Soleida Ríos, 34 mujeres y un retrato ovalado

Feria Internacional del Libro, La Habana, 2016

Soleida Ríos, 34 mujeres y un retrato ovalado

Etiquetas: 
Escritores, Ediciones UNIÓN, UNEAC, sala Villena, Feria del Libro 2016
  • El retrato ovalado en su diseño exterior nos evidencia la versatilidad de las autoras que aúnan el volumen.
    El retrato ovalado en su diseño exterior nos evidencia la versatilidad de las autoras que aúnan el volumen.

Zonas difíciles y comunes: 35 mujeres se desnudan

Ediciones UNIÓN, sello editorial perteneciente a la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) pone a disposición del público el libro, El retrato ovalado como parte de sus propuestas en esta XXV Feria Internacional del Libro de La Habana. Este volumen, una antología de narraciones escritas por mujeres, enuncia desde la cubierta que es una obra colectiva. En vez de solo mencionar a la persona que tuvo a su cargo la coordinación del libro, en la cubierta de El retrato ovalado se puede leer Soleida Ríos +34, haciendo referencia a la cantidad de autoras convocadas por Soleida cuyos textos podemos leer en las próximas páginas.

Al presentarlo en la sala Villena de la UNEAC, Soleida Ríos comentó que el libro existe porque ella quería leer un volumen de este tipo. Mientras, Jamila Medina Ríos quien tuvo la responsabilidad de la edición, recordó que el libro fue publicado por primera vez en el año 2012 por una editorial brasileña, y que ahora se presenta en una versión corregida y aumentada.

Al presentar El retrato ovalado la ensayista y profesora Susana Haug advierte que es un volumen diferente y aclaró que no todas las autoras que encontramos en el mismo son narradoras o poetas, ni todas son cubanas.

Susana Haug comentó que una de las cosas más interesantes de esta propuesta de Ediciones UNIÓN es cómo leer este volumen. “Es un libro atípico porque no es un poemario de Soleida Ríos, no es un cadáver exquisito, ni siquiera es una recopilación de textos donde cada una de las mujeres que decidieron escribir lo hicieron desde la perspectiva de una autora de la literatura, sino que cada una escogió un recurso, escogió una estrategia muy diferente”, explica Susana Haug.

En el libro, solo se relacionan los textos con sus autoras al final, una decisión que la ensayista y profesora Susana Haug define como inteligente. “Cuando vamos leyendo el texto, solo vemos los títulos y a veces alguna que otra mención al personaje del cual se trata, en otras oportunidades ni siquiera podemos develar el misterio inmediatamente. Es decir, sencillamente tenemos que dejarnos llevar por el texto poético, trasmutarnos en esa otra esencia, en esa otra voz que nos habla desde esas páginas o a la que interpelan estas páginas”, explica.

Susana Haug destaca como uno de los elementos extraordinarios de El retrato ovalado es la polifonía textual. “Cada una de las mujeres que decide escribir, lo hizo evidentemente buscando un diálogo, buscando una relación muy íntima con la voz que seleccionó. Debe haber por supuesto, una serie de amistades, de filiaciones, de simpatías con esa mujer, que dialogue con su propia fuente, que dialogue con su propia vida, con su propia cosmovisión, pero la manera de escribirla, o la manera de escribirse a través de esa otra voz es distinta en cada caso. No se repite una sola forma, no se repite una sola escritura” apunta la ensayista y profesora Susana Haug quien agrega que el libro muestra además un ejercicio de humildad porque cada autora decide ser otra.