Otro movimiento de poesía

Otro movimiento de poesía

Etiquetas: 
Escritores, Alex Pausides, poesía cubana
  • Las palabras de presentación estuvieron a cargo de Alex Pausides, presidente de la asociación. Foto: Héctor Navarro.
    Las palabras de presentación estuvieron a cargo de Alex Pausides, presidente de la asociación. Foto: Héctor Navarro.
  • La sala Villena de la UNEAC acogió el encuentro Poesía en movimiento. Foto: Héctor Navarro.
    La sala Villena de la UNEAC acogió el encuentro Poesía en movimiento. Foto: Héctor Navarro.

Los terceros viernes de cada mes, la Asociación de Escritores de la UNEAC se las arregla para echar mano de lo mejor de su lírica. Aun cuando fuimos pocos este 11 de marzo en una sala tan histórica como la Villena, se respiró intensidad, armonía, sinceridad, amor.

El espacio Poesía en movimiento invitó en esta ocasión a dos creadores que a fuerza de talento ya se encuentran en el mapa literario de la Isla: Teresa Fornaris y Edel Morales.

En las palabras de presentación, Alex Pausides, presidente de la asociación y coordinador de la peña, aseguró un encuentro de lujo con los textos de estos “dos escritores de calidad en su propuesta” y resumió el trabajo profesional de ambos. De Teresa afirmó: “hace una poesía del lenguaje, de lo cotidiano… más cercano al habla”; mientras que de Edel quiso resaltar su interés desde la Internet y “el trabajo en silencio, sin estridencias” pero que poco a poco ha logrado un sitio en el panorama cubano.

Antes de leer sus poemas, Fornaris reveló algunas de sus clave para escribir. Habló de la teoría de la recepción y el papel fundamental del espectador, del oyente, del que escucha, “pues son ustedes donde se va a ejecutar realmente el poema”, son quienes cierran el ciclo de la escritura. Así disfrutamos de títulos pertenecientes a diferentes momentos de la creación como “Otra vez te tocan las palabras”, “Palabra circular”, “Continuidad”, “Otra enigmática sonrisa”, “El coronel y yo”…

Morales regaló por su parte “La libertad infinita”, “Viendo los carros pasar hacia Occidente”, “El juego de la memoria”, un excelente texto en décima, “Cúbrete”, “El largo jueves”, “Con cierta elegancia” y otros muchos que resaltaron la depurada lírica que sale de su pluma, su estilo inconfundible de captar escenas cotidianas y hacerlas poesía.