Tertulia en homenaje al Comandante Che Guevara

Tertulia en homenaje al Comandante Che Guevara

Etiquetas: 
Escritores, UNEAC, Che, Tertulia de Literatura Histórico-Social
  •  Homenaje al Comandante Che Guevara.
    Homenaje al Comandante Che Guevara.

La Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) rindió homenaje al Comandante Ernesto Che Guevara en la sala Villena, en el espacio habitual Tertulia de Literatura Histórico-Social.

Esta vez es diferente a lo acostumbrado, en una esquina hay una niña, Paula Ferrer, de la escuela de música Manuel Saumell, quien con un gesto de solemnidad abre el estuche de su violín. Mientras Ivette García, le ofrece la bienvenida al público heterogéneo que la escucha con atención. A su lado Adys Cupull muestra una mirada de orgullo cuando mencionan al Comandante.

Su presentadora manifestó, “este es también un homenaje a Adys y Friolán González por ser las personas que convirtieron al Che en un proyecto de vida y lo llevaron a sus casas”.

Se trata de un espacio para pensar y sentir sobre el Che. Aunque tradicionalmente se hacen muchos encuentros, no es suficiente para quien representa una figura universal, bandera de numerosos procesos que han quedado en la imagen, en emblemas y resulta necesario estudiar su vida para adquirir sus valores.

Paula, se acerca y se coloca ante el público expectante. La idea de comenzar este homenaje con una pieza musical interpretada por una niña, es un acto simbólico que significa: seremos como el Che, lema de los escolares, explica Adys, antes de escuchar Damisela encantadora.

Los acordes de la pionera vibran en la sala y el auditorio queda absorto contemplando a la pequeña artista, lo cual representa el comienzo de una serie de colaboraciones que va a mantener la UNEAC con su escuela de música en un proyecto comunitario.

Los aplausos cierran este momento para darle comienzo a otro homenaje La llegada, documental de los realizadores Leandro y Liván González. Se apagan las luces y el público vuelve a ensimismarse en la pantalla.

Las imágenes del Comandante junto a otros líderes de la Revolución parecen emocionar al público y cuando se enciende la sala, se le ve secarse, con disimulo, una lágrima.