Un canto de esperanza para los damnificados

Un canto de esperanza para los damnificados

  • Organizado por el Instituto Cubano de la Música y el Centro Nacional de Música de Conciertos, el programa que dará inicio a las 11:00 am. Foto tomada de internet
    Organizado por el Instituto Cubano de la Música y el Centro Nacional de Música de Conciertos, el programa que dará inicio a las 11:00 am. Foto tomada de internet

A los damnificados por el tornado que golpeó duramente varios municipios de la capital el 27 de enero último, dedicará la Orquesta Sinfónica Nacional su concierto del próximo domingo 17 de febrero, el cual tendrá lugar en su habitual espacio, la Sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba.

Organizado por el Instituto Cubano de la Música y el Centro Nacional de Música de Conciertos, el programa que dará inicio a las 11:00 am bajo el título de Canto a la esperanza, tendrá como invitadas a destacadas intérpretes de los repertorios lírico y popular; así como a la flautista suiza Antipe dˈStella y a la clarinetista cubana Marybis García.

El maestro Enrique Pérez Mesa será el encargado de dirigir a la filarmónica durante todo el concierto, previsto para iniciarse con las mencionadas instrumentistas en la ejecución de la Tarantella Op. 6, de Camille Saint-Saëns y la Contradanza de la Zarzuela Cecilia Valdés, de Gonzalo Roig.

Obras de este y otros reconocidos compositores nuestros serán interpretadas a continuación por las sopranos Bárbara Llanes y Milagros de los Ángeles; la mezzo soprano Joanna Simón y Lucelsy Rodríguez; quienes darán paso a las populares voces de Annie Garcés, Liuba María Hevia, Luna Manzanares, Osdalgia y Omara Portuondo,

El manisero, de Moisés Simons; Veinte años, de María Teresa Vera; La Bayamesa, de Sindo Garay; Mírame así, de Eduardo Sánchez de Fuentes; Oh, Melancolía, de Silvio Rodríguez; Dame la mano, de Teresita Fernández; Habáname, de Carlos Varela y Si me falta tu sonrisa, de Liuba María Hevia, se encuentran entre las obras que el público podrá escuchar.

La totalidad de la recaudación que por la venta de las entradas se reporte ese día, se ingresará en la cuenta bancaria abierta con el objetivo de colaborar al financiamiento de las labores de recuperación que se acometen en los territorios habaneros afectados por el meteoro.

Al igual que el resto de nuestro pueblo, los artistas cubanos han dado su contribución desde los primeros momentos mediante donaciones, actuaciones o aportando su esfuerzo en el saneamiento de las áreas afectadas y la reparación de los inmuebles que sufrieron el embate.