Paseo del San Juan Camagüeyano entre coloridos y carencia de organización

Paseo del San Juan Camagüeyano entre coloridos y carencia de organización

  • En la edición de 2019 intervienen seis carrozas, tres comparsas, y cinco congas. Foto del autor
    En la edición de 2019 intervienen seis carrozas, tres comparsas, y cinco congas. Foto del autor

El Paseo de comparsas, congas, carrozas, charangas, monos viejos y muñecotes es el principal atractivo del San Juan Camagüeyano, unas de las fiestas más añejas de Cuba, con más de tres siglos de existencia, aunque en la primera presentación careció de organización. 

Miles de personas se ubican a todo lo largo del recorrido de dos kilómetros para contemplar el gran espectáculo andante en el que intervienen además centenares de artistas cultivadores de la cultura tradicional. El San Juan,  trascurre del 24 al 29 de junio de cada año en la Ciudad de los Tinajones para enaltecer lo más genuino de la cultura en la región.

En la edición de 2019 intervienen seis carrozas, tres comparsas, y cinco congas, al igual que ensabanados, motocicletas, autos clásicos, patinadores y disfraces entre otras variedades. 

En esta edición de 2019, aunque  resaltó el colorido del vestuario de las bailarinas y los diferentes elencos, careció de organización y lucidez por falta de previsión. El Paseo comenzó más de dos doras después de lo previsto. El recorrido por las calles Avellaneda, José Martí e Independencia y hasta la Plaza de la Caridad a través de la avenida de la Victoria. 

El Paseo del San Juan Camagüeyano 2019 se desplazará por barrios de la capital provincial con distintas agrupaciones, congas y comparsas entre otros, con la excepción de las carrozas, entre las cuatro a las seis de la tarde.

El 30 de junio, a partir de las nueve ante meridiano está previsto el paseo infantil que tendrá como escenario el Casino Campestre, mayor parque urbano de Cuba, aunque el San Juan finaliza el 29 con el tradicional y ficticio entierro de San Pedro, una ceremonia de aparente tristeza y notable alegría. Tristeza porque finaliza el gran festejos y alegría por la añoranza de un nuevo año de diversiones en 2020.