Triunfal gira del Ballet Nacional de Cuba por la península ibérica

Triunfal gira del Ballet Nacional de Cuba por la península ibérica

  • Foto: Josep Guindo
    Foto: Josep Guindo

Después  de dos meses de actuaciones en la nación hispana, en un periplo que incluyó Oviedo —donde comenzó la gira el 24 de mayo último—, el País Vasco, Andalucía, Madrid y Barcelona, el Ballet Nacional de Cuba (BNC), Patrimonio Cultural de la Nación, logró atrapar la atención del público y la crítica con La Cenicienta y El lago de los cisnes.

Los aplausos y los ¡bravos!, por parte del público, que caracterizaron cada una de las presentaciones de la emblemática compañía, estuvieron acompañados por elogiosas crónicas por parte de la prensa hispana.

La emblemática agrupación, tan cubana como universal, “tiene un sello de excelencia que siempre lo acompaña”, aseveró el diario ABC Sevilla. “La reina (de los cisnes) del BNC” fue calificada en Opera World, la primera bailarina Viengsay Valdés, quien viajó —por primera vez— al frente de la compañía como subdirectora artística, y de “Deliciosa” calificó la prensa madrileña la actuación en La Cenicienta, en los Teatros del Canal de la capital ibérica; coliseo que tuvo que colocar un cartel en la puerta: “Agotadas las localidades”.

“Como Todo un alarde de danza”, se refirió el diario El Comercio, de Asturias, a la presentación del BNC. Por solo citar algunos de los criterios emitidos por los diarios españoles acerca de las actuaciones de un elenco integrado, además, por los primeros bailarines Anette Delgado, Dani Hernández, Grettel Morejón, Ernesto Díaz y Félix Rodríguez, así como por los talentosos bailarines Raúl Abreu, Chanell Cabrera, Claudia García, Ginett Moncho, Yankiel Vázquez, Adrián Sánchez, Ely Regina y Chavela Riera, muy bien secundados por un renovado cuerpo de baile que mostró en escena el continuo desarrollo de la escuela Cubana de Ballet, fundada hace siete décadas por los maestros Alicia, Fernando (1914-2013) y Alberto Alonso (1917-2007).

En esa gira, Viengsay Valdés confesó, en Barcelona, a la periodista Valeria Gaillard, que tiene claro su deseo de “preservar el legado histórico del BNC, ya que he tenido la suerte de desarrollar una carrera internacional y estoy al día de lo que ocurre actualmente en el mundo de la danza, me gustaría llevar un nuevo aire a la compañía y trabajar con coreógrafos actuales. Hacer nuevas producciones, que añadiremos a las más de 700 que tenemos en nuestro repertorio. No queremos que nos encasillen en el clásico. El Ballet de Cuba tiene todavía mucho camino por recorrer”.

Por otra parte, “antes de la gira por España, estuve una semana en Nueva York, [donde establecí] contactos con el American Ballet y el New York City Ballet, porque el año próximo celebraremos el centenario de nuestra Alicia y queremos que participen. Alicia tuvo una gran relación con esas compañías, con Balanchine cuando estaba en el NYCB,  con el ABT y la Scala de Milán. El homenaje se hará durante todo el año y le dedicaremos el Festival Internacional de La Habana que se hará el siguiente año”.

El BNC presentará Giselle, en septiembre de este año, en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, y a finales de ese mismo mes, este clásico de todas las épocas y todos los tiempos  se llevará a varias ciudades mexicanas.