Raimundo Villaurrutia: invitado especial a La Bella Cubana

La Bella Cubana

Raimundo Villaurrutia: invitado especial a La Bella Cubana

Etiquetas: 
Músicos, creador musical, La Bella Cubana
  • Quinteto Vocal Retro, que dirige el maestro Raimundo Villaurrutia, quien cursó estudios superiores de piano, dirección coral y orquestal. Foto: Roberto Bello
    Quinteto Vocal Retro, que dirige el maestro Raimundo Villaurrutia, quien cursó estudios superiores de piano, dirección coral y orquestal. Foto: Roberto Bello

 

“Para el espacio que coordino y dirijo desde hace casi dos décadas, y sobre todo para mí, deviene un placer inefable darle la más cordial bienvenida al maestro Raimundo Villaurrutia, quien en la tarde de hoy nos honra con su grata presencia […]”. Con esas sentidas palabras, la musicóloga Alicia Valdés Cantero, vicepresidenta de la Asociación de Música de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), presentó al ilustre tecladista y director artístico y general de la emblemática agrupación Vocal Retro, invitado de lujo al espacio La Bella Cubana, que tiene su sede habitual en la sala Martínez Villena de nuestra institución.

Esa cita mensual tiene como objetivo priorizado visibilizar la presencia de hombres y mujeres que han hecho aportes medulares al desarrollo del pentagrama sonoro caribeño y universal.

La maestra Valdés Cantero reseñó la trayectoria profesional del distinguido visitante, no solo en el mundo de las corcheas y las semicorcheas, sino también en los campos de literatura y el periodismo especializados.

Raimundo Villaurrutia cursó estudios superiores de piano, dirección coral y orquestal, así como de Sociología en la Universidad de La Habana, donde obtuvo el título de licenciado en dicha especialidad. Se desempeñó como director de espacios musicales en Radio Taíno y como investigador del Centro de Investigación y Desarrollo de la Música Cubana (CIDMUC).

Es miembro activo de la Asociación de Música de la UNEAC, virtuoso tecladista, profesor en centros locales de enseñanza artística, arreglista y director de la agrupación Vocal Retro, caracterizada por la excelencia estético-artística que determina cada una de sus interpretaciones en los medios donde actúa.

Villaurrutia integra el catálogo de la Empresa Provincial Comercializadora de la Música y los Espectáculos Antonio María Romeu y es el autor de un libro sobre música popular cubana, publicado en idioma alemán, así como autor principal de la monografía Caracterización sociodemográfica y musicográfica de una agrupación de proyección internacional: Isaac Delgado y su orquesta, editado por el CIDMC.

Por otra parte, ha colaborado con medios especializados de prensa, donde ha dado a la estampa varios artículos sobre música cubana.

Por sus indiscutibles aportes al desarrollo del universo sonoro insular y fuera de nuestras fronteras geográficas, ha recibido disímiles reconocimientos.

Valdés Cantero leyó algunos testimonios remitidos por eminentes colegas y amigos del homenajeado; acto seguido, algunos participantes emitieron sus criterios acerca de Villaurrutia, a quien califican como un maestro excepcional en el complejo arte de la dirección de una agrupación de la talla de Vocal Retro, así como un ser humano único e irrepetible, signado por los valores éticos, ideo-estéticos, humanos y espirituales en que se estructura su carismática personalidad.

Los regalos espirituales, que nunca faltan en ese encuentro vespertino, estuvieron a cargo del guitarrista concertista Luis Manuel Molina, la trovadora Marta Campos, la primerísima actriz y declamadora Diana Rosa Suárez, el Quinteto Vocal Retro, agrupaciones vocales y estudiantes de las Escuelas de Música Alejandro García Caturla y Manuel Saumell.

Por último, Raimundo Urrutia agradeció a su colega Alicia Valdés Cantero, el hermoso agasajo de que había sido objeto en tan preciosa tarde sabatina, y afirmó estar en deuda de gratitud no solo con la principal artífice del espacio La Bella Cubana, sino con todos y cada uno de los presentes, quienes le testimoniaron, in vivo y directo, el afecto y el respeto que le profesan a su humilde persona: “¡Muchas gracias […], de corazón!”.