Radio Reloj: setenta años en el éter

Radio Reloj: setenta años en el éter

Etiquetas: 
Medios audiovisuales y radio, Radio Reloj, Homenaje
  • ¡Felicidades a Radio Reloj por sus 70!
    ¡Felicidades a Radio Reloj por sus 70!

La fraterna emisora Radio Reloj llega este primero de julio a su cumpleaños setenta en el orbe mediático insular. Por otra parte, entró a la historia de Cuba el 13 de marzo de 1957, cuando un comando revolucionario, encabezado por José Antonio Echeverría (1932-1957), eterno presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), la tomó por asalto. Y desde sus micrófonos, anunció al pueblo cubano el supuesto ajusticiamiento del tristemente célebre general Fulgencio Batista y Zaldívar (1901-1973).

Para la literatura especializada, el periodismo deviene proceso de recogida de datos e información, evaluación y divulgación masiva de hechos de palpitante actualidad. Con apoyo en dicha definición, ese medio de prensa cumple —al pie de la letra— la función de informar a la población cubana de cuanto acontece en el país y fuera de él en las más disímiles esferas: científico-técnica, socio-histórica, político-ideológica y artístico-cultural, entre otras no menos importantes.

Radio Reloj percibe el periodismo como una disciplina de las ciencias de la comunicación, fundamentada en una sólida estructura teórico-metodológica, filosófico-ideológica y ético-humanista. De acuerdo con esa línea de pensamiento, se caracteriza, básicamente, por transmitir información íntegra y veraz, con objetividad y profesionalidad. Por ende, ha interiorizado e incorporado a su fecundo saber-hacer periodístico, que nuestra profesión «es la voluntad de justicia y de belleza […], que conjuga sentimientos, percepciones, emociones e ideas, como las nuestras». Y es, además, fuente nutricia de ética, humanismo, patriotismo, cultura y espiritualidad.

Radio Reloj es una emisora sin igual en el mundo de la radiodifusión, porque el sistema de trabajo sobre el cual se estructura descansa en el minuto informativo. Técnica periodística que enseña a los profesionales de nuestro sector a sintetizar la noticia, a ofrecérsela al oyente con economía de recursos lingüísticos: en fin, a decir mucho y bueno con pocas palabras. Ese es el secreto que la convierte —como por arte de magia— en una emisora única e irrepetible, por donde deben transitar quienes ejercen o aspiran a ejercer el periodismo y la locución con excelencia e integralidad.

Por lo tanto, siete décadas de experiencia en los campos del periodismo radial y la locución le otorgan la idoneidad necesaria para que se convierta —por derecho propio— en departamento docente de la Escuela de Periodismo, de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Y de la Cátedra de Locución del Centro de Estudios del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT).

No quisiera finalizar esta crónica, dedicada a festejar los 70 años de una emisora especialísima en el mundo radiofónico, sin antes destacar —con letras indelebles— que Radio Reloj fue, es y será mi escuela de periodismo radial, donde tuve maestros de la talla excepcional de Juan Emilio Friguls, Alberto Ajón León y Pedro Quiroga Jiménez, en cuyo ejemplo vivo descubrí los valores éticos, patrióticos, humanos y espirituales en que se estructura la carismática personalidad de un periodista integral.

¡Felicidades, estimados colegas, por el aniversario 70 de la fundación de Radio Reloj!