Virtuosismo lingüístico de Olga Sánchez y Francisco Díaz Solar

Virtuosismo lingüístico de Olga Sánchez y Francisco Díaz Solar

Etiquetas: 
Escritores, traducción literaria, jueves literario
  • Invitación de la Tertulia que se realizó este jueves 20.
    Invitación de la Tertulia que se realizó este jueves 20.

“El lenguaje es obra del hombre.(1) Para hablar bien nuestra lengua, no hay como conocer otras: El contraste nos enamora de la nuestra”,(2) escribió José Martí, para el periódico La Opinión Nacional, de México, durante su labor como traductor para distintos órganos de prensa y casas editoriales de nuestra América, y para siempre tratar de hacer valedera la riqueza comunicacional y cultural de las diversas lenguas del hombre, como “jinete de su pensamiento” en general.

Así, émulos de nuestro Héroe Nacional en ese arduo y acucioso trabajo al saber encaminar sus pasos durante décadas al arte de la traducción son, sin lugar a dudas, Olga Sánchez Guevara y Francisco Díaz Solar, dos figuras del virtuosismo lingüístico –idioma alemán–, ganadores del Premio de Traducción literaria José Rodríguez Feo, años 2000 y 2002, respectivamente, que otorga la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Durante un ameno intercambio con un nutrido grupo de escritores, editores y traductores –entre ellos, Ana Elena De Arazoza Rodríguez, vicepresidenta de la Sección de Traducción literaria de la Asociación de Escritores–, en la sede de dicha institución, ambos rememoraron sus inicios en esa labor, sus experiencias más relevantes (o no), sus satisfacciones personales, además de señalamientos y críticas para el buen desempeño y acogida del trabajo del traductor en la edición de libros (personales o por encargo), y la necesidad de que todo ello no fenezca, finalmente, en argumentos y definiciones burocráticas a la hora de su publicación.

Durante un breve contacto con este Sitio Web, De Arazoza Rodríguez recordó que, en el 2013 y 2015, para dicho Premio fueron seleccionadas las traductoras cubanas Esther Muñiz y Josefina de Diego, respectivamente, mientras que ella obtuvo mención ese último año.

“También entre los premiados, pero con la Distinción Pensar es Servir que otorga el Centro de Estudios Martianos (CEM), estuvo el traductor francés Jacques Bonaldi, por su excelente labor relacionada con la Obra martiana”, puntualizó.

Por su parte, Sánchez Guevara traductora-intérprete de idioma alemán expresó que sus primeros pasos en la lengua germana ocurrieron siendo estudiante de la Universidad de La Habana y durante la existencia del llamado Proyecto de Inserción Estudio-Trabajo, con vista a compartimentar ambas actividades. “Recuerdo que durante el primer año nos remitieron a una fábrica de fósforos –nada tenía que ver con los estudios del alemán–; en el segundo año nos ubicaron en una librería o depósito de libros cercana a la escalinata universitaria, pero ya en el tercero nos trasladaron a un departamento de traducciones de la Facultad de Lenguas Extranjeras, donde se realizaban traducciones al español de idiomas raros (eslavos) como el checo, eslovaco, húngaro, rumano... Incluso, se traducía del chino. Así inicié mis traducciones hasta la actualidad.

“Recuerdo que el primer libro que traduje fue el titulado ¿Piensa ya en el amor?, de la autora alemana Monika Krauser y del sicólogo cubano doctor Lajonchere. Continué con la correspondencia y escritos sobre arte y literatura de Rosa Luxemburgo; en ocasiones traducía filosofía. A partir del llamado Período Especial en que dejó de fluir la entrada de literatura procedente de la otrora República Democrática Alemana (RDA), país de donde procedía la mayor parte de la bibliografía, los traductores comenzamos a plantear nuevos proyectos. En mi caso, propuse para la Colección Sur algunos libros de poemas de autores germanos –fue cuando me inicié en la traducción de ese género–, al igual que obras de dramaturgos”.

Seguidamente, Sánchez Guevara trajo a su memoria el aprendizaje del portugués a su amplísimo caudal profesional, “idioma que he disfrutado también muchísimo, pues traduje algunas piezas de teatro brasileño. Poco tiempo después los traductores nos transformamos en editores, con la publicación de la obra Once poetas austriacos y cubanos –publicada en edición bilingüe–; a la par editamos una revista UNIÓN dedicada a la literatura austriaca”.

“Con el transcurrir del tiempo hemos continuado realizando proyectos de traducciones –algunos exitosos–. En mi caso, el más reciente es una antología (bilingüe y publicada en Austria), titulada Mujer ante el paisaje, cuyo tema principal es la naturaleza y sus autoras, cuatro poetisas austriacas”.

Para satisfacción propia y de sus colegas, Sánchez Guevara ha encausado también su talento creativo hacia la creación de una obra lírica personal, como es el caso de su poema Carta desde Cuba.

Francisco Díaz Solar, otro virtuoso de la lingüística y, en específico del idioma alemán, profundizó no solo en su iniciación como traductor, sino también en sus experiencias –y a la vez vicisitudes–, para lograrlo.

“Trabajaba en el Instituto Cubano del Libro (ICL) donde primero fui traductor técnico, algo que me hacía sentir encasillado profesionalmente, confesó, hasta llegar a realizar diversas traducciones –entre ellas un diccionario filosófico que nunca llegó a publicarse–. La primera experiencia como traductor literario la tuve con la revista Opción (a finales de los años ochenta), un proyecto encaminado a la introducción de literatura contemporánea occidental. Esta la hice a partir de la traducción del inglés de un pequeño dossier, con poemas del norteamericano Carlos William. Después elaboré un proyecto para la Colección de Literatura Universal perteneciente a la Editorial Arte y Literatura; introduje al escritor y poeta alemán Heine, acerca del cual realicé una antología de su obra”.

Subrayó Díaz Solar su gran satisfacción cuando le fue otorgado el Premio Rodríguez Feo 2003, para agregar entre sus satisfacciones que, “en la Feria Internacional del Libro del 2004 tuve la idea de realizar una antología sobre Poesía alemana contemporánea, la que logré armar en unos meses y conformar en Poetas alemanes y austriacos (1945-2000). Un título ya publicado”.

Notas:

(1) Emerson: Su filosofía, "La Opinión Nacional", 19 de mayo de 1882. T. 13, p. 22.

(2) Sección Constante: "La Opinión Naciona"l, t.23, p. 167.