Un 1ro. de Mayo como lo vislumbró el Che

Un 1ro. de Mayo como lo vislumbró el Che

Etiquetas: 
UNEAC, Cuba, cultura cubana
  • Los cubanos acudimos nuevamente al llamado de la Patria. En plazas, barrios y pueblos se hace patente la voluntad de continuar la construcción del proyecto revolucionario.
    Los cubanos acudimos nuevamente al llamado de la Patria. En plazas, barrios y pueblos se hace patente la voluntad de continuar la construcción del proyecto revolucionario.

El 1ro.de Mayo de 1959, el Comandante del Ejército Rebelde, Ernesto Guevara de la Serna (Che) presidió en Santiago de Cuba el primer desfile de los trabajadores, liberados ya de la tiranía batistiana y en camino hacia su total libertad e independencia, ahora con las armas del trabajo.

Por vez primera, los obreros desfilaron sin demandas, pues confiaban plenamente en la dirección de la Revolución. Veinte años atrás, en 1939, bajo la dirección de su líder principal, Lázaro Peña, la clase obrera cubana había marchado enarbolando las demandas de reconocimiento a la organización de los trabajadores, el cese de los desalojos campesinos, el establecimiento de leyes para el retiro y la defensa de la industria nacional, junto al combate contra el desempleo y la carestía de la vida.

Ahora, las demandas en la provincia cedían su lugar a dos consignas. La primera era el apoyo a la Ley de Reforma Agraria, que sería proclamada el 17 del propio mes, en La Plata, Sierra Maestra, aboliría para siempre el latifundismo en Cuba, entregaría la propiedad de la tierra a más de 100 000 campesinos, comenzando así la transformación de nuestros campos, llenos de miseria, abandono, insalubridad y analfabetismo.

La segunda consigna fue el apoyo total al poder revolucionario, reconocido como legítimo representante de la clase obrera y de todo el pueblo.

Ese 1ro. de Mayo de 1959, ante miles de obreros, campesinos, estudiantes, combatientes del Ejército Rebelde y el pueblo santiaguero, expresaría el Che:

“Lo primero que salta desde mi profunda fe revolucionaria, la primera afirmación que tenemos que decir con todo convencimiento esta tarde es: ¡Qué fuertes somos! ¡Qué fuertes somos!, compañeros, porque hoy, por primera vez en Cuba y quizás en América, el pueblo entero organizado ha desfilado con sus fuerzas armadas, y los fusiles de las fuerzas armadas eran también los fusiles de los estudiantes, los fusiles de los obreros, los fusiles de los campesinos”.

Y una afirmación del Comandante guerrillero, ratificaba su visión de futuro. “Esta es nuestra Revolución, es la Revolución de todos, y este 1ro. de Mayo será nada más que el inicio de todos los primeros de mayo que se sucederán, en los cuales las fuerzas armadas del Ejército y las fuerzas armadas del pueblo desfilarán codo a codo, como ha sido hoy por primera vez en la historia de la Patria cubana”.

Justo es recordar que en ese acto se alzó también la voz de un destacado luchador obrero y comunista santiaguero, Juan Taquechel López, quien expresó palabras que hoy están confirmadas por la historia: “Aquí estamos reunidos con los trabajadores, los campesinos y estudiantes, significando esto que marcharemos unidos en futuras luchas. Hemos marchado por las calles con el Ejército Rebelde y las compañías armadas, en un acto de unidad. La Revolución es un golpe profundo que ha tocado a los grandes intereses y contra esos intereses hay que estar alertas”.

Han pasado 57 años de aquel primer 1ro. de Mayo libre celebrado en Santiago de Cuba. Las predicciones del Che y de Taquechel, son una realidad permanente. Los cubanos volveremos a marchar unidos, defendiendo la Revolución, apoyando los acuerdos del 7mo Congreso del Partido Comunista de Cuba y seguros de nuestro presente y nuestro porvenir.

 

Por: Orlando Guevara Núñez

Tomado de Sierra Maestra