Presentan campaña del Festival de Cine de La Habana 2018

Presentan campaña del Festival de Cine de La Habana 2018

  • Cartel del evento. Imagen Cortesía de los organizadores
    Cartel del evento. Imagen Cortesía de los organizadores

La campaña publicitaria, por los 40 años de fundación, que acompañará al oficialmente nombrado Festival de Cine de La Habana, fue lanzada en conferencia de prensa, celebrada el viernes 8 de septiembre en la Casa del Festival.

Un colectivo de prestigiosos diseñadores participaron en el proceso de creación de esta campaña y diversos son los soportes de reproducción, entre ellos, spots, pulloveres, jabas, banderolas, agendas, bolígrafos, etc.

En de 20/20 a los 40, —máxima visión humana y suma de ambas cifras que dan los años de fundado de lo que fue el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, ahora con nueva nominación—, la visualidad alude a un par de espejuelos que son quebrados como una papeleta de entrada porque, ciertamente, al festival no le hacen falta. Con esto se quiere destacar la buena salud y madurez de esta reunión anual que agrupa en torno a la pantalla grande a miles de cientos de cinéfilos. Remonta también a la existencia de una cita renovada.

Una cosa es cierta y así lo reconocen los organizadores, ya no se cuenta con la cantidad de salas de proyección que convocaba a una población, nacional e internacional. Otro tanto significativo en la disminución de asistencia de espectadores es el desarrollo de las tecnologías de reproducción, cada vez más personales, lo que limita el arribo al cinematógrafo.

En sintonía con esta tecnología, los cines necesitan también de adecuación de los nuevos formatos. Poco a poco el circuito de 23 ha ido asumiendo esta avanzada.

A muchos de los habituales de la cita le sorprenderá la nueva designación, no obstante, no hay que alarmarse. Según Ivan Giroud, el presidente del festival, en entrevista dada a Granma y Prensa Latina, este no cambia su esencia, en la cual el movimiento del séptimo arte de Latinoamérica encontró un espacio y una manera de decir desde su autenticidad, frente a los circuitos fílmicos hegemónicos.

Pero hay que ver “qué de nuevo está pasando, qué tendencia se está imponiendo y qué nuevo tema está haciendo esta cinematografía...Cada día hay más cine preocupado por los temas medioambientales, por los pueblos originarios siempre tan mal tratados desde las alturas, la diversidad sexual, la memoria, la identidad. El cine latinoamericano está tocando varios temas a la vez, de calidad”, dijo.

El Festival de La Habana, advierte Giroud, “sigue siendo un referente. Tiene un prestigio ganado con los años. Siempre ha estado abierto a las generaciones nuevas, no solo se ha quedado con los patriarcas del cine latinoamericano...no es un Festival que queda en la nostalgia, es un Festival que está vivo, que está todo el tiempo buscando, interrogándose, interrelacionándose”, concluyó.
Hasta la fecha se han presentado más de 1500 materiales fílmicos y 120 guiones. Se dedica al realizador Tomás Gutiérrez Alea, Titón,  y pretende reunir para esta significativa fecha a fundadores.

Entre las novedades de esta 40 edición, la Casa de las Américas será subsede del mismo con un coloquio sobre cine latinoamericano a efectuarse allí. Otra de las nuevas es que serán admitidas alrededor de más de 300 películas.