Triunfal gira del Ballet Nacional de Cuba por Centroamérica

Triunfal gira del Ballet Nacional de Cuba por Centroamérica

Etiquetas: 
Escénicos, Premio, Alicia Alonso, Ballet Nacional de Cuba
  • Alicia Alonso junto al presidente de Costa Rica y el BNC. Foto: Cortesía del Ballet Nacional de Cuba
    Alicia Alonso junto al presidente de Costa Rica y el BNC. Foto: Cortesía del Ballet Nacional de Cuba

La prima ballerina assoluta Alicia Alonso, directora general del Ballet Nacional de Cuba (BNC), y miembro de honor del Consejo Internacional de la Danza, e integrantes de la emblemática compañía, arribaron a San José de Costa Rica, y durante su estancia en la «Suiza de América» la eximia ballerina recibió sendos reconocimientos de la Asamblea Legislativa y la Universidad de Costa Rica, institución de educación superior que le concedió el título de Doctor Honoris Causa en una emotiva ceremonia, efectuada en el Auditorio de la Facultad de Educación.

El presidente de Costa Rica, doctor Luis Guillermo Solís, la primera dama, señora Mercedes Peñas, y el canciller, doctor Manuel González, asistieron a la primera de las tres funciones que la compañía cubana ofreció en el capitalino Teatro Popular Melico Salazar, el cual agotó todas sus capacidades.

Al concluir la función, el mandatario costarricense y demás personalidades ticas, así como el embajador de Cuba en San José, Excelentísimo Señor Danilo Sánchez, saludaron en el escenario a doña Alicia Alonso y a los miembros de la compañía cubana, una de las mejores en el campo de la danza clásica universal.

Los doctores Solís y González y la señora Peñas, expresaron a ese mito viviente del ballet mundial el honor que representaba para ellos y para el pueblo costarricense tenerla como huésped de honor en su país. Alicia agradeció las muestras de cariño del presidente, la Primera Dama y el canciller, así como de los asistentes a la función que tuvo lugar en el legendario coliseo citadino, donde la ovacionaron por más de cinco minutos cuando la bailarina y maestra, tan cubana como universal, salió al escenario para iluminarlo con la intensa luz interior que irradia su esfera afectivo-espiritual.

En declaraciones exclusivas a la prensa, el gobernante centroamericano afirmó: “estoy conmovido, conmovido por la destreza, por la calidad, por la sutileza, por la extraordinaria coordinación de ese grupo maravilloso de artistas, reconocidos mundialmente, han venido a demostrarlo con creces en Costa Rica una vez más”.

Por otra parte, exaltó el hecho de que «tener el honor de contar con la presencia de la maestra Alicia Alonso, triplica la extraordinaria presentación del BNC en Costa Rica. “Le agradezco mucho al pueblo cubano, haber […] enviado esta joya de Cuba [a] Costa Rica”.

En un hermoso espectáculo, disfrutado hasta el delirio por los amantes costarricenses del arte de las puntas, el BNC presentó el segundo acto de Giselle, con versión coreográfica de Alicia Alonso, el pas de deux El Corsario y la suite de Don Quijote.

Después de su estancia en Costa Rica, la agrupación se trasladó a la República de El Salvador, donde el presidente, doctor José Sánchez Cerén condecoró a Alicia Alonso, con la Orden Libertador Esclavos José Simeon Cañas, en el grado de Gran Oficial. El decreto que avala tan importante condecoración, la destaca como “una de las personalidades más relevantes en la historia de la danza y constituye la figura cimera del ballet clásico en el ámbito iberoamericano”.

El gobierno salvadoreño reconoció así a la figura cimera del ballet cubano y mundial, que es —además— un referente internacional por su recreación de los clásicos con una personalidad nacional, defendida como bailarina, coreógrafa y pedagoga.

La Universidad de El Salvador la invistió como Doctor Honoris Causa por su valiosísimo aporte al desarrollo y difusión del ballet en la mayor isla de las Antillas e
Iberoamérica. El auditorio quedó impresionado, y a la vea fascinado, con la presencia de la legendaria artista, de 96 años de edad, que —con la elegancia y la majestuosidad que la identifican, en el escenario y fuera de él— reverenció al público como si acabara de baila Giselle, cuya genial interpretación la inmortalizó. 

Célebre por sus interpretaciones inimitables de Giselle y Carmen, Alicia Alonso y el elenco del BNC se presentaron en el Teatro Presidente, donde obtuvieron gran éxito de público y de crítica.

Alonso regresó a la capital salvadoreña luego de 68 años, ya que la primera vez lo hizo en 1949, apenas unos meses después de haber fundado, junto a Fernando (1914-2013) y Alberto (1917-2007), el Ballet Alicia Alonso (hoy BNC).