Rostros femeninos del cine cubano se reúnen en Gibara

Rostros femeninos del cine cubano se reúnen en Gibara

  • Panel Invitadas ilustres del Festival durante el FIC Gibara 2019. Foto cortesía del FICG 2019
    Panel Invitadas ilustres del Festival durante el FIC Gibara 2019. Foto cortesía del FICG 2019

Moderado por Jorge Perugorría, presidente del XV Festival Internacional de Cine de Gibara, la Casa de Cultura acogió el panel Invitadas ilustres del Festival, compuesto por las reconocidas actrices cubanas Daysi Granados, Coralia Veloz, Jacqueline Arenal, María Isabel Díaz y Tahimí Alvariño. 

Para Daysi Granados, “lo más importante del Festival ha sido el encuentro con este gran pueblo. Quedé conmovida y muy agradecida por esta invitación”, comentó. Con Humberto Solás inició una amistad “bastante estrecha en los años 63 y 64. Éramos muy jóvenes y nos reuníamos un grupo de amigos. Recuerdo cuando estaba planeando filmar Manuela y después Lucía. Luego pude hacer Cecilia con él. Fuimos juntos hasta la Siberia. Era un ser muy preciosista”.

Por su parte, para Colarita Veloz “es una maravilla venir todos los años a Gibara”, donde realiza una peña característica ya de la cita. “El Festival es único… Me siento honrada y privilegiada de estar aquí”.

María Isabel Díaz, residente en España, aseguró: “Es como si todas las energías confluyeran en Gibara. Aquí me he sentido plenamente libre”. A Jacqueline Arenal, Solás “le dio las dos oportunidades más grandes de mi vida: El siglo de las luces y este Festival. He visto teatro, cine, exposiciones, conciertos… lo estoy aprovechando al máximo. Gracias a Gibara y a su gente”, comentó. “Trabajar con Solás en El siglo… fue un antes y un después en mi carrera como actriz”, añadió.

Por su parte, para Tahimí Alvariño este “es un Festival de puertas abiertas. Un mar de artes… una compilación de todas las manifestaciones”. Mientras Laura de la Uz lo que más disfruta “es las posibilidades que abre para adolescentes y jóvenes; que mi hija y sus amigas hayan podido ver la copia restaurada de Fresa y chocolate. Gracias al Festival por darle una oportunidad a los jóvenes”.

Interrogadas por el público, compartieron sobre sus trabajos, proyectos, opiniones sobre el cine cubano…

Luego de catorce años en Colombia, dice Jacqueline Arenal, que “tenía deseos de volver a trabajar aquí”. “Allá hice televisión, cine, teatro… y ahora pienso seguir trabajando en mi país”, añadió.

“Hace cinco años que no hago nada en Cuba, no trabajo en ningún proyecto. He trabajado en España, pero aquí ningún director me ha llamado en todo ese tiempo. Las actrices tenemos que reinventarnos, pero me niego a que mi vida sea un monólogo”, aseguró Laura de La Uz, actriz de importantes filmes como Hello Hemingway, Madagascar, El cuerno de la abundancia y El Beny.

“Soy una mujer de 55 años –asegura María Isabel– que estoy a las órdenes de quien quiera llamarme aquí”. Además rememoró su trabajo con el cineasta español Pedro Almodóvar, en el filme Volver.  Por suerte, la Ofelia de Una novia para David regresó a la pantalla grande cubana en El viaje extraordinario de Celeste García, del director Arturo Infante, obra presente en el Festival.  

Por su parte, Daysi Granados, la clásica Cecilia del filme homónimo de Humberto Solás, la joven actriz del clásico Memorias del subdesarrollo, la intérprete de Plaff o demasiado miedo a la vida, asegura que “para mujeres de nuestras edades es muy difícil encontrar papeles. Es algo que sucede en todas partes del mundo. Pero creo que aun me faltan cosas por hacer y expresar”.

Finalmente Coralita Veloz contó acerca de su trabajo reciente en la televisión y cómo se ha vinculado a la labor de jóvenes realizadores, entre ellos el cortometraje Cositas malas, de Víctor Alfonso.

Después vinieron las fotos, los saludos, tímidos o espontáneos… con cada una de ellas, pues nadie quiere perderse, en los días del Festival, la cercanía de estos importantes rostros del cine cubano.