Premio Casa: sesenta años después

Premio Casa: sesenta años después

Etiquetas: 
: Escritores, Premio Casa de las Américas, Casa de las Américas, Roberto Fernández Retamar
  • El Premio Literario Casa llega a sus sesenta ediciones, seis décadas de igual intención: promocionar lo mejor que ocurre desde las letras en la región. Foto tomada del Portal del Ministerio de Cultura
    El Premio Literario Casa llega a sus sesenta ediciones, seis décadas de igual intención: promocionar lo mejor que ocurre desde las letras en la región. Foto tomada del Portal del Ministerio de Cultura

El Premio Literario Casa llega a sus sesenta ediciones, seis décadas de igual intención: promocionar lo mejor que ocurre desde las letras en la región, pero de modo diferente. Y eso lo logra gracias las molduras diversas que ha tenido en ese período, atemperándose a los tiempos que corre.

Coincidentemente, la Casa de las Américas —fundada el 28 de abril de 1959—, institución que lo auspicia y devenida la casa de todos los latinos, está cumpliendo también seis décadas de ardua labor de reafirmación cultural. Lanzaba el 13 de octubre de ese año su primera convocatoria, en aquel entonces con el nombre de Concurso Literario Hispanoamericano. Las bases fueron redactadas por Alejo Carpentier.

De los cinco géneros convocados en su edición prístina y que seccionaría a partirdel 19 de enero de 1960,hoy se acercan a las quince modalidades surgidas al calor de las exigencias del proceso social cambiante de la zona y la pluralidad de voces que de ella emana.

En sus primeros años, marcados por la influencia del triunfo revolucionario cubano en toda Latinoamérica, a la vez que resistencia a este, si bien existían escritores consagrados que de alguna manera registraban una literatura con cierto acercamiento a la región, predominaban los clásicos europeos y norteamericanos como modelo.

Es con el Premio Casa que, del Bravo a la Patagonia, va naciendo una escritura que obedece al contexto social latino y sus grandes complejidades; surge así la literatura de la violencia, el testimonio, la del Caribe Anglófono y francófono, importantes movimientos como el boom y el post-boom, entre otros.

Ese atemperado proceder ha permitido mostrar la riqueza multiétnica y lingüística de la zona, además de visibilizar otros segmentos importantes y preteridos de la sociedad, gracias a programas desarrollados por la Casa como son el de Estudios de la mujer, de las culturas originarias, el de los latinos en Estados Unidos y Afroamérica.

Nombres imprescindibles de las letras latinas y universales de alguna manera han sido fruto del lauro: Roque Dalton, Ricardo Piglia, Eduardo Galeano, Alfredo Brito, Antonio Skármeta, Kamau Brathwaite; el más premiado, 1976, 1986, 1998 y 2011; entre otros, componen el listado.

Contradictoriamente, como en otro cualquier concurso sobre la faz de la tierra, algunos títulos no han obtenido el ramillete de laurel, sin embargo, se han convertido en “best-seller”, tal es el caso de Las venas abiertas de América Latina (1971), de Eduardo Galeano, uno de los más exitosos en la zona y que obtuviera mención.

Así y todo, el Premio Casa es hoy cantera y fragua de una Latinoamérica con voz, legítima alejada cada vez más literariamente del control hegemónico de los grandes circuitos de producción literaria.

Para el año en curso, el premio convocó en los géneros novela, poesía, ensayo histórico-social, literatura brasileña y para niños y jóvenes, además del premio de estudios sobre latinos en los Estados Unidos y se celebrará desde hoy y hasta el 31 de enero.

De los jurados, el de novela se compone de los escritores: el mexicano Adrián Curiel, Víctor Goldgel (Argentina), la chilena Lina Meruane, Anne Marie Metaillie (Francia) y el cubano Eduardo del Llano.

Aurea María Sotomayor (Puerto Rico), Raúl Vallejo (Ecuador) y la cubana Soleida Ríos, integran el de poesía. En las filas del jurado de ensayo histórico-social se encuentran Néstor Francia (Venezuela), Elissa L. Lister (República Dominicana) y el cubano Raúl Garcés.

En literatura brasilera, impartirán justicia los brasileros Isis Barra, Luisa Geisler y José Luis Passos, mientras que en Literatura para niños y jóvenes lo harán la argentina Elena Dreser, el cubano-estadounidense Mario Picayo y la cubana Olga Marta Pérez.

El lauro de estudios sobre Latinos en los Estados Unidos, será enjuiciado por Frances Aparicio (Puerto Rico), José Manuel Valenzuela (México) y Rubén Rumbaut (Cuba-EE.UU.)

Es válido destacar la pluralidad de estilos y voces en la composición de los jurados que ha logrado el evento, de manera que contrasten los puntos de vistas a la hora de las decisiones y no prime la parcialidad y el análisis profundo, aunque, las subjetividades pesen como espada de Damocles.  

Según el escritor Jorge Fornet, director del Centro de Investigaciones Literarias de la Casa y codirector de la revista homónima, hasta el momento de publicación de este trabajo, se habían recibido en total 584 trabajos, de ellos 167 novelas, 224 en poesía, ensayo con 28, literatura brasileña 45, estudios sobre latinos en EE.UU. con 19 y literatura para niños y jóvenes con 101 textos.

El programa, amplio y diverso, incluye presentaciones de libro, conferencias, paneles, lecturas, proyección de películas relacionadas con los premios, exposiciones y conciertos.

Como siempre, la sección inaugural presentará el jurado a las 11:00 am en la sala Che Guevara. Las palabras iniciales correrán a cargo del poeta y ensayista Roberto Fernández Retamar, presidente de la Casa. El jurado se retirará a la ciudad de Cienfuegos para deliberar. En esa misma provincia, el 26, 11:00 am, se realizará en la librería Dionisio San Ramón la primera presentación de los títulos ganadores del año anterior.

El lunes 28 se harán lecturas y paneles en la sala Manuel Galich. Luego a las 6:00 pm se inaugurará una importante muestra cien piezas de arte popular del Perú, perteneciente a los fondos de la Casa y donados por las hermanas y coleccionistas peruanas Alicia y Celia Bustamante. El resto de las jornadas tendrá un programa parecido.

Un ciclo importante de películas, vinculado con textos premiados y programado por la Cinemateca de Cuba, estará proyectándose en el cine 23 y 12, de la capital, entre los días del evento.