Príncipes de la cultura cubana

Príncipes de la cultura cubana

Etiquetas: 
Escritores, poesía, Feria del Libro 2016, Lina de Feria, Rogelio Martínez Furé, Casa del Alba Cultural
  • Durante el homenaje a Lina de Feria y Rogelio Martínez Furé.
    Durante el homenaje a Lina de Feria y Rogelio Martínez Furé.

“Como príncipes del corazón y la cultura cubana” catalogó el escritor y ensayista Roberto Zurbano a los intelectuales Rogelio Martínez Furé y Lina de Feria, a propósito del bello homenaje que, desde la intimidad de los agasajados, se realizó a estas dos figuras en el Salón de Mayo del Pabellón Cuba, colmado de público para la ocasión.

El agasajo fue organizado por el Centro Provincial del Libro y la Literatura (CPLL) de La Habana y formó parte de las actividades del capítulo habanero de la Feria Internacional del Libro de La Habana (FILH), 2016.

Zurbano reconoció la influencia de ambos escritores en su desempeño como literato, pues ambos fueron sus maestros y motivo de inspiración, así como motor impulsor y ejemplo a seguir.

Reafirmó la justeza y tino de la entrega como Premio Nacional de Literatura a Furé y la dedicación de la edición XXV de la FILH a él y a Lina.

Explicó al auditorio que el antecedente de estas magnas figuras y pilares de la cultura cubana —ya reconocidos justamente—, están en el desaparecido grupo El puente, gremio generacional que aglutinó a dramaturgos, músicos, traductores —sobre todo, de la cultura africana—, artistas plásticos y escritores, “tuvieron su propia editorial (42 libros llegaron a publicar), los libros eran ilustrados por los propios pintores allí reunidos”, comentó al respecto.

No dejó de señalar la importancia extrema, según su punto de vista, de este grupo para la literatura y la cultura nacional, “El puente es la fundación de una nueva cultura cubana, no había prejuicios raciales ni de la sexualidad; fueron atacados por esa oleada de jóvenes del momento pertenecientes a El Caimán Barbudo; de allí salieron Rogelio y Lina”, subrayó. 

Valoró a Furé como africanista de “otro corte”, alejado de la riqueza material y la pose que suelen acompañar este tipo de entendido, su verdadera riqueza. Dijo, “es su grandeza, la que va al fondo de la cultura africana, es uno de los pocos que van al fondo de la belleza de África”.

Otras de las cualidades profesionales del también fundador del Conjunto Folclórico Nacional de Cuba y destacada por Zurbano es su capacidad selectiva. “Es impresionante, ha tenido que sintetizar en sus investigaciones y estudios siglos de cultura, logrando una traducción transcultural importante y lo ha hecho en su humildad y su silencio, trasmitiendo sabiduría”, acotó.

Para Zurbano, en el caso de Rogelio Martínez Furé, se habla de un conocimiento mayor, no solo de África, sino del Caribe y de cómo Cuba está dentro de este, “logra este excepcional estudioso un importante aporte —desde la oralidad— a la cultura latinoamericana”, aseguró.

De Lina rememoró su primer encuentro con esta escritora cuando ella fungía como asesora literaria en Güines. Fue entonces que le llegó su primer poemario Casa que no existía, “uno de los grandes libros de la literatura cubana, es un libro que perturbó a las letras de aquellos años”, refirió.

Luego se referiría al silencio obligado y voraz que condenó a la poeta a 20 años sin publicar, hasta que apareció en 1991con A mansalva de los años, texto más que logrado que según su observación “es el retrato de muchas mujeres en la voz de una mujer” porque “Lina tiene una manera muy particular de construir su poesía, es una poesía que defiende la grandeza de la mujer cubana”.

Otras áreas poco conocidas de la creación personal de Lina, como son la crítica y la dramaturgia, fueron apuntadas por Zurbano.

La velada concluyó con la actuación del Grupo vocal Leo.