Veinticinco años en escena

Veinticinco años en escena

Etiquetas: 
Escénicos, Teatro Karl Marx, ballet español
  • El Ballet Lizt Alfonso es la única agrupación cubana que ha actuado en la ceremonia de los  Latin Grammys.
    El Ballet Lizt Alfonso es la única agrupación cubana que ha actuado en la ceremonia de los Latin Grammys.

Veinticinco años en escena es el título del espectáculo de lujo que el Ballet Lizt Alfonso, con coreografía de la directora general de la emblemática compañía, tan cubana como universal, lleva a las tablas del Teatro Karl Marx los días 15 y 16, 21, 22 y 23 de este mes, con motivo de festejar las bodas de plata de la agrupación en proscenios nacionales y extranjeros.

El programa artístico incluye momentos culminantes de un intenso cuarto de siglo del Ballet Lizt Alfonso. El público puede apreciar el virtuosismo técnico-interpretativo donde se combinan ritmo, pasión, sensualidad, colorido, elegancia y cubanía al ciento por ciento; indicadores académicos en que se estructuran el arte danzario y escénico, así como rasgos esenciales que configuran la personalidad básica del cubano. Todos esos elementos se funden en 25 años en escena, bajo la dirección de la primera bailarina, maître y coreógrafa Lizt Alfonso, quien ha convocado para la ocasión invitados de primera línea.

Por otra parte, los fieles admiradores del Ballet Lizt Alfonso  —única compañía cubana que ha actuado por invitación a la ceremonia de los Latin Grammys— pueden disfrutar fragmentos de los antológicos espectáculos Fuerza y compás, Elementos, Alas, Amigas.

Por último —y no por ello menos importante— es necesario destacar la inmensa capacidad de entrega en cuerpo, mente y espíritu de bailarines y músicos; lo mismo a la danza y la música procedente de la península ibérica que a la rumba o el guaguancó; legítimas manifestaciones de nuestra cultura que, al decir del doctor Eusebio Leal Spengler, nos identifica como nación y pueblo.

En ese contexto festivo tuvo lugar la apertura de la exposición Habana-New York-Havana del artista colombiano-estadounidense del lente Eduardo Patiño, en el lobby del Teatro Karl Marx. En las imágenes, signadas por su indiscutible factura estético-artística, se recoge la óptima calidad que —desde todo punto de vista— posee el Ballet Lizt Alfonso.