Nara Mansur y el Régimen de los Afectos

Nara Mansur y el Régimen de los Afectos

  • Nara Mansur en la presentación de ¿Por qué hablamos de amor siempre? en La Habana.
    Nara Mansur en la presentación de ¿Por qué hablamos de amor siempre? en La Habana.

La escritora cubana Nara Mansur, Premio de Poesía Nicolás Guillén y Premio de la Crítica Literaria regresa a la fiesta de la literatura esta vez con una nueva propuesta. Como ya había anunciado Régimen de Afectos es su regalo a los lectores en esta XXV edición de la Feria.

“Este libro tiene una vocación testimonial. Ante el gran debate que surge actualmente en torno al arte contemporáneo y pensando los fenómenos desde la globalización es importante que la crítica se posicione y diga su opinión. El arte siempre es testimonio de su contexto y sobre todo tiene una vocación de investigación, de entender la palabra como un cuerpo y no volver al panfleto.  Este libro mío habla de ese régimen que uno siempre siente que vive, la normativa donde el mundo afectivo y el familiar funcionan. Con él voy a ese mundo roto, enfermo, adolorido. Es una poesía que se aventura en el terreno formal en busca subvertir un poco la palabra.

Además de Régimen de Afectos la autora participó en la construcción del libro Retrato Balado una compilación de historias de 35 mujeres.

“Fue una experiencia muy linda. La iniciativa de crear el texto fue coordinada por la poetisa cubana Soleida Ríos quien aglutinó en esta obra no solo a escritoras, sino también a bailarinas, artistas de la plástica, periodistas. El objetivo era construir relatos a partir de mitos, historias determinadas. Poner voz a otra voz, ya fueran personajes de cuentos o personajes históricos. En mi caso escogí a la princesa Aurora”.

Nara asegura que la Feria es una oportunidad para intercambiar experiencias literarias y encontrar títulos nuevos.

“Lo mejor de la feria es la diversidad de espacios que presenta. Me parece muy bueno que junto a los libros que se proponen haya espacio para convocar escritores. Me deja mucho pesar que muchos de los textos planificados no se hayan podido presentar, esto es lamentable”.

Sin embrago, la autora asegura que uno de sus mejores experiencias en esta Feria fue la participación en paneles de debate con escritores de Cuba que residen en otros países.

“Fue también interesante ver como cada uno cuenta la experiencia de ser un escritor cubano viviendo fuera del país. Esa es otra de las posibilidades y los encantos que tiene la Feria que todo escritor cubano viva o no en Cuba se siente convocado a venir a ella. Creo que está bien pensarla como un sitio de pertenencia de todos. Hay un gran reclamo de otros escritores de sentirse parte de la vida cultural cubana”.

¿Cómo mira a Cuba un escritor nacido aquí pero que vive fuera?

“Ya uno no está dentro todo el tiempo, y esa mirada más alejada se vuelve quizás más lucida pero también se contamina de otros mundos. Mirar tu país desde lejos es curioso porque manejas mucha reflexión periodística y filosófica que te permite interpretar la realidad cubana. Tratas de aportar a tu identidad cultural con herramientas e ideas que no son las que tendrías si vivieras acá, entonces también hay un diálogo permanente con lo extranjero y con lo cubano a la distancia”.

Nara Mansur prepara actualmente su próximo libro, El Trajecito Rosa, un juego de tonalidades, historia, memorias.

“Estoy muy contenta, es un libro muy conceptual, muy racional. Sencillamente intenta a partir de la palabra rosa, de la condición de la flor, armar un texto. Lo mismo puede aparecer Rosa Luxemburgo, que la Rosácea, que Rosa Pastora Lecrer maestra cubana muy importante, internacionalista. Hablo mucho de la rosa como flor. A simple vista puede parecer que trata de asuntos banales pero tiene una mirada a veces política y constantemente juega con la rosa y lo rosado. Como el mundo rosado en apariencia perfecto es como todo lo contrario.

Lleva este nombre porque en el libro salvo un texto que se titula “Porque hablamos de amor siempre” que es el cuento que ganó el Premio Cortázar. En él, entre otras cosas, se hace referencia a la ropa y al traje rosa.