A propósito de Deuda temporal

Una antología de narradoras cubanas de ciencia ficción

A propósito de Deuda temporal

Etiquetas: 
Escritores, Colección Sur, ciencia ficción
  • Esta antología recoge relatos de escritoras casi todas nacidas y/o radicadas en La Habana.
    Esta antología recoge relatos de escritoras casi todas nacidas y/o radicadas en La Habana.

La Colección Sur, fiel a esa rara vocación de llenar vacíos, nos entrega Deuda temporal, una antología de relatos de ciencia ficción escritos exclusivamente por mujeres cubanas, retadoras de un género literario dominado casi exclusivamente por hombres.

La selección y prólogo a cargo del editor, investigador y narrador Raúl Aguiar, quien se desempeña desde hace poco más de tres lustros como profesor de técnicas narrativas en el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y tiene un dossier de obras significativas de género y una ingente labor de promoción y estudio de este fantástico modo de hacer literatura.

Recalco la palabra literatura pues, amén de quienes pretenden estigmatizar el género como menor o quehacer de poca monta, estamos en presencia, al menos en este volumen, de un ejemplo escritural en tanto uso de buen oficio narrativo y en la adecuada conjugación de imaginación y conceptos en las historias contadas.

Un dato interesante que nos apunta el antologador, ilustra el papel de las mujeres en la literatura de ciencia ficción en nuestro país: el primero y el último del único premio nacional convocado de este género fue otorgado en 1979 a Daína Chaviano y en 1990 a Gina Picart respectivamente.

Raúl Aguiar ha reunido una treintena de narradoras nacidas entre las décadas de los cuarenta y noventa del siglo pasado, que confluyen en el género de los grandes Julio Verne, Ray Bradbury, , Stanislaw Lem, Isaac Asimov y los precursores cubanos Oscar Hurtado, Ángel Arango y Miguel Collazo, entre otros.

Se trata de escritoras casi todas nacidas y/o radicadas en La Habana, muchas de ellas con un extenso pedigrí en materias del género, premiadas, participantes activas de eventos y publicaciones. Psicólogas, ingenieras, biólogas, economistas, Doctoras en Ciencias, buena parte graduadas del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, pero, sobre todas las cosas, escritoras de probada pasión en un género en el cual no basta el oficio de narrar, sino que requiere además cierta dosis de conocimiento científico, o al menos, cierta predilección por las ciencias.

Encontraremos en Deuda temporal aproximaciones originales a temas diversos con evidente conexión en nuestros conflictos actuales como país y como planeta, en un muestrario que nos presenta las múltiples tendencias del género desde el punto de vista formal y conceptual. Me refiero al surrealismo, el ciberpunk, biopunk, el postapocalíptico, la fantasía gótica, en fin.

Según Aguiar cabe a las mujeres del género que hoy nos presenta –en comparación con sus homólogos masculinos– un mayor cuidado del lenguaje, recursos poéticos y precisión en la descripción de ambientes y caracteres.

Deuda temporal, título tomado del relato homónimo de Anabel Enríquez es más que un concepto derivado de la Teoría de la Relatividad, una manera de saldar cuentas por el cierto silencio editorial en el que se ha sumido a un género que siempre ha cautivado a multitud de lectores en el mundo. Y como se trata de una colección de relatos que nos da la posibilidad de abrir cualquier página del libro, les recomiendo comenzar por los textos de Daina Chaviano, Chely Lima, Jamila Medina y Elaine Vilar. Estoy seguro que no se arrepentirán de la elección al comprar este volumen.