Poemas capitales

Poemas capitales

Etiquetas: 
: Plásticos, exposición
  • Invitación a la muestra. Foto tomada de Radio Habana Cuba
    Invitación a la muestra. Foto tomada de Radio Habana Cuba

Poemas capitales, del artista de la plástica Jesús Lara Sotelo, es el título de la exposición personal que se exhibe en el Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño, en La Habana Vieja, y presentara el crítico y ensayista Alberto Garrandés, quien —en su puntual intervención— destacó no solo los valores éticos e ideo-estético en que se estructura esta muestra pictórica, sino también exhortó al auditorio a explorar el pensamiento filosófico-antropogénico del también poeta, narrador, pensador, artista del lente y realizador audiovisual.

Según el ilustre intelectual habanero, “si tuviera que definir lo que esta exposición [representa], lo que este espacio de creación y afluencias constituye, diría que […] el espíritu de Lara Sotelo revela sus continuas metamorfosis. ¿Acaso no sucede así en un creador que vive en las bisagras, en las coyunturas, en los hyphens? Pero cuidado: es un hombre de mirada plural, capaz de separarse de muchísimos cánones gracias a una densa lluvia de estímulos culturales, de disolver fronteras, y de contaminar unas obras con el aliento de otras —el tejido de Lara Sotelo, el rizoma de su poética—, para no hablar de sus textos poemáticos, que, al mostrarse en tanto instalaciones, refundan un orbe presto a los intercambios personales […] de singular movilidad”.

En otra parte de su exposición, Garrandés señaló: “para el arte cubano, este acontecimiento alcanza hoy su “masa crítica” gracias a la maleabilidad de dicho tejido —un [creador] explosivo, porque es asombrosamente desautomatizador—, y propone una mirada [abarcadora], pero desde dentro. Lara Sotelo, ya lo sabemos, es el experimentador del paisaje, el fotógrafo incisivo, el pintor que no reconoce límites en el lienzo (pues los traspasa hacia lo performativo), el ceramista que intenta incrustar las grafías de la sensualidad en un relato absorto, el narrador videográfico que insiste en el valor de la mirada como confidencia y denuncia ética”.

No obstante, habría que insistir en el hecho de que lo sugerido aquí “[…] es puro lenguaje invisible [solo inteligible para los que saben ver con los ojos del alma]. Me refiero a un fenómeno inhabitual: Lara Sotelo, por citar tan solo algunos ejemplos, realiza paisajes mentales sobre el cuerpo, o paisajes físicos de una extraña nobleza natural, o fotografías en las que la ciudad se torna entrañable. Y siempre, de manera permanente, las palabras saltan. Es un artista que, de modo consciente o inconsciente [¿influencia del psicoanálisis ortodoxo?], todo lo pasa por los rodillos del lenguaje, y aunque las palabras no se [verbalizan como en un poema o relato corto, vale], decir que perviven con una tenacidad [que debemos agradecer con todas las fuerzas de nuestro ser]”.

Por último, Alberto Garrandés precisó: “Lara Sotelo es un yo para los demás. O incorpora a los otros en un yo suyo y de los demás. Pero, sin vanidad [alguna], se dice a sí mismo las palabras del célebre William Blake, el poeta-visionario-pintor del Romanticismo (y de todas las épocas), que veía, cada mañana, ángeles colgados en los árboles del camino, y susurraba: Tengo que crear mi propio sistema, o ser esclavo del sistema de otro. El problema del yo reside en su imposibilidad de ser transferido, a no ser que se trate del yo de un artista que se hace a sí mismo en el prójimo [y se multiplica con fiereza]. Crear, primero, un mundo propio dominado por interrogaciones que poseen, a la larga, un origen ético, y a continuación, insistir en que allí hay una mirada capaz de apelar a nuestra sensibilidad. Esa mirada es la de un régimen de enjuiciamientos incesantes acerca del mundo. Por eso todo es lenguaje, expresión, y necesidad de expresar. Y también por eso Lara Sotelo advirtió siempre, desde sus inicios en el arte, que una escritura totalizadora, exhaustiva, ecuménica, estaba ahí como principio y destino. He aquí esa escritura [en el que va implícito un mensaje ético-humanista): con sus meandros, sus densidades y relieves, sus modulaciones y sonidos”.

Los amantes del arte de los pinceles están especialmente invitados a visitar la exposición Poemas capitales hasta el 5 de octubre próximo, para que puedan llegar a sus propias conclusiones acerca del prolífico quehacer pictórico del artista Jesús Lara Sotelo.