¿Quién es el habitante de la casa?

16 Festival de Teatro de La Habana

¿Quién es el habitante de la casa?

Etiquetas: 
Escénicos, evento teórico, Ciudad de México, Gabriel Yépez, 16 Festival Internacional de Teatro de La Habana
  • El investigador mexicano Gabriel Yépez, participó en el Evento Teórico del Festival Teatro y fue invitado a la muestra internacional con su obra La mirada del prisionero. Foto tomada del Pulso
    El investigador mexicano Gabriel Yépez, participó en el Evento Teórico del Festival Teatro y fue invitado a la muestra internacional con su obra La mirada del prisionero. Foto tomada del Pulso

“¿Quién es el habitante de la casa?”. Es el nombre de un proyecto de creación colectiva iniciado en el año 2013 en el D.F., México por cuatro creadores: Diana Cardona, Jorge Pérez Escamilla, Shaday Larios y Gabriel Yépez. “Es un proyecto particular porque aborda la escena desde una mirada auditiva”, comentó Gabriel Yépez mientras lo presentaba a los participantes del Evento Teórico del 16 Festival Internacional de Teatro de La Habana, reunidos en la Sala Villena de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

El creador e investigador mexicano Gabriel Yépez explicó que la idea inicial era invitar al espectador a observar la ciudad. “Esto fue subvencionado por el Centro Cultural España en México, lo cual era muy emblemático para nosotros como mexicanos trabajar con eso y no abordar la historia directamente. Tratamos de filtrar la mirada a través de acercamientos que no tienen que ver con lo histórico o directamente con lo político o directamente con lo social, o directamente con lo filosófico, pero si es muy poético desde le planteamiento que nosotros lo pensamos”, expresó Yépez invitado también a la muestra internacional del festival con su obra La mirada del prisionero.

La primera parte de este proyecto es un recorrido por el Zócalo de la ciudad de México, y según explicó Gabriel Yépez trabajar en esta zona tiene una carga simbólica muy fuerte. “Es un espacio muy concurrido, es un espacio emblemático para nuestra cultura mexicana y es muy difícil pasar por alto todo este tipo de carga. Pero la estrategia que estábamos intentando descubrir para comunicarnos con el espacio en el presente”, apuntó.

El proyecto estaba pensado para 15 personas. Todos los sábados se reunían en un punto y desde ahí comenzaba el recorrido por nueve estaciones. En cada una de ellas cada espectador reproducía un audio, mediante el cual se le llamaba la atención sobre ciertos detalles del espacio en que se encontraba, se ofrecían datos sobre el lugar o simplemente se invitaba a ciertas reflexiones.

La preparación del proyecto tomó seis meses donde sus creadores visitaban el lugar e interactuaban con sus establecimientos. Yépez señaló que no preparaban ninguna acción o escenario de antemano, la idea era solamente observar. “Y es más complicado en el sentido en que nunca sabes que es lo que va a suceder. La Ciudad de México es una cosa muy alucinante, porque es impredecible siempre, como todas las grandes ciudades, pero hay escenas rarísimas que no puedes prever” aclaró Gabriel Yépez y agregó que a veces una calle llena de vendedores un día puede que no tenga a nadie el día siguiente. Por eso como los audios se grababan, ellos se iban hacia las cosas que sabían iban a permanecer, como las cúpulas de catedral, los balcones presidenciales, entre otros.

Este proyecto, que ayuda a descubrir de una forma muy peculiar el Zócalo de la Ciudad de México, tiene desde este año una segunda edición, por llamarlo de alguna manera. Según contó uno de sus creadores el investigador mexicano Gabriel Yépez los recorridos, ahora con ocho estaciones, se hacen en el barrio Santa María de la Rivera, bajo la comisión del Museo del Chopo, que es de la Universidad Nacional Autónoma de México. Este barrio, según contó Yépez es el primer desarrollo habitacional de la Ciudad de México hacia el noreste, a principios del siglo pasado.

Tiene así continuidad un proyecto que ayuda a mirar y descubrir de otra forma estas zonas de México.