¿Periodismo y Literatura o Periodismo vs Literatura? (Parte II)

La Gaceta de Cuba, 55 años

¿Periodismo y Literatura o Periodismo vs Literatura? (Parte II)

Etiquetas: 
Escritores, La Gaceta de Cuba, Aniversario, UNEAC, Nicolás Guillén, revista cubana, Norberto Codina
  • Invitación.
    Invitación.

¿Periodismo y Literatura o Periodismo vs Literatura? (Parte I)

En materia de contenidos y temas en La Gaceta de Cuba podrían abordarse a través de reportajes, asuntos como el proceso de edición de libros, quiénes desempeñan esta labor y su relación con otras profesiones, como el diseño gráfico, la fotografía y las artes visuales en general.

Otro de los vacíos temáticos de la revista apunta a la producción literaria, dígase la industria editorial en Cuba, que cuenta con todo un movimiento diverso a lo largo del país, cuyo trabajo sistemático ha sacado a no pocos autores de sus ámbitos municipales.

Entre los textos analizados no resalta ninguno referido a la promoción y selección de premios nacionales, más allá de los propios que convoca La Gaceta… en cuento, poesía y ensayo. En la revista se limitan a divulgar las obras de creación galardonadas, sin embargo no se publican artículos que refieran por ejemplo las cualidades de la obra ganadora en cuanto a la calidad de su discurso, que línea estética defiende, qué elementos nuevos aportan las obras de los autores noveles que se alzan con el premio o la beca de creación.

Contribuiría a complementar esta última parte el abordaje sobre otros certámenes literarios que suceden en el país como el Premio Nacional de Literatura, el de la Crítica, el de cuentos Julio Cortázar, el Alejo Carpentier, el Nicolás Guillén, y el que otorga Casa de las Américas, con carácter internacional. Siempre desde una crítica certera y profunda que le permita al lector sumergirse en el proceso del creador.

Un tema interesante y carente en La Gaceta… ha sido la relación de la literatura con las Nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Actualmente se publican libros electrónicos, aunque es un fenómeno muy limitado en Cuba aún, tiene una fuerte repercusión en el campo de la producción literaria. Debe someterse a análisis las ventajas y desventajas que provoca para la difusión del producto, su elaboración, o simplemente el paso del soporte tradicional –el libro– a uno completamente diferente cualitativa y cuantitativamente, que puede resultar o no más atractivo.

Cada uno de los textos fue redactado empleando técnicas de diferentes géneros de opinión. ―Cuando hablamos de géneros de opinión nos referimos a las distintas variantes del artículo periodístico.[1] Y entre las diferentes modalidades de artículos que propone el profesor Julio García Luis se encuentran el editorial, el comentario, el artículo general, la crítica literaria y de arte y la crónica.

Sin embargo, para esta investigación resultan insuficientes los seleccionados por García Luis, por ello se incluyen otros estudiados por Juan Gargurevich (2006), como son la entrevista, el testimonio, la columna, la reseña, el reportaje y el ensayo.

En cuando a géneros, el más usual en La Gaceta… es la reseña. También el ensayo se ve muy favorecido de forma similar al artículo, la entrevista, el comentario, el testimonio y la crónica.   

Es importante destacar que no se evidenció el empleo de reportajes, editoriales, perfiles, críticas y columnas. Si bien La Gaceta… no posee un documento oficial que proponga las líneas de su perfil editorial, entonces tampoco está comprendido el uso o no de determinados géneros en función de los objetivos de la publicación, por lo que resulta muy desacertado que la selección de los géneros quede exclusivamente a juicio de los colaboradores.

A juicio de Norberto Codina ―una de las cosas que diferencia a La Gaceta en esta etapa, y para ser justo del equipo que me precedió los dos años anteriores, es priorizar el Periodismo Cultural.

Aunque Leonardo Sarría, integrante del Consejo de Redacción de la revista y editor de la sección “Crítica” desde el 2005, afirma que ―La Gaceta… es una revista especializada en temas de cultura priorizando sobre todo la literatura, pero en general acoge manifestaciones como la danza, el cine, el audiovisual, el teatro… normalmente estas revistas especializadas no suelen entrar dentro de los medios tradicionales conocidos como del periodismo, es un periodismo cultural dirigido a un público específico o sea, no es para un hijo de vecino cualquiera.

Cada uno de los artículos estudiados está distribuido por las distintas secciones que habitualmente publica la revista en función de los intereses editoriales y del tema que abordan los mismos. El mayor cúmulo de estos se ubica en la sección de “Crítica”, que incluye todas las reseñas sobre libros, incluso comentarios no solo sobre literatura, sino sobre todas las artes en general (música, cine, artes plásticas). También en otras secciones se han publicado trabajos importantes, por ejemplo: ―100 años, Leitmotiv y Conversaciones al lado de Cinecittá. Pero gran parte de los textos se distribuyen a lo largo de todas las páginas del magazine, otra sección atesora gran cantidad de artículos es “Dossier”.

Aunque La Gaceta… no es una revista de creación, también se analizó, aunque en menor medida la publicación de poesía, cuentos y fragmentos de novelas en la revista. Es válido recordar que la inserción de estos textos dentro de las publicaciones especializadas contribuye a caracterizarlas, si bien no pueden ser catalogadas como Periodismo Cultural, este tipo de prensa los utiliza como insumos.

Particularmente en La Gaceta… que convoca a tres premios nacionales de cuento, poesía y ensayo (…) y porque publicamos por lo general narrativa y publicamos poesía, la presencia de la literatura es quizás más evidente, o no tan evidente como sistemática, es más sistemática que en el caso de las otras artes.

Hay poetas que se repiten en diferentes ediciones de la publicación debido a su participación en los concursos. Por ejemplo pueden haber obtenido mención en una ocasión y en otra el Premio o la Beca de Creación Prometeo, en el caso de la poesía, que solo se otorga a autores menores de 35 años.

Existe una relación directa entre los poetas más publicados y los colaboradores que envían a la revista sus textos periodísticos. Coinciden en este aspecto Antonio Armenteros, Jesús J. Barquet, Caridad Atencio, Sigfredo Ariel, Atilio Caballero y Efraín Rodríguez Santana.

En el caso de la publicación de cuentos ―a veces depende de factores tan pedestres como la cantidad de páginas, tenemos un cuento largo y un cuento corto, pero no siempre, también a veces podemos atender al tipo de cuento y al tipo de autor que estamos publicando, según Arturo Arango. Con estos sucede lo mismo que en la poesía, se repiten en dependencia de los premios y menciones relativos al Premio de Cuento y la Beca de Creación Onelio Jorge Cardoso.

La narrativa es la menos favorecida, pues generalmente se publican textos de los autores protagonistas de los Dossier, y porque es esta la forma más extensa de hacer literatura y la revista posee un espacio limitado, y asimismo ―lo más demandado digamos que es publicar cuentos y poemas, es algo que salvo excepciones está reservado a miembros de la UNEAC, por razones obvias- explica Arturo Arango.

Codina se refiere al papel desempeñado por los premios dentro de la publicación: Haber generado estos premios ha dado la posibilidad de abrir un diapasón muy amplio para los más jóvenes, para los que no son miembros de la UNEAC, para autores en general, al punto que se han dado casos de varios autores con cuentos significativos que hasta el momento de ser reconocidos por La Gaceta…, eran totalmente desconocidos, (…) eso es indiscutiblemente una minoría, pero lo que ha sido una gran mayoría es que autores en  su momento menores de 35 años, han sido en su mayoría premios y menciones en La Gaceta…, te digo en sus concursos de cuento y poesía, (…). Esa ha sido la voluntad de selección, en algún momento como tenemos mucho más material del que podemos publicar, nosotros excepcionalmente le pedimos textos a autores puntuales, lógico lo podemos hacer por ejemplo con alguno de nuestros premios nacionales o algunos autores que nos interesan porque hace años que no publican, por la calidad de su obra solicitarle una colaboración específica, pero normalmente nos otros tenemos un flujo de cuento y de poemas en la revista, hemos tratado también de no repetirnos, y en la misma medida que somos selectivos, y toda selección es cuestionada es prejuiciada, es tendenciosa, responde a gustos y a tendencias, nosotros también hemos tenido una regla de oro en nuestra eticidad, es que los creadores de poesía y cuento que hemos estado en la revista, no hemos publicado nuestra obra nunca en la revista, y yo creo que eso nos da la moral suficiente para seleccionar la presencia de los que van a estar en la revista.

La UNEAC se sustenta en una concepción revolucionaria de la cultura basada en la selectividad y exclusividad de quienes se asocian, comprende la cultura con una función emancipadora, cuyo basamento sea un pensamiento crítico, cuestionador, afirmativo, lo cual forma parte de la tradición de instituciones emblemáticas de la cultura cubana.  

Como parte de ese pensamiento cuestionador La Gaceta… ha publicado y alimentado polémicas y asuntos que otras publicaciones marginan u ocultan por razones de política editorial e incluso cultural de la nación, y en ese aspecto ha abierto espacios, principalmente a la literatura escrita por emigrantes cubanos e incluso por sus descendientes no nacidos en la Isla.

Muchas de esas polémicas se han librado en defensa de la cultura cubana, o de concepciones revolucionarias de la cultura.[2]

 En otras ocasiones se han publicado polémicas que pudiéramos clasificar de “internas”: sacan a la luz algunas de las numerosas contradicciones que existen en el interior de la cultura cubana —que a veces alcanzan otros ámbitos de nuestra realidad— en cuyo caso no siempre es explícito el punto de vista que defendería la revista, porque también quienes hacemos La Gaceta podemos tener entre nosotros mismos, posiciones divergentes. Incluso hemos recibido y publicado textos con los que estamos unánimemente en desacuerdo (y hasta lamentamos en alguna oportunidad que un trabajo donde se nos ataca duramente fuera técnicamente impublicable): son ideas, tendencias, que llegan a nosotros porque están ya insertas en el tejido de la cultura cubana y desconocerlas no las hará desaparecer, por lo que nuestra opción es someterlas a debate, enfrentar esa razón otra con nuestra razón.[3]

Hay además un argumento adicional y no menos importante: La Gaceta es órgano de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, y aunque no de manera exclusiva, sí se debe principalmente a sus miembros. A todos sus miembros.[4]

Si para las polémicas nuestra palabra clave es respeto, para incluir la cultura de la emigración esa palabra pudiera ser responsabilidad. A quienes hacemos La Gaceta nos gusta repetir que, aunque la presencia en nuestra revista de nombres de artistas y escritores cubanos de la emigración data de mucho antes, quien nos proporcionó los argumentos más nítidos para hacerlo fue Ambrosio Fornet, en una entrevista publicada en el ya lejano 1992.[5]

En cada uno de estos casos se tiene en cuenta el contexto, la huella y el espíritu, según Arturo Arango, de la época y las circunstancias que acompañaron determinada posición, gesto, ruptura, incluso la excesiva o injustificada hostilidad con que se trató, desde Cuba, a algunas personalidades.

Digamos entonces que el objeto de trabajo de La Gaceta… es el conjunto de la cultura del país, pasada y presente. Esa cultura está sometida a modas, a tendencias. Algunas provienen del mismo desarrollo de determinada manifestación; otras se relacionan más con los cambios contextuales.[6]

Notas:


[1] (García, J. 1989:9)

[2] (Arango, A. 2013:121)

[3] (Arango, A. 2013:122)

[4] (Arango, A. 2013:122)

[5] (Arango, A. 2013:123)

[6] (Arango, A. 2013:124)

Arango, Arturo (2002): Segundas reincidencias. (Escribir en Cuba ayer). Editorial Capiro, Santa Clara, p.140

Beigel, Fernanda (2003): Las revistas culturales como documentos de la Historia Latinoamericana, en Utopía y Praxis Latinoamericana, número 20, volumen 8, enero-marzo, Universidad del Zulia, Maracaibo, pp. 105-115.

Carpentier, Alejo (2004): El periodista: un cronista de su tiempo. Editorial Letras Cubanas, La Habana, p. 22

Codina, Norberto (2010): Caligrafía rápida. Editorial José Martí, La Habana.

García Luis, Julio (2001): Géneros de opinión. Editorial Pablo de la Torriente, La Habana, 2001.

Lotman, Juri M. (1979): Semiótica de la cultura. Ediciones Cátedra, Barcelona.

Pérez de Eulate Vargas, Margarita (1999): Las páginas culturales de los diarios como puente de comunicación con el lector. En: Revista Latina de Comunicación Social, número 15, de marzo de 1999, La Laguna (Tenerife). Disponible en URL: http://www.ull.es/publicaciones/latina/a1999c/118eulate.htm. Consultado en octubre de 2006.

Rivera, Jorge B. (1995): El periodismo cultural. Paidós, Estudios de Comunicación. Buenos Aires.

Salas González, Daniel (2007): La Gaceta de Cuba: a la cultura ida y vuelta. (La revista dentro del Sistema de Comunicación Institucional). Universidad de La Habana. Tesis de Licenciatura. Curso 2006-2007.

Entrevista a Norberto Codina. Director de La Gaceta de Cuba. (22 de enero de 2013). Realizada por la autora para esta investigación.

Entrevista a Arturo Arango. Jefe de Redacción de La Gaceta de Cuba. (23 de enero de 2013). Realizada por la autora para esta investigación.

Entrevista a Maylín Machado. Correctora de La Gaceta de Cuba. (23 de enero de 2013). Realizada por la autora para esta investigación.

Entrevista a Leonardo Sarría. Jefe de la sección Crítica. (24 de enero de 2013). Realizada por la autora para esta investigación.

Entrevista a Jaime Sarusky. Ex jefe de redacción de La Gaceta de Cuba. (24 de enero de 2013). Realizada por la autora para esta investigación.

Por: Natacha Reyes Escobar