Muestra instalativa y expositiva en la UNEAC tunera

Muestra instalativa y expositiva en la UNEAC tunera

Etiquetas: 
Las Tunas, : Plásticos
  • El descanso de los vivos es el título de la muestra fotográfica del artista de la plástica Yahiron Villalobo. Fotos de la autora
    El descanso de los vivos es el título de la muestra fotográfica del artista de la plástica Yahiron Villalobo. Fotos de la autora
  • El descanso de los vivos es el título de la muestra fotográfica del artista de la plástica Yahiron Villalobo. Fotos de la autora
    El descanso de los vivos es el título de la muestra fotográfica del artista de la plástica Yahiron Villalobo. Fotos de la autora

El descanso de los vivos es el título de la muestra fotográfica del artista de la plástica Yahiron Villalobo, expuesta en la galería de la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en la provincia de Las Tunas.

Según expresó el joven miembro de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), las obras giran en torno al tema de la vejez. La idea de darle más sentido se basa en los marcos usados de manera innovadora pues las fotos fueron montadas en soportes realizados a partir de objetos ya obsoletos, oxidados por el tiempo o reemplazados por la nueva tecnología.

La fundamentación que ha redactado para la ocasión, parte de la frase del escritor tunero Leoarmis Ojeda, y expresa: “Al final nos quedamos solos, con la piel más extensa que el cuerpo y el alma más estrecha que los huesos».

 Teniendo en cuenta que gran parte de la población cubana se encuentra envejecida, Villalobo manifiesta, que resulta inevitable descansar el pensamiento sobre este grupo etario.

La muestra propone temas viscerales como el abandono familiar y social apoyándose en el tratamiento de los colores, y la composición meticulosa de los elementos del entorno. Revela imágenes sombrías que versan sobre una agudeza no ajustada a los cánones establecidos.

Las arrugas del cuerpo, la mirada ausente, el deterioro físico y mental, y la evidencia que deja el maltrato de una sociedad para con esas personas, se convierten en realidades que saltan a la vista.

El descanso de los vivos constituye un proyecto de exposición fotográfica e instalativa que cuenta con trescientas cincuenta fotografías, cuyas dimensiones están entre los medianos y pequeños formatos.