“Mayo Teatral ha fijado paradigmas que han alimentado a nuestros artistas…”

“Mayo Teatral ha fijado paradigmas que han alimentado a nuestros artistas…”

Etiquetas: 
Escénicos, Casa de las Américas, títeres, Mayo Teatral 2016
  • Esta 8ª edición está dedicada al teatro de grupo.
    Esta 8ª edición está dedicada al teatro de grupo.

“Mayo Teatral pone a los artistas y espectadores cubanos frente a teatralidades provocadoras que dialogan con realidades complejas, diferentes a las nuestras y también entre sí mismas, nos confronta con problemáticas sociales a veces ajenas, pero tratadas a través de discursos artísticos que ofrecen alternativas para los creadores cubanos y actualizan al público acerca del quehacer de la escena latinoamericana y caribeña”.

Así expresó la destacada intelectual cubana Vivian Martínez Tabares, directora general y curadora de la Temporada de Teatro Latinoamericano y Caribeño Mayo Teatral, cuya 8ª edición se realizará entre el 13 y el 22 del venidero mes, dedicada al teatro de grupo.

¿Qué novedades caracterizan la programación de este evento en su edición correspondiente al año 2016?

“Hasta el año 2012 Mayo Teatral se definió por reunir una muestra representativa de grupos y artistas, sin un tema prefijado. Fue en 2014 cuando en la medida en que avanzaba la curaduría definimos el tema del cruce —disciplinario, geográfico y de lenguajes— como respuesta al mejor teatro que pudimos ver. Y si en otras ediciones anteriores de Mayo Teatral hemos puesto a compartir grupos con artistas que se expresan individualmente y con performance, este año el sentido colectivo del teatro es decisivo, aún en los unipersonales que podrán verse, pues cada uno de los artistas debe su formación y su postura frente al teatro al concepto de teatro de grupo, que en Latinoamérica no responde solo a la definición de un arte que es eminentemente colectivo, sino que se trata de un concepto que se relaciona con la ética y la estética, con la tradición del teatro independiente y con la creación colectiva, y que tiene que ver con la historia de muchos de sus mejores exponentes en este lado del mundo”.

¿Sobre qué bases se hizo la selección de los grupos cubanos y latinoamericanos participantes en el encuentro?

“Como siempre, sobre la base de la calidad artística y la variedad de discursos entre lo que hemos podido ver en este bienio, y gracias a la posibilidad de observar y analizar el teatro cubano en su amplitud, y de haber participado en importantes eventos teatrales en Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador y España, entre otros escenarios.

“Mayo Teatral 2016 aparte de reunir grupos de distintas procedencias y trayectorias, aúna experiencias diversas de teatro e incluye el teatro de objetos, la danza, experiencias performativas y transdiciplinarias”.

En 2016 se celebran aniversarios cerrados de varios prestigiosos grupos de teatro en América Latina. ¿Además de su inclusión en el programa general de Mayo Teatral, qué otras actividades o congratulaciones tiene previstas Casa de las Américas con motivo de tales efemérides?

Como dices, hemos incluido en el programa de espectáculos al Teatro La Candelaria, de Colombia, y al Grupo Cultural Yuyachkani, del Perú, con sus más recientes estrenos. Fundados, respectivamente, por maestros como Santiago García y Miguel Rubio, estos colectivos cumplen 50 y 45 años, y han sido y siguen siendo paradigmas de rigor estético, de teatro de investigación y compromiso con sus realidades, para mucha gente en la región y fuera de ella. También está el Teatro Gayumba, de la República Dominicana, que en 40 años ha sido bastión del teatro popular, de raigambre brechtiana, y emblema de resistencia, como muchos otros desde un pequeño núcleo fundado por una pareja, que mantiene una labor regular aunque otros integrantes vayan y vengan.

“Además celebraremos en el Encuentro de Teatristas Latinoamericanos y Caribeños un panel en torno a cada uno de esos grupos y sus singulares trayectorias. También intervendrán líderes de colectivos cubanos, Argos Teatro y El Ciervo Encantado, que cumplen 20. En todos los casos nos interesa más que todo el presente y la proyección de cara al futuro.

“Lamentablemente las dimensiones reducidas de un evento pequeño como Mayo Teatral no nos permiten repetir a grupos como Malayerba y el Teatro de los Andes, que en 2016 festejan 35 y 25 años, respectivamente, Afortunadamente ambos estuvieron con nosotros en la edición anterior, y su impronta estoy segura de que aparecerá de alguna forma en los debates. En cambio, tendremos una representación de Ói Nóis Aquí Traveiz, un grupo poco conocido del Brasil, pero con una muy significativa y persistente trayectoria, y con una organización completamente horizontal que se pone en función de desarrollar un lenguaje que trabaja en la calle y en la sala y debe mucho al ritual. Y estarán también agrupaciones nuevas, como Los Colochos, de México, y los cubanos Teatro de la Rosa y Persona, ninguno de los cuales sobrepasa un lustro de vida”.

De acuerdo con su criterio, como promotora de Mayo Teatral, ¿qué huellas ha dejado esta festividad de las tablas latinoamericanas en el desarrollo y evolución de la escena cubana?

“Creo que en ocho ediciones desde que Mayo Teatral se convirtió en temporada de espectáculos, ha fijado paradigmas que han alimentado a nuestros artistas y unos y otros han podido confrontarse y crecer”.

Durante los días 16 y 17 de mayo, en las salas Che Guevara y Manuel Galich, respectivamente, de Casa de las Américas se efectuará el Encuentro de Teatristas Latinoamericanos y Caribeños, ocasión en que se harán talleres, exposiciones y presentaciones de publicaciones teatrales. ¿Pudiera referirse a cuáles son los objetivos principales de esta reunión y cómo se ha previsto su organización y desarrollo?

“El Encuentro de Teatristas que acompaña a la cartelera de espectáculos desde el año 2001 se concibió como continuidad a los eventos que con el mismo nombre organizara la Casa de las Américas en la década de los 80. El primero de ellos tuvo lugar aquí en 1981, el segundo en Nicaragua en 1983 —tuve la oportunidad de asistir—, y el tercero de nuevo en la Casa en 1987, en coincidencia temporal con el Festival de Teatro de La Habana, que tuvo una edición memorable, y con el XXII Congreso del Instituto Internacional del Teatro, que se celebraba por primera vez en la América Latina.

“Los objetivos esenciales del Encuentro, como los de la Temporada, son consustanciales con la misión de la Casa de las Américas: propiciar el encuentro y el intercambio entre los artistas de la escena, favorecer un verdadero conocimiento mutuo, y debatir temas de interés común relacionados con la creación en un sentido amplio. Al colocar al teatro de grupo como eje estamos provocando también examinar temas ligados con las identidades, con las formas de agrupación y creación, y con los vínculos entre teatro y sociedad”.

Usted ha dicho que la subida a escena de Mayo teatral 2016 solo es posible gracias a la participación de toda la Casa de las Américas. ¿Por qué?

“La Casa de las Américas trabaja según una dirección colegiada y cada decisión y acción se comparte, independientemente de la responsabilidad de dirección del área específica que la genere. Y como es habitual, en cada evento colaboran especialistas y personal de apoyo de muchas áreas, unos de oficio y otros por ese espíritu colectivo del que somos parte.

“La Temporada de Teatro Latinoamericano y Caribeño Mayo Teatral, al involucrar grupos de artistas, críticos e investigadores, y otros invitados, y al proyectarse fuera de la Casa en teatros y en otras provincias sería imposible de abarcar por una Dirección en la que trabajamos sólo tres personas, y donde además editamos una revista especializada trimestral, un boletín electrónico mensual, organizamos actividades de promoción teatral a lo largo del año, e investigamos acerca de nuestra especialidad sistemáticamente.

“Por eso es fundamental la participación activa tanto de las áreas que cotidianamente nos acompañan en sus imprescindibles acciones complementarias o de soporte logístico, como de los especialistas de diversas disciplinas, en su mayoría jóvenes, que se convierten por dos semanas en edecanes y auxiliares de sala, trabajando directamente con los artistas o con el público, y lo hacen con alegría y eficiencia, además de que aprovechan la experiencia desde el punto de vista profesional y humano”.

Vivian Martínez Tabares: Crítica, investigadora, editora y profesora. Licenciada en Teatrología y Doctora en Ciencias sobre Arte por el Instituto Superior de Arte. Dirige la Dirección de Teatro de la Casa de las Américas y la revista especializada de teatro latinoamericano Conjunto. Es Profesora Titular del ISA e Investigadora Auxiliar, así como miembro del Consejo Nacional de la UNEAC. Fue consejera cultural en la Embajada de Cuba en México entre 2007 y 2010.