Música para Cimarrón

Música para Cimarrón

Etiquetas: 
Escritores, Miguel Barnet, UNEAC, Ana Cairo, novela testimonio
  • Miguel Barnet, autor de la novela Biografía de un cimarrón.
    Miguel Barnet, autor de la novela Biografía de un cimarrón.

El álbum 50 años de Cima­rrón, publicado por la casa disquera EGREM, fue presentado ayer en el Pabellón Cuba para celebrar las cinco décadas de Biografía de un Cima­rrón, obra cimera del escritor y etnólogo Miguel Barnet.

Al valorar la significación de la novela, la profesora y ensayista Ana Cairo la calificó como una obra pa­radigmática de la literatura insular que encierra la tradición de rebeldía del pueblo cubano. Indicó además que uno de los mejores ejemplos de su trascendencia es que sigue provocando el diálogo a los 50 años de su publicación.

Ana Cairo, que compartió la presentación con el investigador y ensayista Jesús Guanche y el periodista Pedro de la Hoz, agregó que los jóvenes tienen en esta novela una obra maestra para entender especialmente las coordenadas históricas del pa­sado y el presente, concluyó.

El escritor Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Ar­­tistas de Cuba (UNEAC), indicó que esa obra nació de una gran curiosidad y fue realizada sobre todo con el co­ra­zón, el compromiso con la investigación y una marcada visión poética.

Al presentar el disco, De la Hoz, vi­cepresidente de la UNEAC, destacó su elaborada concepción y señaló que este álbum acerca al pú­blico un testimonio de gran valía que tiene mucho que decir en estos tiempos.

El fonograma, bajo la producción de Jorge Rodríguez y con idea original de Ana Llerena, comprende pasajes del libro leídos por su autor,  acompañados de fragmentos de la obra Can­tos yoruba de Cuba, del compositor Héctor Angulo, interpretada por el gui­tarrista boliviano Pirai Vaca.

A la presentación, realizada en el espacio Dialogar Dialogar conducido por el historiador Elier Ramírez, asistieron Abel Prieto, asesor del Pre­si­dente de los Consejos de Estado y de Ministros; Fernando Rojas, viceministro de Cultura, y Mario Esca­lona Se­rrano, director general de la EGREM.

Tomado de Granma