Una Gaceta medioambiental

Una Gaceta medioambiental

Etiquetas: 
La Gaceta de Cuba, UNEAC
  • Un nuevo número para el disfrute de los lectores.
    Un nuevo número para el disfrute de los lectores.

El número 1 de La Gaceta de Cuba, correspondiente al inicio de este 2017 (enero-febrero) se presentó ayer en la Sala Villena de la UNEAC, con la presentación del historiador, sociólogo y ecologista Armando Fernández Soriano, editor invitado para la confección del dossier central del número enfocado a la temática ambientalista y ecocrítica.

Como es habitual, la ilustración de la revista siempre a cargo de un artista de la plástica, correspondió a José Manuel Fors, un azar (como catalogara el propio Codina) placentero debido a que el también Premio Nacional de Artes Plásticas ha dedicado parte de su obra a la temática de la naturaleza.

Integran este primer dossier los textos de reconocidos investigadores como Mariana Serra, y los norteamericanos David Taylor, Silvia Torty y Blas Falconer. Cada uno, desde miradas actuales hacia la literatura, se enfocan en temas naturalistas como la construcción de una verdadera educación medioambiental, el «ecofeminismo» en la obra de Excilia Saldaña o la construcción de una identidad en el ser humano que tenga identificación con la naturaleza.

Un segundo dossier más pequeño integra las páginas de esta edición: un tributo a Fidel Castro, con tres textos –escogidos entre muchísimos llegados a la redacción– pertenecientes al crítico teatral Omar Valiño, al investigador Ricardo Luis Hernández Otero y la ensayista Caridad Atencio; todos con una mirada personal que se vuelve universal en nuestro imaginario sobre la figura del líder de la revolución cubana.

Quizás valdría la pena resaltar dos lecturas necesarias de este primer número del año, la primera, una entrevista a Maggie Mateo, recientemente galardonada con el Premio Nacional de Literatura, donde su interrogador y amigo Carlos E. León, nos muestra la niña, la mujer y la extremada sencillez que se esconde detrás de todas las grandes personas.

El segundo, “Fros, bajo la sombra de quinientos billones de imágenes”, un recorrido crítico que hace la investigadora Grethel Morell, sobre la obra de un artista que ya tiene una impronta en la historia del arte cubano y que sigue experimentando en su obra no solo con diversidad de materiales sino de varios recursos de las artes visuales que lo mantienen en el panorama de la plástica contemporánea.

Con este número inician también las pequeñas acciones editoriales que se extenderán durante todo el año en la revista con motivo de su 55 aniversario próximo a cumplirse en abril. En esta edición bimestral, se encuentra por ejemplo “Después de publicado”, del escritor Jaime Sarusky, un texto correspondiente al primer número de la revista en 1962.

Al lector solo queda la recomendación a disfrutar de este nuevo número de La Gaceta de Cuba que con casi medio siglo de existencia sigue llenando en cada entrega las salas de la organización que le dio vida.