A propósito de Mariana. Encuentro con la Comisión Aponte

Momentos significativos de la UNEAC en el 2015

A propósito de Mariana. Encuentro con la Comisión Aponte

Etiquetas: 
Mariana Grajales, Comisión Aponte, UNEAC, racismo, discriminación
  • La estatua de la madre de los Maceo nos recuerda la impronta histórica de esta mujer revolucionaria.
    La estatua de la madre de los Maceo nos recuerda la impronta histórica de esta mujer revolucionaria.

Dígase hombre y se ha dicho todo.

José Martí

La Tertulia A propósito de Mariana. Encuentro con la Comisión Aponte, que auspicia la sección de Literatura Histórico-Social de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), debatió este jueves 17 de septiembre la figura histórica de la madre de los Maceo, el racismo y la discriminación racial en nuestro archipiélago.

Dicha actividad se estructuró en forma de panel, moderado por la escritora Ivette García, presidenta de la sección anfitriona, e integrado por el escritor Heriberto Feraudy y los doctores Juan Jesús Guanche y Esteban Morales.

Los ponentes comenzaron un recorrido histórico desde el primer homenaje que se le ofreció a doña Mariana Grajales Cuello (1815-1893), el cual consistió en una ofrenda floral depositada ante el busto de esa mujer excepcional; fecha que coincide con el fusilamiento de los estudiantes de Medicina, y a veces, opaca la insigne figura de la combatiente revolucionaria.

Cuando se cumplió el aniversario 190 de su natalicio, los miembros de la Comisión Aponte le enviaron una misiva al General de Ejército Raúl Castro Ruz, entonces ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) para solicitar le fuera otorgada la distinción Madre de la Patria, lo cual generaría encendidas discusiones que aún no han concluido.

En otro momento, los disertantes se refirieron a los talleres provinciales, celebrados en la Isla acerca de qué hacer con el tema del racismo y la discriminación racial, el cual es utilizado dentro del país y fuera de él por los enemigos de la Revolución para atacar sus indestructibles bases político-ideológicas y colocar en tela de juicio la justicia social que caracteriza e identifica a nuestro proceso revolucionario.

Con ese objetivo in menti, los integrantes de la Comisión Aponte solicitaron audiencias especiales con el parlamento cubano, el Ministerio de Educación Superior, el Ministerio de Educación, y por último, el Consejo de Estado para plantear a esos niveles las disímiles facetas que muestra dicho problema.

Una de las primeras recomendaciones formuladas a la máxima instancia del gobierno cubano, fue el relativo a la celebración de los 200 años del natalicio de Mariana Grajales. En consecuencia, se confeccionó un programa nacional, ya que ella no es solo la progenitora de los Maceo, sino todo un símbolo para el pueblo cubano, porque es —sin discusión alguna— la Madre de la Patria.

A propósito, la agrupación Teatro Cimarrón monta una obra para conmemorar dignamente la efeméride. Ahora bien, después de la celebración del bicentenario, ¿qué va a ocurrir? ¿Relegarla de nuevo al olvido? Esa no es, en modo alguno, la intención de los fieles amantes de su vida y obra, consagradas por entero a la libertad de nuestra amada patria.  

De acuerdo con los panelistas, el racismo y la discriminación racial son asuntos medulares, que deben ser estudiados en todos los niveles de enseñanza: desde la primaria hasta la universidad.

Entre otros aspectos que suscitaron el interés del auditorio, los ponentes reseñaron los antecedentes del racismo y la discriminación racial en la mayor isla de las Antillas, y con posterioridad, los caracterizaron desde la vertiente conceptual; antecedentes que se remontan a tiempos inmemoriales y llegan hasta la actualidad. Ese complejo tema tiene múltiples implicaciones: históricas, político-ideológicas, científicas, psicológicas y socio-culturales; aristas que deben ser objeto de atención por parte de toda la sociedad y no solo de la Comisión Aponte ni de la UNEAC.

Es un acuerdo unánime de los miembros de la Comisión Aponte que se debe reforzar el trabajo cultural y educacional en ese sentido, porque detrás de cada manifestación de racismo o discriminación racial, en cualquier lugar que se produzca, se esconde una evidente manifestación de desigualdad social.

Para los expositores, el problema existe y es de palpitante actualidad, ya que nuestro pueblo es multicolor, y tal situación se ha intensificado, lo cual ha provocado conflictos internos y externos, y ha desencadenado discusiones doctrinales de carácter internacional.

Ese tema, bien complejo es poco debatido desde todo punto de vista. Las estadísticas no reflejan, necesariamente, la realidad, sino —en parte— la distorsionan de acuerdo con los intereses de quienes cultivan “el arte de mentir por medio de cifras”.

Por lo tanto, es necesario llevar a cabo un debate, a escala nacional, sobre el racismo y la discriminación racial, e ir a todos los rincones de nuestro verde caimán, donde esos acuciantes problemas se valoran como seudocientíficos o carentes por completo de importancia socio-antropogénica.

A esta cita mensual, asistieron el crítico y periodista Pedro de la Hoz, vicepresidente de la UNEAC, intelectuales y artistas vinculados —de una u otra forma— a tan polémica línea temática, así como representantes de los medios nacionales de prensa.