Mariana desde el arte

Mariana desde el arte

Etiquetas: 
Escritores, Pedro de la Hoz, Mariana Grajales, UNEAC, Comisión Aponte, monumento, Santiago de Cuba
  • Mariana es fuente inagotable de inspiración para los artistas cubanos. Foto: Roberto Bello.
    Mariana es fuente inagotable de inspiración para los artistas cubanos. Foto: Roberto Bello.
  • Mariana es fuente inagotable de inspiración para los artistas cubanos. Foto: Roberto Bello.
    Mariana es fuente inagotable de inspiración para los artistas cubanos. Foto: Roberto Bello.
  • Mariana es fuente inagotable de inspiración para los artistas cubanos. Foto: Roberto Bello.
    Mariana es fuente inagotable de inspiración para los artistas cubanos. Foto: Roberto Bello.
  • Mariana es fuente inagotable de inspiración para los artistas cubanos. Foto: Roberto Bello.
    Mariana es fuente inagotable de inspiración para los artistas cubanos. Foto: Roberto Bello.

“Mariana no es solo la madre de los Maceo, sino también la Madre de la Patria, y además, fuente inagotable de inspiración para los artistas cubanos […]”. Con esas emotivas palabras, el crítico y periodista Pedro de la Hoz, vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), presentó el panel Mariana desde el arte que, auspiciado por la Comisión Aponte, tuviera lugar en la sala Martínez Villena de nuestra institución, en homenaje al bicentenario del natalicio de doña Mariana Grajales Cuello (1815-1893).

El panel estuvo moderado por el colega Pedro de la Hoz, e integrado por el crítico de arte Jorge Núñez, la curadora y promotora cultural Margarita Ruiz y los artistas de la plástica Enrique Angulo y Alberto Lescay.

Los ponentes comenzaron afirmando que la egregia figura de Mariana tiene mucha más presencia en el campo escultórico, que en el pictórico. A título de ejemplo, se refirieron —in extenso— a la Plaza de la Revolución que, en la ciudad de Guantánamo, lleva el ilustre nombre de la revolucionaria excepcional, que hizo grandes aportes materiales y afectivo-sentimentales a la gesta independentista iniciada en la mayor Isla de las Antillas, el 10 de octubre de 1868.

Por otra parte, lo calificaron como el primer monumento que, en nuestro archipiélago, se le dedica a una mujer, y que la verdadera grandeza de su resultado reside en la propia concepción estético-artística con que ese complejo escultórico fuera concebido y hecho realidad en solo siete meses.

Los disertantes reseñaron los antecedentes históricos del arte público revolucionario y mencionaron al doctor Armando Hart Dávalos, entonces Ministro de Cultura, quien desempeñara una función clave en el impulso de esa manifestación artística popular, que tiene como objetivo fundamental establecer Plazas de la Revolución en las principales provincias del país.

Para llevar a la praxis el monumento erigido en honor a Mariana se libró una convocatoria, a escala nacional, y se conformó un jurado, presidido por la eminente escultora Rita Longa (1912-2000), e integrado por profesionales de las más disímiles disciplinas técnico-artísticas (artes plásticas, ingeniería, arquitectura, etc.).

La decisión de dedicárselo a la madre de las Maceo surgió del pueblo guantanamero, y tuvo el apoyo irrestricto de las instancias gubernamentales y partidistas de esa región oriental. En ese contexto, se evocó que el monumento a la madre de los Maceo cumple 35 años de su inauguración por el comandante Fidel Castro Ruz, líder histórico de la Revolución cubana.

Entre otros temas de puntual interés, señalaron que el dirigente Michel Vargas, primer secretario del Partido en Guantánamo, apoyó de forma decisiva la realización de dicha obra, la cual se construyó con recursos materiales locales, y es una verdadera pena que esté tan poco visibilizada en los medios masivos de comunicación, ya que muy pocos conocen la existencia de este complejo escultórico, donde se venera la vida y obra de Mariana y que se utiliza con frecuencia en actividades político-culturales.

Al monumento se le añadió la música del maestro Frank Fernández, Premio Nacional de Música, quien escribió los arreglos correspondientes para que el Complejo Escultórico contara —entre otros— con el discurso melódico de la antológica guantanamera.

Los panelistas esbozaron que se encuentra en estudio un proyecto artístico-arquitectónico para edificar un monumento a Mariana en la ciudad de Santiago de Cuba. Dicho conjunto monumental comprende 2 bloques: el principal —como es obvio— está centrado en Mariana Grajales, Madre de la Ceiba, Madre de la Patria, ya que esta mujer y la ceiba tienen un gran simbolismo para la cultura popular cubana, y por consiguiente, son símbolos que, en este momento histórico sirven para impactar —¡Y de qué forma!— el espíritu de ese mestizo único e irrepetible, que vive, ama, crea y sueña en esta Isla.

Por último, actores y actrices de la agrupación Teatro Cimarrón, dirigida por el dramaturgo Alberto Curbelo, escenificaron —con la excelencia artístico-profesional que los identifica en cualquier escenario— fragmentos de una obra dedicada a exaltar la carismática personalidad de Mariana Grajales Cuello.