¿Cómo participar en un proyecto de nación?

¿Cómo participar en un proyecto de nación?

  • Puesta en escena de Dolor Ajeno por la compañía Aries. Fotos del autor
    Puesta en escena de Dolor Ajeno por la compañía Aries. Fotos del autor
  • Puesta en escena de Dolor Ajeno por la compañía Aries. Fotos del autor
    Puesta en escena de Dolor Ajeno por la compañía Aries. Fotos del autor
  • Puesta en escena de Dolor Ajeno por la compañía Aries. Fotos del autor
    Puesta en escena de Dolor Ajeno por la compañía Aries. Fotos del autor

Para profundizar en una obra teatral es necesario identificar los principios que sirven de modelo para el comportamiento de los individuos dentro de una cultura determinada. Ejemplo de lo anterior lo constituye la puesta en escena Dolor Ajeno, que estrenó la Compañía teatral Aries, en el teatro El Sótano, Vedado. En esta nueva entrega escénica, Raúl Enríquez fungió como escritor y director artístico. El elenco estuvo compuesto por: Miladys Hernández, María del Carmen Muiña, Honorato Gutiérrez, Denys Clolina y Estela Cristina como actriz invitada.

Comprender la esencia del arte teatral significa fijar la atención en contenidos subyacentes que ponen de relieve la mentalidad de una nación y de una época, matizada por la personalidad del creador, y concretada en el montaje teatral. Generar un pensamiento que en su núcleo central tenga contenidos referentes a la vida en sociedad y la cultura es una forma de actuar. Esto quiere decir por medio de la creación escénica participamos en un proyecto de nación, justamente porque generamos pensamiento que además de expresar el espíritu de una época y la mentalidad de un país, también pasará a formar parte de la historia del arte y la historia de la cultura.

En la escena actual se observa una multiplicidad de estilos individuales. Eso lo sabemos. Ahora bien, todos coincidimos en que existen elementos comunes entre una parte importante de las propuestas artísticas. La aceptación y reconciliación de posibilidades contradictorias, desde la practica teatral intentar darle un carácter científico a la creación escénica, y plantear un relativismo en los procesos culturales, son algunas de las características afines que comparten muchos grupos de teatro. El teatro contemporáneo cada vez más, cuestiona y nos invita a cuestionarnos la manera en que concebimos la realidad circundante. Resultará imprescindible para etapas posteriores, revisar el testimonio visual re-creado por el arte teatral para construir la historia general, que por supuesto incluya el tiempo presente. Esto debe conducirnos más que a buscar respuestas, debe guiarnos a formular preguntas fundamentales: ¿Las dificultades económicas que atraviesa el país han hecho re-surgir las clases sociales? ¿El actual modelo económico, sociocultural, político y jurídico satisface las necesidades de la población? ¿Se le otorga la debida importancia y respaldo estatal al arte teatral? ¿Será necesario hacer más para que el arte teatral perdure en el tiempo? Esto nos hace reflexionar sobre el significado del teatro remitiéndonos a la historia de la cultura y a hacer mayor énfasis en factores extra-artísticos para una comprensión integral del arte teatral.

Por otra parte, las interpretaciones se complementan a los restantes elementos de la puesta en escena. Sin embargo, para próximos montajes sería oportuno lograr un nivel interpretativo homogéneo, lo cual quiere decir que una actuación no debe sobresalir por encima de otra, pues de lo que se trata aquí, es de que haya armonía y equilibrio entre las acciones físicas, las respuestas emocionales y el diálogo de los personajes. Tal criterio debe tomarse como una sugerencia y no como un aspecto negativo, ya que Dolor Ajeno logra captar la atención del público asistente, cumple la premisa de entretener, porque en primer lugar el teatro debe y tiene que entretener, y luego (como es el caso) llamar la atención sobre problemáticas complejas que persisten en la actualidad, entre ellas, están los conflictos interpersonales que aparecen en el proceso de socialización, con sus respectivos agentes de socialización como son: la escuela, el centro laboral, las instituciones de carácter religioso e instalaciones de salud pública, entre otras.

La escenografía, el diseño de luces están en función de la acción dramática. El vestuario favorece la caracterización de los personajes. Sin lugar a dudas, los próximos montajes teatrales de esta Compañía continuarán el espíritu de la época en que estamos insertados y que hemos acordado en llamar, la posmodernidad. Por lo tanto, la perspectiva teatral contribuye a la historia del arte. En este sentido, un contenido de la vida humana se une a la sensibilidad de una época.