Odiarás a tu prójimo: acabar con los errores y no con los hombres

Odiarás a tu prójimo: acabar con los errores y no con los hombres

Etiquetas: 
Escritores, Reynaldo Duret Sotomayor, Editorial Extramuros Odiarás a tu prójimo, cárceles
  • El libro aborda la realidad de las prisiones y los motivos humanos detrás de las crudezas. Fotos del autor.
    El libro aborda la realidad de las prisiones y los motivos humanos detrás de las crudezas. Fotos del autor.
  • El libro aborda la realidad de las prisiones y los motivos humanos detrás de las crudezas. Fotos del autor.
    El libro aborda la realidad de las prisiones y los motivos humanos detrás de las crudezas. Fotos del autor.
  • El libro aborda la realidad de las prisiones y los motivos humanos detrás de las crudezas. Fotos del autor.
    El libro aborda la realidad de las prisiones y los motivos humanos detrás de las crudezas. Fotos del autor.

Tratar aspectos sociales escabrosos desde la literatura, como puede ser la realidad de las prisiones y los motivos humanos detrás de sus crudezas, siempre ha sido complejo si se quiere hacer de forma transparente y sin rodeos. Tal complejidad se manifestó cuando fue presentado el título Odiarás a tu prójimo.

Al realizar la presentación, el popular actor cubano Antonio Arroyo se refirió al relato como "rotundo y abrumador, de ritmo vertiginoso", donde conviven la violencia extrema, la sodomía, la mutilación del propio cuerpo, las intrigas y otros males de las prisiones, en definitiva: “personajes límites en situaciones límites”. Sin embargo, destacó el valor y la honradez de la Editorial Extramuros por tratar el tema carcelario sin tapujos ni censuras, en un relato estructurado como libro de cuentos  —aunque se le antoja más como una novela corta, debido al hilo conductor que enlaza los relatos— el cual por el asunto que aborda, calificó como “único y necesario”.

La editora del libro, Dulce María Sotolongo, resalta en el prólogo la difícil tarea de llevar al lector por las zonas más escabrosas del mundo de la prisión, tal vez uno de los mayores sufrimientos del ser humano al condenarle a “habitar un infierno terrenal donde cohabitan todos los males” y donde la ruptura de sentimientos hace que “los mecanismos de defensa puedan tornarse insospechados". Lo valoró como un libro en el que “sus personajes se desbordan de sí para buscar acciones que le propicien seguridad y satisfacción dentro de un escenario incompatible y redundante”, en un mundo dantesco sólo superado por la propia realidad.

Al hablar durante el encuentro, destacó que esta entrega se suma a la voluntad de la Editorial Extramuros de abordar temas necesarios que, independientemente cuenten con personajes negativos, resulten de una enseñanza positiva para la sociedad ante la violencia y la marginalidad. Sobre todo con la preocupación de las familias ante la educación de los más jóvenes —en estos tiempos y en los barrios menos favorecidos— porque, aunque es una obra de ficción, pone el dedo en una llaga muy difícil, que alerta sobre la violencia y la corrupción.

Recalcó que más allá de los programas de reeducación existentes en las cárceles cubanas y los buenos resultados en muchos casos para la población penal, en la cárcel es "donde se reúne lo peor de la sociedad” y es importante hablar de estos temas abiertamente, ahí donde más hace falta llamar la atención a jóvenes y adultos para combatir males sociales.

Al tomar la palabra el autor explicó que este, su cuarto libro publicado, lleva al lector a través de un proceso sicológico con el objetivo de llamar a la reflexión y al debate profundo sobre realidades poco agradables pero necesarias, para aprender de ellas y combatirlas. "Lo que me preocupa, y lo que siempre me ha gustado de lo que escribo, es que las personas se lleven un mensaje positivo... aunque lo que se esté narrando sea el Apocalipsis", sentenció.

Comentó que, ante los momentos difíciles que estamos viviendo, de incomprensiones y cambios, la escasez o la necesidad económica —aunque puedan ser incidencias—no deben ser motivos para renunciar a nuestros valores humanos o para generar violencia: "tiempos difíciles se han vivido en todas las épocas y debemos aprender de ellos para rescatar los valores que hemos aprendido". Y concluyó con una frase del Ché, pues confesó haberlo sensibilizado de forma definitiva para hacer el libro: "hay que acabar con los errores que cometen los hombres y no con los hombres que cometen errores, porque llegará el día en que nos quedaremos sin hombres"

Reynaldo Duret nació en Santiago de Cuba en 1958 y ha obtenido diversos premios nacionales y extranjeros, como el Premio de las Ediciones Territoriales de la 17 Feria del Libro de La Habana, el Farraluque 2008, el Karma Sensual de Italia en 2010, el Poemas sin Rostro de España 2011, entre otros.

Sus cuentos y poemas aparecen en antologías y revistas de Cuba y el exterior, ha publicado los libros Nunca te enamores de los días de lluvia (Ediciones Extramuros 2007), La noche de los miedos (Ediciones Santiago 2011) y Doña Rana quiere comprar la luna (Editora Abril 2014). Además, es el organizador y conductor de una socorrida peña que, bajo el nombre de A mi manera, atiende con canciones a personas de la tercera edad en la biblioteca de su comunidad en Marianao.