La nueva dramaturgia cubana

La nueva dramaturgia cubana

  • En el ISA se forja vanguardia de la dramaturgia cubana.
    En el ISA se forja vanguardia de la dramaturgia cubana.

Cada 7 de agosto se realiza una jornada para recordar el fallecimiento de pedagogo teatral, Konstantín Stanislavski, a 78 años de su desaparición física esta entrevista nos brinda opiniones sobre el contexto donde se desarrolla la nueva dramaturgia cubana, así accedieron al contacto vértices de la piedra angular como estudiantes, profesores, directores de teatro y jefe de la Facultad de Teatro de la Universidad de las Artes (ISA) para cerrar con broche de oro este homenaje.

¿Qué dramaturgos prefieres leer?

Ignacio Reyes, estudiante de 1er año de Teatrología en el ISA: “Yo tengo formación académica, vengo de un nivel medio y allí conoces muchos dramaturgos… internacionales como Lorca, Shakespeare y autores cubanos: Estorino o Piñera, pero particularmente consumo mucho Virgilio Piñera, un dramaturgo que experimentado e incluso Abelardo Estorino también, pues fue una de las personas que más se mantuvo en la escena costumbrista con un toque de cubanía”.

Pedro Franco, director de Teatro El Portazo: “Me interesa mucho la joven dramaturgia cubana, autores como Yerandy Fleites, Abel González Melo, Rogelio Orizondo, Liliane Lugo o la promoción de los Novísimos porque me siento identificado”.

Yerandy Fleites, dramaturgo y profesor del ISA: “Leo mucho Arthur Miller, Sarah Kane y autores alemanes, son los que prefiero”.

Eberto García, jefe del departamento de teatrología y dramaturgia de la facultad de artes escénicas del ISA: “Nunca un curso se parece a otro, nunca una clase o un desempeño de un maestro en relación con la lectura que hace de la historia del teatro o de las historias múltiples del teatro, se van a encontrar igual en cada circunstancias, y yo creo que eso es lo rico, como los procesos docentes que pueden existir en una escuela como el ISA, porque son procesos de creación, de investigación y de aprendizaje, que el estudiante va haciendo junto con el maestro; aquí no es transmitir un saber ya fijado o cerrado, sino que tiene que estar abierto a la evolución de la escena de la dramaturgia, del pensamiento y de los modelos de enseñanza. Hacer una selección de autores está en un programa de estudio, pero ese programa se puede interpretar de varias maneras, con una coherencia, sentido de identidad, un sentido de pertenencia, que nos explique, por qué el teatro que tenemos hoy con su diversidad, sus contrariedades, sus contrastes y dinámicas diferentes de desarrollo, sus alternancias responden de modo muy distinto a una tradición y a los procesos culturales y sociales que hemos vivido”

¿Te ciñes solo a los autores y la investigación que te orientan en la clase o buscas tiempo y espacio para consumir e investigar otros autores?

Ignacio Reyes, estudiante de 1er año de Teatrología en el ISA: “Es lógico que si uno se conforma con solo lo que le imparten en la clase, no va a tomar toda la información, pero si uno se quiere convertir en un buen teórico o en un buen investigador, uno tiene que investigar de forma independiente, buscar por los grupos de teatro, archivos, bibliotecas; porque si no se tiene una especie de back ground para elaborar sus propios nexos y sacar sus conclusiones de lo que estudia, nos podemos quedar como que en el camino”.

¿Cómo está la dramaturgia y las puestas en escena del teatro cubano hoy?

Yerandy Fleites, dramaturgo y profesor del ISA: “El teatro cubano está en una época de búsqueda, de experimentación y de mucha exploración en la escena, que se está viendo sobre todo desde de la influencia que viene llegando del performance. La nueva estrategia del performance se ha ido convirtiendo como en una realidad dentro de la escena y de alguna manera también la escritura se está explicando desde ese punto de vista, ya que pienso que la mayor transformación que va a tener la escena cubana dentro de los próximos veinte años, ha de venir desde la escritura, que es lo que formalmente de alguna manera es lo que se está corrompiendo para bien y para mal; y son de alguna forma las pautas que han ido asumiendo los autores y directores…con las nuevas búsquedas de asumir el personaje, la imagen. Ya hay grupos de un mayor recorrido que han tenido que pactar con estas nuevas formas de ver el teatro, que tienen formas muy positivas, pero que tienen cosas que a la larga van a quedar en el camino y pienso de una manera más contundente que no tenemos todavía a los que podamos señalar, como teatro El Portazo, Rogelio Orizondo con el teatro “El público …son autores que están asumiendo una dramaturgia espectacular no solo como directores, sino que desde el punto de vista de los dramaturgos, están haciendo una dramaturgia, y eso es lo que está comprometiendo el resultado escénico posterior y el resultado del actor”.

Eberto García, jefe del departamento de teatrología y dramaturgia de la facultad de artes escénicas del ISA: “A veces podemos estar más convencidos o menos, más a gusto con una propuesta o con otra, pero creo que es una realidad, que se comparte, que han entrado a operar en el contexto cubano referentes estéticos, artísticos, dramatúrgicos y escénicos. La dinámica y sensibilidad de los creadores y el espectador hacen que esos productos escénicos también sean distintos. Aun cuando hay zonas que uno las ve demasiado quietas, que hay zonas muy activas, en esos contrastes se está construyendo un modelo de futuro, que va a ser muy dinámico, que se está preparando para los cambios que se van a venir para a este país, para los cambios que ya están, porque tal vez en otras zonas de la sociedad eso no sea tan nítido pero al nivel del arte y al nivel de los otros procesos de creación artísticos esa inmediatez está marcando el rumbo ya no solo estético y artístico, sino del sentido de pertenencia al hecho cultural que estamos defendiendo”.

Terminan estas declaraciones de nuestros dramaturgos con la caída de un telón a tenor de una frase del Konstantín Stanislavski “(…) Toda persona que en realidad es una artista, desea crear en su interior una vida más honda e interesante que la que le rodea en la realidad (…)”.