Otros Poemas de Novás

Otros Poemas de Novás

Etiquetas: 
Escritores, poesía cubana, Ediciones UNIÓN
  • Raúl Hernández Novás, merecedor en 1985 del Premio UNEAC de poesía.
    Raúl Hernández Novás, merecedor en 1985 del Premio UNEAC de poesía.

Raúl Hernández Novás (La Habana, 1948-1993) es por su obra un pilar cimero de la poesía cubana. Sus libros Da Capo (1982), Animal Civil (1987) y Atlas Salta (1995), por solo citar algunos, demuestran una marcada confluencia y evolución, así como una vasta fortaleza lírica, que en cuanto a imágenes y temas, siempre fue asediada por el silencio o la desesperación.

Hernández Novás fue, como Ángel Escobar, un poeta difícil de clasificación, de lengua tremendamente trabajada, en cuya obra tienen cabida diversas influencias filosóficas y conceptuales. Esto es apreciable en la mayoría de los textos inéditos y publicados en revistas que aparecen en esta coedición que el fondo editorial de Casa de las Américas y Ediciones UNIÓN nos presentan ahora bajo el título Otros poemas. Textos inéditos y publicados en revistas (La Habana, 2015). Compilación semejante, complementa la bella edición de su Poesía que apareció en 2007 por Casa de Las Américas.

En estos Otros poemas, que eran hasta ahora bastante inaccesibles, presentados en orden cronológico, y con una esclarecedora nota introductoria del ensayista Jorge Luis Arcos, y un aparato referencial muy generoso, el lector tendrá la oportunidad de enfrentarse a la obra poética de Novás como una profunda y vasta conciencia en desarrollo que, a pesar de conflictos interiores propios del artista, demuestran siempre un lirismo y una sensibilidad auténticos:

Que puedo yo decirte
Ahora tú eres el aire
que respiramos y que nos alienta.
Ahora tú eres a un tiempo viento y bandera
eres impulso que viene de la idea,
y eres la idea (…)

Eres camino y fuente, y eres horizonte,
siempre inabarcable, hecho
para luz de los ojos y el esfuerzo de andar (…)

En Hernández Novás, desde sus primeros textos publicados, fue tomando forma un conocimiento profundo de la condición humana, reflejado desde una óptica personal y hasta cierto punto poco habitual en cuanto a forma expresiva, conocimiento cuyos valores formales exceden la siempre estéril pugna entre generaciones.

Con la melancolía propia de quien sueña un mundo mejor que sabe imposible, atormentado por conflictos internos propio de visionarios y soñadores, la obra de Novás es la de un enorme poeta que estuvo a la altura de los tiempos desgraciados que le tocaron vivir. De ello supo extraer con mirada aguda los temas literarios que fueron también su manera de vivir; en el envés raído de estos poemas quizás encontremos los escombros de ese hombre que quizás haya agonizado en silencio sus mayores frustraciones.

Pero en todo mundo las cosas vivirán su predicho
tiempo, y sólo el viajero podrá en sus manos
repasar las cadenas del tiempo. ¡Si también pudiéramos
herir tu talón y derribarte! Tu cuchilla,
un músculo más de nuestra enorme fábrica!
(…)

Oye la voz de Darwin. Él es ese fruto desprendido
como un triste antropoide de la rama.
(…)

En suma, con esta antología se hace profundo homenaje para un escritor que vivió intensamente el oficio de luz y tinieblas, que es para un verdadero poeta, la escritura.