William Gálvez: un escritor atento a la Historia

William Gálvez: un escritor atento a la Historia

Etiquetas: 
Escritores, sala Villena
  • Camilo, el Señor de la Vanguardia.
    Camilo, el Señor de la Vanguardia.

No hay que esperar aniversario para rendir honores a hombres que merecen tributo y Camilo Cienfuegos es uno de ellos. El pasado 28 de octubre, como todos los años, el Malecón vuelve a ser testigo de ofrendas a su nombre, prueba de que su pueblo y obra no se olvida. La Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) también rindió tributo al Héroe de Yaguajay con la conferencia efectuada en la tarde de ayer a cargo del militar, escritor y periodista William Gálvez, amigo y compañero de lucha de Camilo.

Gálvez inició el encuentro haciendo énfasis en cómo se conocieron Camilo y el Che. Es conocido por todos la gran amistad que los unía. Su génesis comenzó en la Sierra cuando Camilo comparte una lata de leche con su compañero argentino. Dos hombres tan distintos en cuanto a carácter y personalidad. ¿Cómo llegaron a comprenderse tan bien? fue una de las tesis más interesantes que desarrolló Galvéz y es que ambos tenían nexos en común: el interés y preocupación por los problemas sociales, además de una voluntad férrea, condición esencial para el triunfo.

Si bien el Che adquirió conciencia durante sus experiencias, recorriendo varias provincias de Argentina, Camilo obtuvo estos valores desde el seno familiar, gracias a principios inculcados por su padre.

Se conoce que el guerrillero nacido en la barriada de Lawton era un auténtico bromista, cualidad que lo hacía indisciplinado a los ojos del Che, quien en una ocasión lo exhortó a mejorar su comportamiento: “tienes condiciones para ser más útil a la Revolución”. A partir de ese momento este se convirtió en un maestro para Camilo. “Nunca he podido determinar cuál de los dos sentía más respeto hacia el otro”, declaró Gálvez.

“La personalidad del Héroe de Yaguajay, le imprimía un sello particular a todo lo que hacía”, expresó el autor de El guerrillero (Editorial Ciencias Sociales 2008), quien tuvo el privilegio de ver a Camilo días antes de su desaparición física. También comentó que actualmente se encuentra escribiendo Camilo, el Señor de la Vanguardia, volumen para los interesados en estudiar a fondo la personalidad de esta gran figura y profundizar en la Historia de Cuba.

En un segundo momento —como parte del debate— los presentes manifestaron la poca presencia en la televisión de series o programas acerca de la Historia, elemento a considerar debido a que las nuevas generaciones consumen productos de este tipo y los medios de comunicación tienen como premisa fundamental, instruir.

La sesión cumplió su propósito inicial. El siguiente principio martiano resume el encuentro: “honrar a los que cumplieron con su deber es el modo más eficaz de estimular a los demás a que lo cumplan”.