Universidad de Oriente: setenta años aunando ciencia y conciencia

Universidad de Oriente: setenta años aunando ciencia y conciencia

Etiquetas: 
Santiago de Cuba
  • Vista del Edificio de la Rectoría de la Universidad de Oriente. Foto: Departamento de Comunicación de la UO
    Vista del Edificio de la Rectoría de la Universidad de Oriente. Foto: Departamento de Comunicación de la UO

Asentada en una ciudad heroica y hospitalaria se yergue la ya septuagenaria Universidad de Oriente. Distinguida por el singular hecho de pertenecer a Santiago de Cuba, esta ha sido la cuna de las Casas de Altos Estudios de esta región del país.

Fundada el 10 de octubre de 1947, en el Gobierno Provincial con la Campana de La Demajagua, ha sido la casa de muchos: Frank y Josué País, Pepito Tey, Oscar Lucero Moya, Juan Bocsh, José Mercerón, Enma Rosa Chuy y Vilma Espín, entre muchos otros, cuyo paso por la historia nacional ha sido meritorio.

Destacada en la lucha insurreccional contra la dictadura de Fulgencio Batista, sus puertas fueron cerradas hasta que la Revolución triunfante reabrió, la que siempre ha sido, una universidad mambisa y popular.

Hitos de la historia nacional se guardan celosamente tras los muros de este centro. La constitución del Gobierno Provisional Revolucionario el tres de enero de 1959 en la Biblioteca “Francisco Martínez Anaya”, cuenta entre esos hechos que resaltan lo mambisa de esta universidad, que en varias ocasiones fue visitada por Ernesto Che Guevara, Vilma Espín, Raúl Castro y el Comandante en Jefe Fidel Castro.

Dedicada a preservar, desarrollar y promover la cultura, en su condición de universidad revolucionaria, en su seno, ha vivido ya por 65 años la Coral Universitaria Ecos, agrupación emblemática fundada por el decano de la música coral en Cuba, Electo Silva Gaínza, Doctor Honoris Causa en Ciencias Sociales por esta Casa de Altos Estudios.

Hace siete décadas sólo se estudiaban aquí las carreras de Educación, Filosofía y Letras, Ciencias Comerciales, Derecho e Ingeniería Química e Industrial, las cuales suman 63, actualmente, en diversas ramas de las ciencias sociales, humanísticas y técnicas.

Varios son los centros de estudios que con sus aportes prestigian el desarrollo de la universidad, entre ellos el de Biofísica Médica, fundado por el Líder Histórico de la Revolución Cubana y en el cual se construyó el primer tomógrafo cubano; y el Nacional de Electromagnetismo Aplicado, que ha contribuido a impulsar la agricultura y la salud.

Setenta años después y junto a una réplica de la campana libertaria de Carlos Manuel de Céspedes, la Universidad de Oriente renueva su compromiso de aunar ciencia y conciencia. Depositaria de nuevos saberes mira hacia el futuro con la premisa de hacer de esta la casa de todos y el baluarte de una formación revolucionaria y humanista.