A mi manera

A mi manera

Etiquetas: 
Medios audiovisuales y radio, documental, Homenaje
  • Distinguido agasajo de la UNEAC para Mónica Álvarez Mesa. Fotos: Héctor Navarro
    Distinguido agasajo de la UNEAC para Mónica Álvarez Mesa. Fotos: Héctor Navarro
  • Distinguido agasajo de la UNEAC para Mónica Álvarez Mesa. Fotos: Héctor Navarro
    Distinguido agasajo de la UNEAC para Mónica Álvarez Mesa. Fotos: Héctor Navarro

A la manera de Mónica Álvarez

A mi manera, con guion y dirección de la realizadora Lourdes Prieto, es el título del documental dedicado a la doctora Mónica Álvarez Mesa, profesora titular de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana y promotora cultural, y estrenado en la sala Martínez Villena de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Las palabras de apertura estuvieron a cargo de la locutora y periodistas Rosalía Arnáez, presidenta de la Asociación de Cine, Radio y Televisión, quien presentó a la homenajeada, no solo como excelente profesional de las ciencias médicas insulares, sino también como distinguida promotora cultural.

El poeta, escritor y etnólogo, Miguel Barnet, presidente de la UNEAC, expresó que este homenaje es un acto de justicia, no solo por el trabajo científico-asistencial, docente-educativo e investigativo desarrollado por la doctora Álvarez Mesa en el campo de la especialidad biomédica de Dermatología, a la que se ha consagrado en cuerpo, mente y alma, sino también por la loable labor llevada a cabo durante 33 años en el campo de la promoción cultural, y que la ha convertido —por derecho propio— en la «Primera Dama de la UNEAC; categoría que hoy me honro en refrendar […]».

La realizadora Lourdes Prieto presentó al equipo de trabajo técnico-artístico que participó en la realización de este audiovisual, y sin cuyo puntual aporte no hubiera sido posible llevar al celuloide este agasajo audiovisual a quien lo tiene más que merecido por ser quien es y como es: una magnífica doctora y un gran ser humano.

La doctora Mónica Álvarez Mesa, con la sencillez y humildad que la caracterizan desde la vertiente personográfica, tanto en el ejercicio de la profesión hipocrática, como fuera de él, expresó su más sincero agradecimiento a la realizadora Lourdes Prieto, al escritor Abel Prieto Jiménez, ministro de Cultura, y al doctor Miguel Barnet, no solo por el reconocimiento de que ha sido objeto, sino también por el apoyo incondicional que ha recibido de varios artistas de la plástica, quienes diseñan los premios que confiere el proyecto científico-cultural La fiesta de la mariposa, que jerarquiza. Por último, declaró estar en deuda de gratitud con todas aquellas personas que abarrotaron la sala Martínez Villena para demostrarle el afecto, cariño y respeto que le profesan.

A través de imágenes de archivo, muy bien seleccionadas por cierto, la doctora Álvarez Mesa cierra los ojos y evoca —con cierta nostalgia— el recuerdo de sus entrañables progenitores, la niñez adolescencia y juventud de quien ha cultivado sólidas cualidades caracterogénicas que le han facilitado llegar —como el águila— a la cima de la montaña, tanto en el campo de las ciencias médicas, como en el ámbito artístico cultural.

Por otra parte, reseñó sus luchas estudiantiles en contra de la dictadura batistiana como discípula del Colegio de las Dominicas Americanas; la formación y consolidación de los ideales revolucionarios descubiertos en el paradigma que fuera para ella su padre, el doctor Álvarez Pino, quien combatió a la dictadura machadista.

El ingreso a la Universidad de La Habana como estudiante de la carrera de Derecho Diplomático y Consular, que no concluyó, porque se despertó en ella la vocación hacia la más noble de las profesiones: la medicina, percibida por la doctora Álvarez Mesa como fuente nutricia de ética, humanismo y espiritualidad. De su época estudiantil, recuerda a los profesores, doctores Fernández Baquero, quien despertó en la joven discípula el interés por la Dermatología, y Luis Rodríguez Rivera, quien le mostró en las aulas de la antigua Escuela de Medicina, así como en los servicios médicos del hospital universitario Calixto García, que en medicina la clínica es el juez supremo. La dedicación, con amor y razón, a la especialidad de Dermatología, cuyo recto ejercicio profesional en ese templo sagrado de las ciencias médicas cubanas e iberoamericanas le ha dejado una huella indeleble en la memoria poética de esta excepcional mujer, científica y artista, ya que tanto la ciencia como el arte ocupan un sitio común en el componente espiritual del inconsciente freudiano.

Posteriormente, fueron apareciendo en pantalla los testimonios de Abel Prieto, Miguel Barnet, Alberto Luberta Noy (1931-2017), quienes la calificaron como la principal artífice del proyecto científico-cultural La fiesta de la mariposa; distinción que se otorga a artistas, intelectuales y profesionales de la salud que han realizado un trabajo meritorio en sus respectivos radios de acción.

La cámara inquieta de Lourdes Prieto también recogió las opiniones de los galenos que laboran con ella en el hospital universitario «General Calixto García», su segunda casa, la cual comparte con la UNEAC.

Después de hacer un recuento de las distinciones recibidas por la doctora Mónica Álvarez Mesa, el audiovisual finaliza cuando ella despierta de ese mágico sueño y dice: «he amado, he llorado, he sido feliz […], pero siempre a mi manera».

A la presentación del documental A mi manera asistieron los intelectuales Abel Prieto Jiménez, titular de Cultura, Miguel Barnet, Luis Morlote y Pedro de la Hoz, presidente, vicepresidente primero y vicepresidente de la UNEAC, respectivamente; el actor Rolando Núñez, presidente de la Asociación de Artes Escénicas, personalidades de la cultura nacional, así como representantes de la prensa local.