Rompiendo el silencio

Rompiendo el silencio

Etiquetas: 
Medios audiovisuales y radio, documental cubano, estrenos
  • Invitación para la muestra de Realizadoras Mexicanas.
    Invitación para la muestra de Realizadoras Mexicanas.

El documental de la realizadora mexicana Rosa Marta Fernández, es el título de una serie de audiovisuales, cuya premier tuviera lugar este 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, en la sala Caracol de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

En dicho audiovisual, la autora desarrolla el candente tema de la violencia sexual contra la mujer. A través de impactantes imágenes, que hieren la sensibilidad del auditorio, formula un llamamiento urgente a romper el silencio sepulcral que la familia, la sociedad y la religión han cernido sobre ese flagelo que afecta —fundamentalmente— a la mujer, no solo en México, país en que se filmara el documental, sino en todas las naciones del orbe.

Las secuencias fílmicas registran los testimonios de mujeres que han sido víctimas de violaciones sexuales, y con posterioridad, de la violencia física y psíquica ejercida sobre ellas por sus maridos, quienes juzgan ese repudiable hecho como expresión de infidelidad conyugal; por ende, las acusan de adúlteras y adoptan severas medidas contra su integridad moral.

Por otra parte, ese material recoge las declaraciones de un violador, el cual relata las vivencias morbosas que experimentan los sujetos que, como parte de una anomalía sexual —como la califican los sexólogos— establecen relaciones íntimas en contra de la voluntad del otro (mujer u hombre).

Desde la vertiente psicopatogénica, esos individuos presentan graves trastornos de la personalidad, que mucho antes de que la sexología se erigiera —por derecho propio— como disciplina de las ciencias médicas, los psiquiatras y psicólogos con orientación psicoanalítica ortodoxa percibían esos trastornos como psicopatías sexuales.

En sus intervenciones, las mujeres victimizadas relataron las secuelas bio-psico-socio-culturales y espirituales que les dejara, no solo la violación de que fueran objeto, sino la violencia física y psíquica cometida contra ellas por parte de los violadores y de los maridos cuando —por boca de la pareja u otra vía de información— se enteraban de lo acontecido con sus mujeres. Reacción enfermiza que obedece —entre otras causas— a la sociedad patriarcal en que vivimos, así como al acendrado machismo que, lejos de desaparecer de la faz de la tierra, crece como el marabú mental que interfiere con el desarrollo normal de una sociedad —cualquiera que sea— que aspira a vivir libre de esas lacras sociales que la paralizan.

Por último, las personas del sexo femenino que participaron en la filmación del documental insistieron en el hecho de que es necesario romper —de una vez y por todas— el silencio que rodea a la violencia contra la mujer, en cualquier parte del planeta.

Una vez finalizada la proyección de Rompiendo el silencio, la cineasta y periodista Marina Ochoa hizo algunas reflexiones puntuales acerca de la línea temática desarrollada en ese audiovisual, y exhortó a los presentes a que expresaran sus criterios y puntos de vista acerca de cómo combatir —desde el arte y los medios de comunicación— ese tumor maligno en que ha devenido la violencia contra la mujer, en cualesquiera de sus manifestaciones     .  

A la premier de Rompiendo el silencio asistieron la locutora y periodista Rosalía Arnáez, presidenta de la Asociación de Cine, Radio y Televisión de la UNEAC, críticos, realizadores, así como representantes de la prensa local.