Nade: un mundo pos-apocalíptico

26 Feria Internacional del Libro de La Habana

Nade: un mundo pos-apocalíptico

Etiquetas: 
Escritores, sala Villena, premio David, Ediciones UNIÓN
  • Diseño de cubierta, por Ediciones UNIÓN.
    Diseño de cubierta, por Ediciones UNIÓN.

Nade en esta Feria del Libro

Nade, de la laureada escritora Malena Salazar, es el título de la novela que, publicada por Ediciones UNIÓN, obtuvo el Premio David de la UNEAC, y fue presentada por el narrador José Miguel Sánchez Gómez, Yoss, en la sala Martínez Villena de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), subsede de la vigésimo sexta Feria Internacional del Libro de La Habana.

La autora es egresada del Taller de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso; mientras algunas de sus obras han sido incluidas en antologías y revistas cubanas. Ha recibido los siguientes reconocimientos: Mención en el concurso de novela corta HYDRA 2015, en la categoría ciencia ficción, y el Premio de Cuento de Ciencia Ficción Juventud Técnica 2016.

La motivación fundamental para escribir esa novela fue experimentar el placer de crear en un género donde ella se mueve como «pez en el agua».

Nade muestra un mundo pos-apocalíptico, como consecuencia de un cataclismo natural que no solo cambió el eje de la Tierra, sino también su estructura geográfica y geológica, para formar dos grandes continentes: Terra Este, desértico, duro y extremo, donde prevalecen las grandes corporaciones y existen cinco místicas figuras conocidas como dioses-bestias; seres humanos con cabeza animal —que evocan las creencias religiosas de los antiguos egipcios— y con poderes más allá de la comprensión del homo sapiens. Y el Continente de Terra Oeste, selvático y húmedo, controlado —al igual que Terra Este— por grandes corporaciones.

La trama se desarrolla en Terra Este, donde con la explosión de un complejo científico de importancia capital, se desencadenan eventos que pueden cambiar la evolución del nuevo mundo, y por ende, amenazan con desestabilizar a quienes controlan dicho continente.

En las páginas de esa obra, valorada como de aprendizaje, Malena le explica al lector —con el uso de un lenguaje sencillo y directo, alejado años luz del barroquismo lingüístico utilizado por muchos escritores que cultivan el género— cómo pueden distorsionarse los conceptos del honor, el código ético-moral, la autonomía, la búsqueda del crecimiento personal, humano y espiritual, el poder de las corporaciones; y por otra parte, qué ocurre cuando, en una formación socioeconómica determinada, el conocimiento se convierte en algo estrictamente privado, al que solo muy pocas personas tienen acceso.

La narradora habanera deviene uno de los pinos nuevos de las letras cubanas, y al propio tiempo, proyecta una carrera artístico-profesional estrechamente vinculada con los géneros de literatura fantástica y ciencia ficción; campos en los cuales ya recoge unas productiva cosecha.

Si usted, estimado lector, ama la literatura fantástica y la ciencia ficción le recomendamos que no deje de incursionar en el mundo imaginario que Nade recrea desde una óptica estético-artística por excelencia. ¡Estamos seguros de que no se arrepentirá!