Reabre sus puertas el Centro Cultural Lalita Curbelo Barberán

Reabre sus puertas el Centro Cultural Lalita Curbelo Barberán

Etiquetas: 
Escritores, Holguín
  • Lalita Curbelo Barberán (1930–2002) fue una importante poeta y revolucionaria holguinera Fotos Ernesto Herrera Pelegrino
    Lalita Curbelo Barberán (1930–2002) fue una importante poeta y revolucionaria holguinera Fotos Ernesto Herrera Pelegrino
  • Reinauguración del Centro Cultural Lalita Curbelo Barberán en Holguín
    Reinauguración del Centro Cultural Lalita Curbelo Barberán en Holguín

Tras un largo proceso de restauración y coincidiendo con el cumpleaños 88 de la reconocida intelectual y revolucionaria holguinera, fue reinaugurado el Centro Cultural Lalita Curbelo Barberán en la casa donde residió la autora de poemarios como Catedrales de hormigas y Oficio del recuerdo.

Ubicada en la céntrica calle Frexes, el Centro Cultural Lalita Curbelo Barberán tiene a disposición de escritores, investigadores, profesores, estudiantes y público interesado en general, una amplia biblioteca, un Centro de Información sobre la obra de Lalita Curbelo Barberán (1930–2002) y funcionará, asimismo, como espacio de tertulias, conferencias y otras actividades literarias y socioculturales, comentó el poeta y promotor cultural Gilberto González Seik.

Además, González Seik, quien dirige la Casa de Lalita, como es conocida por los holguineros, subrayó que el valor patrimonial de la Centro no consiste solo en la estructura de la Casa y su estilo arquitectónico, sino en la salvaguarda de las dotes poéticas y revolucionarios de Lalita, pues en aquella Casa se gestó parte importante de la lucha clandestina en la ciudad de Holguín para derrocar al régimen de Fulgencio Batista, junto a importantes revolucionarios holguineros como Rubén Bravo, Mario Pozo, Manuel Angulo Farrán y Oscar Lucero Moya.

Carmen Mora de la Cruz, promotora cultural y la más fiel y entusiasta defensora de la obra de Lalita, aseguró emocionada en la inauguración: “Ella nos legó más de 50 mil documentos, de los cuales solo 4 mil son fotografías que permitirán la realización de varios documentales patrocinados por la Casa, y que sirven, además, como tesis de grado de la museóloga Clara López. Queremos que este sea un lugar generador de cultura. Aquí la gente podrá venir a tomar café, descansar, leer, pero también a investigar, pues tenemos una biblioteca con alrededor de 10 mil ejemplares y un Centro de Información con variedad de documentos, con los cuales podemos apoyar investigaciones en las universidades”.

Resaltan a la vista del visitante –por su belleza y tamaño– piezas como la Virgen del Rosario, ubicada en el cuarto de los santos, como lo llamaba ella. “Se estima sea la más grande de todas las provincias orientales”, afirma Carmen, quien es, además, especialista del Centro, mientras enumera parte de la colección de obras de Lalita, donde destaca una amplia papelería, libros, revistas, cartas, cuadros de artistas amigos, fotografías, tarjetas y otros importantes documentos que subrayan su ferviente labor caritativa hacia los humildes (Lalita creó en 1959 la Casona del Amor diario para acoger a niños sin hogar) y el prestigio revolucionario que poseía la escritora, lo que le permitió ocupar el cargo de Secretaria de los Tribunales Revolucionarios, mediante el cual firmaba la sentencia de muerte de los criminales del régimen batistiano.

“Hemos trabajado extraordinariamente por lograr una atmósfera parecida a la de los tiempos de Lalita, consultando con familiares y allegados para reforzar el resultado; logramos que se sienta a Lalita entre nosotros, así es el caso de la torre–estudio y el cuarto de los santos. De esto último quisiera destacar lo auténticamente católica que era Lalita y esto no le impidió tomar las armas para defender a los humildes”, señaló con orgullo Carmen.

Cerrado alrededor de cinco años, a partir de 2017 se inició una reparación capital del Centro Cultural Lalita Curbelo Barberán: “Anteriormente los trabajos constructivos que se realizaron no dieron resultado dado el carácter patrimonial de la obra. A raíz de varios encuentros con las autoridades de la provincia se decidió que el Fondo de Bienes Culturales y la Empresa de Servicios al Arte intervinieran en el proyecto, momento en el cual nos dimos la tarea de restaurar el local en su totalidad, incluyendo la mobiliaria y todos los objetos de Lalita”, acotó al sitio holguinero Baibrama Odalis del Monte, directora municipal del Sectorial de Cultura, subrayando, además, que el trabajo tomó aproximadamente un año con un costo de alrededor de 1 millón de pesos: novecientos mil en Moneda Nacional y 16 mil CUC.

“Este es un momento muy emocionante y estoy haciendo un esfuerzo muy grande por no llorar, por mantenerme normal, porque hemos luchado mucho, y empezamos aquí, en una casa derrumbada que tuvimos que desalojar para proteger nuestras vidas amenazadas por derrumbe”, añadió Carmen Mora en la inauguración de la Casa a la que asistieron los principales dirigentes del territorio, además de artistas, escritores y amigos de la poeta holguinera.

La inauguración contó con la lectura de poemas de Lalita y la presencia de las jóvenes escritoras Irela Casañas, Zulema Gutiérrez y Lisue Martínez, además de la solista Dianelis Torres. “Este es un momento muy importante, resaltó finalmente Carmen Mora de la Cruz, porque he dedicado mis primeros diez años de la vejez a esta Casa, a defender una idea, a Lalita, y no soy la única: este es un colectivo en el que hay jóvenes que deben aprender el valor de lo que tienen en sus manos para que puedan seguirnos en este empeño”.