Simposio de traducción literaria: experiencia, didáctica e interculturalidad

Simposio de traducción literaria: experiencia, didáctica e interculturalidad

Etiquetas: 
Escritores, Literatura, Cultura, traducción literaria
  • Simposio de traducción literaria: conferencia del profesor Jerónimo Pizarro
    Simposio de traducción literaria: conferencia del profesor Jerónimo Pizarro

“Todo texto está siempre sujeto a la mediación de otras autoridades que no son el autor mismo” con estas palabras de Karin Littau comenzó la conferencia del profesor Jerónimo Pizarro: “Fernando Pessoa y su traducción al portugués de Rubáiyát, de Omar Khayyám”, la cual dio inicio al segundo día de trabajo del XIV Simposio de traducción literaria. Una jornada que sirvió de escenario para el intercambio y la reflexión alrededor de la traducción como un proceso asistido por la creación, enriquecido por la experiencia, enfocado en la interculturalidad y que se sustenta en la formación de las nuevas generaciones de traductores.  Pizarro hizo valoraciones sobre las traducciones de Edward Fitzgerald de la obra Rubáiyát de Omar Khayyám y la  perspectiva tomada por Fernando Pessoa de dichas traducciones para llevarla luego al portugués. Además, hizo referencia al proceso creativo de Pessoa y a cómo pudo influir en su libro del desasosiego la lectura de Omar Khayyám.

“Todas las versiones coexisten en pie de igualdad desde una perspectiva editorial y ninguna es mejor que la otra” señaló Pizarro refiriéndose a que se debe valorar en la misma medida, en este caso, las cuatro traducciones que hiciera Fitzgerald del mismo libro del poeta persa, ya que todas aportan al estudio y análisis de la poesía de ese escritor.

Luego de la exposición, el público asistente hizo sus intervenciones: la profesora y traductora Lourdes Arencibia comentó sobre su experiencia en la traducción de Omar Khayyám y mencionó algunas versiones españolas de su obra, la cual —según ella— “representa la batalla de lo que es la traducción poética”.

Otra de las suculentas exposiciones realizadas durante la segunda jornada del simposio, fue la de Bárbara Bertoni, la cual planteó una propuesta didáctica para la formación de traductores. Compartió experiencias de un laboratorio de traducción de textos del italiano al español, que desarrolla en México y que persigue, dentro de sus objetivos: Traducir en grupo una novela completa con miras a la publicación, así como traducir dichos textos, pensando en un lector mexicano. En este último punto destacó la cantidad de literatura en español -de España y Argentina- que llegan a México, y muchas en un español “neutro” que “puede ser entendido por todos los hablantes del español” pero que le resta valor estético a las obras. “Esto hace que los lectores no se sientan identificados con los textos literarios”, expresó. Fue una interesante intervención donde Bertoni compartió ejemplos del proceso de traducción de una novela en el taller y comparó los resultados con la versión española. Además, destacó el papel del Instituto Italiano de cultura en México el cual ha hecho posible la invitación de los autores de los libros que ellos traducen en su taller lo cual ha permitido una retroalimentación por parte de los estudiantes. Además, comentó que su taller ha transgredido las fronteras de México gracias a las nuevas tecnologías del internet y que está dispuesta a desarrollar un taller similar aquí en Cuba, principalmente con jóvenes egresados de la facultad de lenguas extrajeras de la Universidad de La Habana.

Estas conferencias, como todas las expuestas durante la jornada, demuestran el interés de generar una visión más amplia de lo que es la traducción literaria y alimentar, desde la experiencia compartida, la inspiración sin la cual — según Fernando Pessoa— traducir es solo parafrasear en otra lengua.