Síntesis del pensamiento antirracista

Síntesis del pensamiento antirracista

Etiquetas: 
Escritores, racialidad
  • Entre los presentadores del texto se encontraban el ensayista Roberto Zurbano y la profesora universitaria Carmen Almodóvar. Fotos del autor
    Entre los presentadores del texto se encontraban el ensayista Roberto Zurbano y la profesora universitaria Carmen Almodóvar. Fotos del autor
  • La librería Alma Mater acogió dicha presentación. Fotos del autor.
    La librería Alma Mater acogió dicha presentación. Fotos del autor.

Lo mejor del pensamiento antirracista escrito en Cuba, según la visión de su autor, el escritor y bibliotecario Tomás Fernández Robaina, se reúne en el libro Antología cubana del pensamiento antirracista (Editorial Acana, 2016), presentado recientemente en la librería Alma Mater.

“En este texto van a ver una discusión polémica, donde se habla de una tradición antirracista en el pensamiento cubano. Esta constituye una contribución porque hay pluralidad de voces. Este libro que no termina, abierto e interminable, seguirá creciendo con el tiempo”, afirmó el ensayista Roberto Zurbano, especialista y activista en el tema de la negritud, quien aseguró además que este volumen tendrá muchas ediciones como todos lo títulos de Robaina.

A pesar de no ser un tema de su especialidad, la profesora universitaria Carmen Almodóvar aceptó el reto de presentar este libro por su importancia desde el punto de vista histórico-docente-metodológico.

Según palabras de Almodóvar, le llamó extraordinariamente la atención lo bien conformado del título, desde el criterio antológico, y aseguró: “soy de las que piensan que las antologías requieren criterios específicos por los antologadores, deben estudiar, leer e investigar muchísimo y, sobre todo, ejercer un razonamiento selectivo sobre lo que hace; ese es el caso de Tomasito y el pensamiento antirracista en Cuba, sigue un recorrido por todos los puntos y aspectos dignos de este”, aseveró.

También valoró de esclarecedor y orientador el prólogo, escrito por el propio Fernández Robaina, cuando dijo “da todos sus puntos de vistas, muy bien estructurados sobre la base de su conocimiento e investigación”.

El libro establece una periodización colonial y republicana sobre las distintas etapas que el autor consideró pertinente remarcar, entre ellas, 1902-1925 y después de 1959. En cada uno de estos períodos va subrayando los diferentes puntos del pensamiento antirracista por él establecidos, tales como: la integración de los esclavos a la educación, el Partido de los Independientes de Color (PIC) —agrupación que retomó el pensamiento martiano en su momento y considerada peligrosa por las autoridades de entonces que temían a la verdadera emancipación del pueblo—, hasta llegar hasta nuestros días, después de 1959, donde se estableció una lucha y campaña verdadera en este sentido.

Los textos seleccionados, según Almodóvar, han tenido en cuenta a las grandes personalidades que en Cuba han escrito sobre el tema —cubanos de dentro y fuera de la isla—. Incluyen a historiadores, literatos, artistas, etc., entre estos: Juan Gualberto Gómez, Elías Entralgo, Juan Marinello, Carlos Rafael Rodríguez, Esteban Morales y otros tantos, e “incorpora a figuras poco conocidas por el valor dado de su pensamiento”, subrayó. Como también hizo referencia a la ausencia de algunos, harto conocidos, que no aparecen en el volumen y “obedece al criterio de selección, pero hay una cosa: los textos aparecidos aquí motivan su lectura desde distintos ángulos, primeramente en criterios tratados desde diversas perspectivas y otros con nuevas miradas al tema; pero de todos nos obliga a pensar nuevamente”.

Para la Dra. Almodóvar el consenso sobre el tema, “puede servir para que todos se pongan de acuerdo. Además debemos buscar los espacios, sin vernos como enemigos, y empezar a crear puntos de convergencia para las bases de un pensamiento antirracista común, ejercerlo desde la praxis”, afirmó la especialista.  

Por su parte, Fernández Robaina dijo sentirse muy complacido con la acogida de su libro y relató el porqué lo llevó a reunir estos textos: “ha sido mi deber contribuir al pensamiento racial en Cuba, pues es importante reflejar el trabajo que se ha llevado a cabo sobre el tema. Esto es lo que hice con mi texto”, concluyó el autor.