Presentan documental sobre Humberto Hernández

Presentan documental sobre Humberto Hernández

Etiquetas: 
cine, Radio y Televisión, Medios audiovisuales y radio, ICAIC, documental, Regino Oliver, UNEAC
  • Entre sus realizaciones más destacadas se encuentran La Bella de la Alhambra, Historias de Juan Quinquín y Roble de olor, verdaderas obras de arte.
    Entre sus realizaciones más destacadas se encuentran La Bella de la Alhambra, Historias de Juan Quinquín y Roble de olor, verdaderas obras de arte.
  • Entre sus realizaciones más destacadas se encuentran La Bella de la Alhambra, Historias de Juan Quinquín y Roble de olor, verdaderas obras de arte.
    Entre sus realizaciones más destacadas se encuentran La Bella de la Alhambra, Historias de Juan Quinquín y Roble de olor, verdaderas obras de arte.
  • Entre sus realizaciones más destacadas se encuentran La Bella de la Alhambra, Historias de Juan Quinquín y Roble de olor, verdaderas obras de arte.
    Entre sus realizaciones más destacadas se encuentran La Bella de la Alhambra, Historias de Juan Quinquín y Roble de olor, verdaderas obras de arte.

Una luz de inteligencia y amor es el más reciente documental del director Regino Oliver dedicado a la obra de total entrega que ha construido el productor del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), Humberto Hernández Rodríguez, en los más de 50 años de trabajo artístico.

Presentado en la tarde del 14 de diciembre en la sala Villena de la UNEAC, el realizador aseguró que con este material se propuso dos objetivos: “llamar la atención sobre la labor del productor cinematográfico en Cuba, tomando para ello el mejor ejemplo: la obra realizada por Humberto Hernández, premio Nacional de Cine 2015, y como segundo objetivo (…) recordar a los especialistas de nuestro cine, no solamente a los directores y productores, sino asistentes, diseñadores, iluminadores, ambientadores, maquillistas, escenógrafos, que tanto han aportado todos estos años”.

Un homenaje como este solo podía ser posible con el apoyo de un equipo “todos estrellas” como Raúl Rodríguez, Julio Simoneau, Leandro Rodríguez… y la narración del actor Ulick Anello, cuyos textos sirvieron de hilo conductor para enlazar cada uno de los filmes en los que Hernández se hizo imprescindible.

Nosotros la música —su primer trabajo para el séptimo arte—, Historias de Juan Quinquín, Girón, Mella, Un hombre de éxito, La bella de la Alhambra, Roble de olor, El viajero inmóvil son algunas de las películas que contaron con “su serenidad, capacidad creativa y honradez que está en absoluta extinción”, como aseverara el director Enrique Pineda Barnet.

Otras figuras necesarias del cine cubano también hablaron ante cámara y regalaron sus experiencias junto a Humberto. Según Raúl Taladrid “siempre estaba ávido de conocer, aportaba mucho más de lo que aportaba un productor medio”. Para la actriz Daysi Granados, “desde sus inicios despuntó con gran responsabilidad y gran respeto por el actor. (…) Si teníamos que estar a las 3:00 a.m., él era el primero en estar”.   

El director de arte, Pedro G. Espinosa confesó que “mucho trabajo le dio buscar la caracterización del personaje principal de Páginas del diario de José Martí, mientras que el sonidista Ricardo Iztueta nos habló sobre el trabajo de  Hernández en la búsqueda de locaciones en Cienfuegos para rodar las Historias de Juan Quinquín.

Contó la actriz Mirtha Ibarra que en Hasta cierto punto de Tomás Gutiérrez Alea, “Humberto fue una figura importante porque con su trabajo se permitió lograr el realismo que quería Titón. (…) Por eso siempre querían trabajar juntos pero estaban desencontrados. Entonces Titón me decía: él es el mejor”. 

En algo coincidieron todos los entrevistados: el trabajo del productor Humberto Hernández es ejemplo para las nuevas generaciones de realizadores cubanos.