Mirta González estrena ante cineclubistas

Mirta González estrena ante cineclubistas

Etiquetas: 
Medios audiovisuales y radio, cine, Villa Clara
  • “La película la hice en Santa Cruz del Sur con actores desconocidos o de muy poca visibilidad  y donde quiera que se ha exhibido ha gustado y puesto a pensar a la gente que es lo que me interesa porque es una historia difícil y desgarradora” dice Mirta González Perera
    “La película la hice en Santa Cruz del Sur con actores desconocidos o de muy poca visibilidad y donde quiera que se ha exhibido ha gustado y puesto a pensar a la gente que es lo que me interesa porque es una historia difícil y desgarradora” dice Mirta González Perera

El estreno y debate del filme La Hoja de la Caleta, de la directora de cine y televisión Mirta González Perera, protagonizó las jornadas del Primer Encuentro de Cine Clubes de Villa Clara que se realizó en el Cine Camilo Cienfuegos de la ciudad de Santa Clara.

La Hoja de la Caleta es la más reciente obra de Mirta, una realizadora de larga data, sobre todo en la televisión cubana, donde dirigió las gustadas telenovelas  Cuando el agua regresa a la tierra y Salir de noche así como el teleteatro Aire frío.

“El tema del desarraigo o del posible desarraigo está a la orden de día en la Cuba de hoy y es lo que mueve la trama de la película que cuenta la historia de una madre que se marcha al extranjero dejando al hijo con el padre y después regresa a buscarlo y ahí vienen los verdaderos conflictos de un niño que quedó entre dos aguas”, dice Mirta.

“La película la hice en Santa Cruz del Sur con actores desconocidos o de muy poca visibilidad y con pocos recursos. Sin embargo, estoy satisfecha con lo logrado y donde quiera que se ha exhibido ha gustado y ha puesto a pensar a la gente, que es lo que me interesa, porque es una historia difícil y desgarradora”.

Mirta agradeció la invitación del Centro Provincial de Cine de Villa Clara para interactuar con los artistas y realizadores aficionados al séptimo arte en el territorio.

“Los llamados cineclubistas o realizadores aficionados tienen el gran mérito de encontrar y abordar aristas de la realidad que el ‘gran cine’ y la televisión no recogen y sin embargo, es parte de nuestra realidad.

“Los cineclubistas tienen menos técnica y quizás menos oficio profesional, pero tienen mayor cercanía a los procesos singulares que transcurren y lo hacen con una creatividad asombrosa y admirable por eso, para mí, lo que hacen es indispensable para la memoria audiovisual de este país”.