito, dice: “Esta imagen que por lógica estoy seguro de que es mucho más dulce que todas las que lo rodean sigue teniendo el objetivo que ha tenido en las demás ocasiones cada una de las imágenes anteriores. Es decir, representar otra etapa del dulce cuadro, el cuadro después de haber sido sobrepintado siete veces y antes de ser sobrepintado una octava vez más”.

Por su parte, Claudia Velázquez Carmenate obtuvo Mención con la serie La cena está servida, impresión digital donde utiliza y a la vez desarticula elementos del arte kitsch relacionados con estereotipos culturales y la venta de muchos de estos productos que enmarcan “lo típicamente cubano” en el mercado turístico nacional de cara al extranjero. Sobre platos de loza blanca y con restos de comida, un solo tipo de comida en cada uno de los platos y las fotos, la artista ha representado las conocidas y turísticas imágenes del Capitolio habanero, la Bodeguita del Medio, el Morro de La Habana, la Loma de la Cruz en Holguín. La postal turística y el souvenirs quedan reducidos a meras representaciones en los restos alimenticios que bien pueden ser las sobras en el plato. Muchos de los teóricos del kitsch planteaban que lo comercializable es un arte que no cambia y que es formalmente incoherente, pero que sirve para dar a la audiencia algo que mirar. Para el alemán Theodor Adorno, representante de la teoría crítica y de la Escuela de Fráncfort, el arte debe ser subjetivo, cambiante y orientado contra la opresiva estructura del poder, mientras que el kitsch resulta parodia de la catarsis y de la conciencia estética. Algo similar nos recuerda Claudia Velázquez en esta y otras obras suyas.

La otra Mención la obtuvo Lidisbelis Carmenate Díaz con la instalación Metástasis, ramificada en las propias paredes del Centro de Arte holguinero. Además, destaco en Making–ON las piezas Cuando labres la tierra, ella no te dará su fruto y en el mundo serás un fugitivo errante”, video de Osmany Reyes Forteza; la serie Juego del teléfono roto, impresión digital de Juan Marco Forhans Pifferrer; Catalejo, acrílico sobre lienzo de Aníbal de la Torre; las obras S/T en acrílico sobre lienzo, de Armando Ruiz Olivera; y las interesantes propuestas instalativas de la serie Recluta “Primer Oficial” y Recluta “Busca Minas” de los artistas que conforman Reclutas # 96 y # 71 del Pelotón 3 de Infantería.

Componen también Making–ON las obras Ausencia, xilografía de Emilsy Pérez Blasco; Sentido de Pertenencia, óleo sobre lienzo de Daniel Mora Leyva; Tumba Francesa en el Cafetal, de Pedro Pablo Bientz Carballo; La Guarida del Intruso, óleo sobre lienzo de Yoel Torres Montero; No me gusta pero me entretiene, de Alejandro Olano Carralero, y S/T, pieza de José Lambert Concepción (Lambertini).

Lo peculiar en Making–ON, como ha venido siéndolo en varias ediciones anteriores del Salón Provincial, resulta la curaduría y la manera de articular el discurso de la muestra enfocado hacia la reflexión, en este caso, sobre el proceso curatorial donde “el papel del artista se confunde con el del curador, equiparándolos, los hace a veces indistinguibles en apariencia, pues se los ve realizar las mismas actividades”, como asegura Vladimir E. Hechavarría en las esclarecedoras palabras del catálogo tituladas Making (on) sense. El Salón por sí mismo.

Asimismo, la edición 27 del Salón Provincial de Artes Visuales contó con un programa teórico que incluyó conferencias y conversatorios, relacionados con la vanguardia invisible, las experiencias curatoriales en el contexto holguinero y travestismo cultural e identidad, entre otros.