Mantener a Nicolás Guillén presente

Mantener a Nicolás Guillén presente

Etiquetas: 
Escritores, Fundación Nicolás Guillén, Nicolás Guillén, UNEAC, entrevista
  • Para 2017 la Fundación Nicolás Guillen movilizará dentro y fuera de Cuba acciones en torno a la obra del insigne intelectual. Foto: Roberto Bello
    Para 2017 la Fundación Nicolás Guillen movilizará dentro y fuera de Cuba acciones en torno a la obra del insigne intelectual. Foto: Roberto Bello

El color cubano a debate en la UNEAC

La conmemoración en 2017 del aniversario 115 del natalicio de Nicolás Guillén imprime este año una dinámica particular a la Fundación que, con el nombre de nuestro Poeta Nacional, se creó en 1991, bajo los auspicios de su familia y de la UNEAC, organización de la que fuera presidente-fundador.

Preservar la obra del insigne intelectual y promover su estudio, son las misiones fundamentales de una entidad que no solo ha desplegado una amplia actividad académica y editorial, sino que también encabeza programas socioculturales como los existentes en el barrio La Timba y el Reparto Camilo Cienfuegos, ambos en la Capital.

Sobre las proyecciones de trabajo de la Fundación Nicolás Guillen para el año que recién comenzó, el Sitio de la UNEAC conversó con Nicolás Hernández Guillén, su presidente.

“Este 2017 es un año que marca efemérides muy importantes en la vida de Guillén. En él se cumplen 80 años de la publicación de España: poema en cuatro angustias y una esperanza; así como de la publicación de Cantos para soldados y sones para turistas, libro poco estudiado, poco referido de la obra de Guillén y, sin embargo, muy importante e importantísimo para las experiencias que han estado viviendo los países latinoamericanos.

“De igual forma se cumplen 70 años de El son entero, considerado por muchos el poemario cumbre de Nicolás Guillén y, este año, se cumplen también ocho décadas de su participación en el II Congreso Internacional de Escritores en Defensa de la Cultura, el cual se convocó en contra del fascismo y tuvo lugar en España, en medio de la Guerra Civil.

“Este fue un acontecimiento que marcó definitivamente el compromiso de Nicolás Guillén con las mejores causas del tiempo que le tocó vivir, incluyendo el socialismo, su afiliación al Partido Comunista, etcétera.

“Es un año con muchas celebraciones, a las que habría que agregar el aniversario 115 de su natalicio.

“A todas esas efemérides la Fundación va a prestarle atención. Trataremos de movilizar dentro y fuera de Cuba acciones en torno a ellas. Particularmente en nuestro país, que es donde más nos interesa mantener a Guillén presente y actuante. 

“Movilizaremos a las filiales de la Fundación en la Isla para llegar a todas las personas que, de alguna manera, sienten identificación, afecto, interés, por la obra de nuestro Poeta Nacional”.

Supongo que también saldrán nuevos títulos de Sensemayá, la editorial de la Fundación.

“Tenemos un plan de cinco nuevos títulos que tienen que ver con esto que te explicaba.

“Hemos hecho una recopilación de sus textos sobre España y preparamos una nueva antología de la poesía de amor de Guillén, que es una de las zonas tremendas de su creación poética. Cada vez que se publica, se agota.

“Ahora hemos hecho una compilación más minuciosa de ella y creemos que va a tener un gran impacto.

“También estamos preparando una compilación de la visión de Guillén sobre Latinoamérica que es algo que tampoco pierde actualidad y, vamos a intentar, la reedición, como libros, de algunos de estos textos de la obra de Nicolás Guillén que te he mencionado. Así que tenemos bastante trabajo este año”.

¿Alguna celebración en particular por la conmemoración el próximo 10 de julio del aniversario 115 de Guillén?

“Vamos a intentar hacer en Camagüey un evento lo más relevante posible para abordar los temas de su obra poética, especialmente aquellos que cumplen aniversario cerrado este año.

“Asimismo, trataremos de realizar otro en La Habana para conmemorar la participación, no solo de Guillén, sino de los más importantes intelectuales cubanos, en aquel Congreso. Queremos que este encuentro nos dé pie, sobre todo, para abordar lo que hoy les toca a los intelectuales, de cara a los desafíos que el mundo contemporáneo enfrenta”.

Además de estos eventos que acabas de mencionar, la Fundación junto a la Comisión José Antonio Aponte de la UNEAC comenzarán en breve un ciclo de conferencias sobre el tema de la racialidad, el cual culminará en octubre con un Coloquio.

“Atendiendo a un mandato que nos viene desde la obra y el pensamiento de Nicolás Guillén, desde hace algún tiempo la Fundación se ha empeñado en contribuir de alguna manera al mejor conocimiento de lo que pudiéramos llamar la cuestión racial en nuestro país.

“Este es un fenómeno muy complejo. Un fenómeno que tiene raíces culturales e históricas.

“Avanzar en la solución de los problemas que quedan en relación con el tema racial, es un objetivo indudable de la revolución; el cual ha propiciado que este país haya logrado en esa esfera avances, como no ha ocurrido en ninguna otra nación del mundo. Mas no se puede dar uno por satisfecho, hay que seguir trabajando.

“Hace dos años nosotros organizamos y llevamos a cabo un curso: Presencia negra en la cultura. Aquí estamos, en alusión a un verso del poema “Llegada”, de mi abuelo; y pensamos que debemos darle seguimiento a ese esfuerzo.

“De hecho, el curso tuvo continuidad porque logramos editar un texto que felizmente obtuvo el Premio de la Crítica, cosa que nos llenó de alegría porque es el primer libro de la Editorial Sensemayá.

“Creemos que el ciclo de conferencias y el coloquio previstos para 2017 son la continuación natural de ese esfuerzo.

“Aquella primera reflexión estuvo encaminada a abundar en la historia de la presencia negra en el país. Quizás en el origen de alguno de los problemas que todavía persisten en la sociedad cubana.

“Este curso que iniciaremos ahora intenta arrojar una visión hacia el problema actual. Diría que el curso es también una manera de socializar un conocimiento que se ha ido acumulando en el país.

“Si tu recuerdas, hace diez años atrás era frecuente escuchar que el tema no era abordado, no era tratado.

“Creo que, con resultados que vale la pena conocer, divulgar, socializar; muchas de nuestras instituciones de investigación han estado abordando el tema con mucho rigor, conocimiento, responsabilidad y compromiso con el país y la revolución. Resultados que nos permiten reflexionar sobre aquellos aspectos en los cuales es necesario ahora prestar especial atención.

“Para la Fundación emprender este proyecto con la Comisión Aponte es, además, un motivo de satisfacción. A veces ocurre que distintas instituciones tenemos intereses comunes y el propósito común de llevar adelante el proyecto revolucionario cubano y, sin embargo, no coordinamos nuestros esfuerzos. Es algo que nos pasa con demasiada frecuencia y que no debía ocurrir en una sociedad como la nuestra.

“El poder unir nuestros esfuerzos, nuestra inteligencia para cumplir este, que es un propósito de las dos instituciones, es una causa adicional de satisfacción para la Fundación Nicolás Guillén”.