MÉXICO Y CUBA EN LA MÚSICA Y EN LA CULTURA

ANIVERSARIO DEL GRITO DE DOLORES

MÉXICO Y CUBA EN LA MÚSICA Y EN LA CULTURA

Etiquetas: 
México, Cuba, música, Cultura, Independencia
  • Pintura que retrata el Grito de Dolores. Foto: El Universal MX
    Pintura que retrata el Grito de Dolores. Foto: El Universal MX

El Grito de Dolores es considerado el acto con que dio inicio la guerra de Independencia de México. Según la tradición, consistió en el llamado que el cura Miguel Hidalgo y Costilla, en compañía de Ignacio Allende, Juan Aldama, hizo a sus feligreses con el fin de que desconocieran y se sublevaran en contra de la autoridad virreinal de la Nueva España en la mañana del 16 de septiembre de 1810, para lo cual tañó una de las campanas de la parroquia de Dolores, hoy municipio de Dolores Hidalgo, estado de Guanajuato.

Celebrando en Cuba tan importante fecha, el Teatro Nacional programó este fin de semana al Ballet Libertadores de México. Necesario decir la importancia de las relaciones entre México y Cuba, desde los tiempos precolombinos. Desde aquella leja época, las tribus y civilizaciones ancestrales tuvieron contactos personales.

Estos dos países se han relacionado siempre a través de vasos comunicantes, baste decir que hay más cercanía entre México y La Habana, que entre La Habana y las provincias del Oriente de Cuba.

Sabemos que ambos países intercambian sus músicas y muchos géneros y estilos musicales se mantienen “enraizados” entre ambos pueblos. El danzón, el bolero, el chachachá y el mambo en México. Mientras que, en Cuba, los ritmos mexicanos se encuentran entre los más queridos y reclamados, especialmente los mariachis y toda la sabrosa música azteca.

Casi todos los músicos y artistas cubanos han visitado o vivido en México y viceversa, hay toda una rica historia que contar de esas experiencias.

En Cuba vivieron muchos mexicanos y en México, sobre todo en estos tiempos, miles de cubanos residen. Nuestro apóstol José Martí escribió “Todo cubanos siempre encontró asilo en tierra mexicana”.

Ambos pueblos acogieron a sus hermanos, en momentos muy difíciles, de la política y la guerra. Hay sangre intercambiada entre ambos pueblos.

Benito Juárez, Lázaro Cárdenas y David Alfaro Siqueiros estuvieron exiliados en Cuba; José Martí, Fidel y Raúl Castro, se mantuvieron entrenando en México en los preparativos del viaje en el yate Granma.

En Cuba se come maíz, en México, en determinados momentos, se fuma tabaco, se toma café, se come azúcar cubana y, como decía el compositor cubano, Silvestre Méndez, residente en México, “detrás de la comparsa, se va echando un pie”.

El listado de cubanos artistas e intelectuales que residieron o visitaron México es enorme, algunos de los cuales los menciono: MÉXICO: /30

Miguel Barnet, Rita Montaner, Bola de Nieve, Los Matamoros, Benny Moré, Pérez Prado, la orquesta América y Jorrín, Aragón, Las Mulatas de Fuego, Los hermanos Rigual, Mariano Mercerón, Acerina, La Sonora Matancera (Bienvenido Granda, Celio González, Celia Cruz), Rosita Fornés, Olga Guillot, Vicentico Valdés, Francisco Fellove, La Lupe, Silvestre Méndez, Pancho Céspedes, Amaury Pérez, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Juan de Marcos González líder de Buena Vista Social Club.

Rumberas: Ninón Sevilla, María Antonieta Pons, Rosa Carmina, Blanquita Amaro.

Mexicanos que visitaron a Cuba: Guty Cárdenas, Agustín Lara, Jorge Negrete, Pedro Infante, María Félix, Pedro Vargas, Fernando Fernández, Miguel Aceves Mejía, Toña la Negra, Carlos Lico, María de Lourdes, Lola Beltrán, Vicente Garrido, Los Panchos, Cantinflas, Tin Tán, Arturo de Córdova, Roberto Cantoral, Armando Manzanero, Alfonso Arau, Luis Miguel, Eugenia León.

Cuba y México en la cultura, ya merecen un libro que haga más patente los lazos de amistad entre ambos pueblos; esperamos por ambos países.