Palabra de escribidor

Palabra de escribidor

Etiquetas: 
Escritores, Ciro Bianchi Ross, Sábado del Libro
  • Durante la presentación del libro el pasado Sábado del Libro.
    Durante la presentación del libro el pasado Sábado del Libro.

Palabras de escribidor, del escritor y periodista literario Ciro Bianchi Ross, Premio Nacional de Periodismo José Antonio Fernández de Castro, es el título que, publicado por Ediciones Extramuros, fuera presentado en el tradicional Sábado del Libro, cuya sede es la Calle de Madera, en el Centro Histórico de La Habana.

Dicho volumen, caracterizado —básicamente— por los valores éticos, históricos, patrióticos, estético-artísticos, humanos y espirituales, que el lector podrá encontrar en las páginas de esta obra, así como por el lenguaje claro y directo que el también columnista del diario Juventud Rebelde utiliza para comunicarse con sus fieles admiradores, recoge semblanzas de cubanos de los dos sexos, quienes —a lo largo del tiempo y el espacio— han dejado huellas indelebles en la vida política y social de la nación cubana. Entre ellos, podríamos citar a José Martí, Máximo Gómez, Mariana Grajales, don Fernando Ortiz, Rita Montaner (La Única) e Ignacio Villa (Bola de Nieve).

«Como ya resulta habitual en la amplia obra de Bianchi Ross –explican los editores de esa joya de la literatura cubana contemporánea— la [aguda y] sagaz mirada del [profesional de la prensa] penetra en misterios, vida, milagros, venturas y desventuras de guerreros, artistas y científicos y […] los revela nítidos y palpables, en sus disímiles facetas, sobre el común denominador de la cubanía»

Ese texto evoca, por ejemplo, a Manuel Márquez Sterling, el presidente que solo ocupó durante seis horas la primera magistratura del país, y que fue también un excelente periodista. Desde su cargo de embajador de la mayor isla de las Antillas en Washington, batalló incansablemente por abolir el bochornoso apéndice constitucional conocido como Enmienda Platt.

En Palabras del escribidor, que mucho satisface intelectual y espiritualmente al también miembro distinguido de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), vio la luz por iniciativa de la editorial capitalina que lo llevó a la letra impresa. Por otra parte, incluye una serie de trabajos acerca de personalidades cubanas, tanto positivas como negativas, que han despertado el interés de Bianchi Ross, y que ahora llegan enriquecidas con las ilustraciones del artista Evelio Toledo Quesada.

Entre anécdotas y remembranzas, mi colega y amigo se refería a algunos de esos hombres y mujeres que han focalizado su atención a lo largo del tiempo, y que son diseccionados con afilado bisturí quirúrgico en ese libro que, sin discusión alguna, deviene un testimonio fehaciente del discurrir socio-histórico, cultural y político de la ínsula caribeña.

El autor recuerda con agrado la relación afectivo-espiritual que estableciera con el caricaturista Juan David, quien cuando él era un bisoño periodista, de apenas 25 años de edad, lo acompañaba a realizar las entrevistas que luego aparecerían, junto a las caricaturas del talentoso maestro de las artes plásticas, en la sección «Cara a cara», de la revista Cuba.

Una de las pocas frustraciones de este escribidor fue no haber podido conocer personalmente a don Fernando Ortiz, decano de las ciencias antropológicas en Cuba y en Iberoamérica, no obstante el hecho de que se estacionaba por las mañanas frente a la residencia del multifacético intelectual, en la librería de L y 27, en El Vedado, para tratar «de verlo aunque fuera por la ventana del baño».

Otro de los textos en que se estructura Palabra de escribidor están estrechamente relacionados con la cubanía reyoya del compositor Ignacio Cervantes, con la muerte en combate del mayor general Antonio Maceo y Grajales, con el sabio naturalista, don Carlos de la Torre y Huerta, con la vida amoroso-sentimental del ilustre fundador del periódico Patria y con la herencia legada por el pianista Ignacio Villa (Bola de Nieve) a la cultura musical de nuestro archipiélago y fuera de nuestras fronteras geográficas..

Escritor, periodista literario e investigador, Bianchi Ross es el creador de una extensa bibliografía: Las palabras de otro, Un hombre en la noticia, Así como lo cuento, Oficio de intruso, Contar a Cuba, Contar a Cuba. Una historia diferente, Memoria oculta de La Habana y Vida de café

Ciro Bianchi Ross es —como calificaba Alejo Carpentier a los verdaderos periodistas— «un auténtico cronista de su tiempo».