Un encuentro de poesía y sentimientos

Entrevista

Un encuentro de poesía y sentimientos

Etiquetas: 
Escritores, Centro Cultural Cubapoesía, poesía, entrevista
  • Yosie Crespo ofrecerá un breve recital de su obra y conversará con el público asistente acerca de las nuevas coordenadas de su creación. Foto: Internet
    Yosie Crespo ofrecerá un breve recital de su obra y conversará con el público asistente acerca de las nuevas coordenadas de su creación. Foto: Internet
  • Invitación.
    Invitación.

Próximamente tendrá lugar en La Habana un encuentro de poesía bastante particular. Se trata de una convergencia de obras, miradas, estilos y maneras de hacer de cuatro poetisas cubanas, que más que un intercambio, devendrá un acercamiento entre público y creadoras.

La cita está organizada por la Sección de Literatura de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), Cubapoesía y el Laboratorio de Escrituras. Tiene antecedentes similares como el espacio Tendiendo puentes: Nuevos encuentros en la poesía cubana, organizado por el escritor J.V. Portela, como parte del festival de poesía O´miami, realizado en 2016, el cual contó con la presencia de destacadas figuras de las letras cubanas residentes en una y otra orilla, como Reina María Rodríguez y José Kozer, dos de los ganadores del Premio Iberoamericano de Poesía, Pablo Neruda.

Además de proponer una lectura de los textos de Jamila Medina, Zunelyz López, Yanelys Encinosa y Yosie Crespo, este encuentro, previsto en la sede del Festival Internacional de Poesía (25 y Hospital, Centro Habana) promete un intercambio cultural entre la literatura producida desde la isla, y la que creadores y creadoras cubanas promueven desde otras latitudes. Será el 12 de abril, a las dos de la tarde, y estará moderado por la también joven y laureada poeta, narradora y dramaturga, Elaine Vilar Madruga.

Precisamente la autora Yosie Crespo (cubana radicada en Estados Unidos) conversa con la UNEAC sobre lo que esta oportunidad significa para ella.

"Leer junto a poetas que considero amigos es un gran regalo ─explica Yosie Crespo─, pero leer junto a poetas que considero importantes es una celebración.
Como lectora aprendí mucho de estas autoras y otro grupo, desde mis primeros viajes de regreso a La Habana, cuando les fui conociendo. Luego de lograr lecturas desde este otro lado del mar, es tiempo de hacer juntos lo mismo en mi país de origen.
"Leer en la Isla y junto a un público cubano es para mí una especie de destino que no se puede disimular; es la conversación que deja de ser conmigo misma y se desplaza para reafirmar la realidad del poema; es un complot a favor por el cual me siento muy agradecida".

¿Cuáles son las características que separan y unen a la poesía hecha por autoras y autores cubanos dentro y fuera de Cuba?

"Hay algo elemental en la poesía hecha por autoras y autores cubanos, lo mismo dentro que fuera de la Isla, y es el olor.

"Un olor que se queda y a la vez se va, y luego regresa a ráfagas. Los autores cubanos sabemos distinguirlo. Nuestra poesía es una sola. Nuestra literatura es una sola, a estas alturas ya nada ni nadie pudiera separarlas".

Si tuvieras que describir tu obra poética a los lectores, ¿qué elementos de ella resaltarías?

"Me han dicho que soy algo así como un producto híbrido de la poesía cubana, y eso me causa risa. Digo que puede ser, pero un producto con características bien definidas que se han ido mezclando para dar lugar a un tercero (dentro del poema). Este tercero tiene características de ambos, pero no es uno ni es el otro. Me interesa más la relación de ese producto tercero en el poema, un yo otro.

"Creo que mi poesía tiene cierta tendencia a lo místico y a mi modo de reflexión es un ejercicio muy útil que me ayuda a liberarme. La poesía siempre ha sido mi sutra, es desde ese lugar que trato de traducir mi experiencia vital en verso".

¿Qué determina, además de tus orígenes tangibles en Cuba, que tu poesía sea cubana, como la de las autoras que viven aquí y reflejan su realidad?

"La realidades del cubano son una sola dentro y fuera de la Isla, están conectadas ambas y muchos también llevamos el país como el caracol lleva su casa a cuestas. Es una ironía rara de la que no te puedes desligar.

"No puedo decir que mi poesía sea del todo cubana porque he vivido mucho tiempo fuera de Cuba (desde los diez años), así que hay influencias de muchos otros lugares en los que he vivido y estado, pero sí hay un acercamiento tangible ahí. Es una mezcla de afuera y adentro. Espero que los lectores puedan hacer una observación más inteligente que la mía al respecto”.

Espacios como este se han realizado desde "la otra orilla", ¿a qué intenciones culturales responden estos encuentros en uno y otro país?

"Creo que lo que buscamos es ver y sentir la creación desde las dos perspectivas geográficas, por decirlo de alguna manera, diferentes, como mismo uno se asoma al quehacer de otros autores ya sean hombres, mujeres, de habla hispana o inglesa, jóvenes, viejos, consagrados o inéditos. Siempre respondiendo al desarrollo cultural y de la obra del artista.

"Para mí, el mundo se divide en tres cosas: los libros que leo, los lugares que anhelo y las personas que quiero. En Cuba están esas tres cosas, así que esta vez la intención también responde a una necesidad muy personal".