Otra mirada a La ruta de la rumba

Otra mirada a La ruta de la rumba

Etiquetas: 
Escritores, Timbalaye, UNEAC, rumba cubana
  • Gladys Collazo durante en su intervención.
    Gladys Collazo durante en su intervención.

Esfuerzos por aunar a todos los amantes de la rumba junto a las instituciones de la cultura es la premisa de La ruta de la rumba, según se demostró en el panel efectuado en la sala Villena de la UNEAC

Distinguir este género autóctono —declarado en 2012 Patrimonio Inmaterial de la nación, nacido en los barrios y puertos de La Habana y que por derecho propio constituye un símbolo de nuestra cultura e idiosincrasia criolla— es tarea y meta de Timbalaye, según comentó Ulises Mora, presidente del comité organizador del evento: “el patrimonio inmaterial es fundamental para el país, se distingue del turismo, un tanto folclorista; queremos hacer algo distinto al respecto (…); tratamos de encender una llama en cada lugar de Cuba y el mundo, para que esté presente la rumba a pesar de las carencias y dificultades”.

Los antecedentes de esta ruta se originaron a propósito de una gira realizada en el 2015 por el proyecto, en varias zonas del país con el objetivo de unir a practicantes y amantes de la rumba. Incluyó Guanabacoa, Pinar del Río, Matanzas, Cuba y Guantánamo.

Lograr el vínculo con las instituciones culturales, gestores administrativos de este empeño de ubicar a la rumba en el lugar que merece, es también tarea del Consejo Nacional de Patrimonio de Cuba. Gladys Collazo, actual presidenta de ese órgano dijo: “este año es muy importante saber qué dice la Unesco sobre la rumba (…); vamos hacer un gran esfuerzo para que La ruta de la rumba se edifique, queremos que las provincias se integren a todas las instituciones de cultura. A veces, hay problemas organizativos pero ahí están los portadores que tienen potencial, a nosotros nos corresponde organizarlos”.

Valoró de positivo y alentador el trabajo de Timbalaye, sobre el cual afirmó: “ha fusionado a muchos de los que estaban dispersos, se han integrado a este proyecto que es Cuba”.

En el intenso debate sobre este género que concluyó el encuentro, la promotora e intérprete cienfueguera Amanta Aguilera, intervino sobre el accionar de la rumba en Cienfuegos, distinguida por el consenso entre practicantes, población y organizaciones de masas, así como instituciones culturales: “se revitalizó la rumba y se integraron todas las artes”.