El periodismo en la contemporaneidad. Desafío y crisis

El periodismo en la contemporaneidad. Desafío y crisis

  • Revelar la verdad, objeto de interpretación, ha sido el fin de los reporteros comprometidos con determinada ideología. Foto tomada de Cubahora
    Revelar la verdad, objeto de interpretación, ha sido el fin de los reporteros comprometidos con determinada ideología. Foto tomada de Cubahora

Nuestro periodismo lucha hace muchos años por parecerse más al país que somos y vivimos insatisfechos porque, con excepciones, seguimos lejos de lograrlo, pero algunas victorias podemos anotarnos: somos libres del mercado, que es la más importante de las libertades en el mundo de hoy.

Arlen Rodríguez Derivet

 

El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público.
José Martí

 

I

Durante la era moderna (siglos XV al XXI), han surgido diversas invenciones que permiten el auge de la existencia humana en sociedades marcadas por las conquistas tecnológicas y el crecimiento económico–productivo. En tal contexto, es usual la apertura de un pensamiento humanista que aborda áreas filosóficas, políticas, científicas, literarias y artísticas.

El surgimiento de la imprenta, sentó pautas en el rol que asume la comunicación periodística como reflejo de una época marcada por la celeridad de cambios inscriptos en las coordenadas de lo efímero. Este oficio y disciplina, incorpora las connotaciones de una etapa en la cual las necesidades cognitivas están acompañadas por el interés que entraña el descubrimiento de lo desconocido.

De modo que revelar la verdad, objeto de interpretación, ha sido el fin de los reporteros comprometidos con determinada ideología. Ellos o estaban ajenos a los conflictos políticos y sociales, los desplazamientos demográficos, las guerras y la apertura del arte, la literatura, las transformaciones urbanas – arquitectónicas. Ocurrió una revolución estética y socio espiritual denominada Ilustración o Enciclopedismo que abrió otra cosmovisión a mediados del siglo XIX.

Por supuesto, el fraccionamiento de normas y códigos establecidos por la sociedad medieval, ocasionó impactos y rupturas en la ideología colectiva.

El surgimiento de las “gazzetas” o periódicos en las ciudades fue un acontecimiento iluminista, tan valioso como la sustitución del alumbrado de aceite por la electricidad. Otros inventos importantes como el telégrafo, el teléfono, los aeroplanos, la máquina de vapor, acompañaron el crecimiento arquitectónico y urbanístico de las principales urbes europeas (Madrid, Barcelona, Londres, París, Roma, Venecia).

Las artes incorporan los adelantos técnicos e industriales revelados en los procedimientos y temas. La fotografía estigmatizó la apertura a una época caracterizada por la máquina que impone un tempo dinámico a la existencia. En tal circunstancia, el periodismo, como disciplina u oficio, respondía a las demandas de las clases sociales en el poder. Se convirtió en negocio empresarial,  existiendo la convergencia de lo comercial y lo cultural –según la naturaleza de cada medio masivo. Dicho quehacer alcanzó esplendor desde las postrimerías  del siglo XIX y  primera mitad del siglo xx, intervalo en el cual nace el cine, la radio y la televisión.

Fue valioso el desempeño de los profesionales encargados de trasmitir la información en variados soportescon independencia de las peculiaridades propias. Esta podía ser: informativa,didáctica, lúdicra, estética. Las guerras mundiales y sus consecuencias, el poder creciente de las trasnacionales y grupos de poder hegemónicos, contribuyeron a recrudecer el abismo entre las naciones subdesarrolladas y desarrolladas.

 

II

Actualmente el desarrollo tecnológico empeora este diferendo. Los países desfavorecidos afrontan el riesgo a la omisión o nulidad a la que son sometidos debido a la geopolítica internacional en la llamada “aldea global”. Algunos sectores poderosos poseen los recursos tecnológicos que les permitenacceder a los beneficios proporcionados por Internet: el cuarto medio de difusión masiva, cuyos servicios están al alcance de los ciudadanos que residen en naciones “del primer mundo”.

Este panorama ha moldeado el rol del periodismo como profesión tipificada por el acopio de la verdad que precisa difundirse de manera rápida y eficaz, reforzando así los valores éticos que conforman las ideologías a través del tiempo. Muy variado se revela el tratamiento de las noticias en los medios de comunicación masiva.

El resquebrajamiento de la ética que tuvo lugar a mediados del siglo pasado, ha generado cambios que desfavorecen al periodismo como práctica discursiva y profesional. Inciden los factores: la tendencia al consumismo que origina actitudes condicionadas por el mercado. El sometimiento de las sociedades a los medios digitales – tecnológicos, descuida el comportamiento axiológico y las tradiciones originales. La prevalencia de conflictos entre las naciones y la desigualdad en el acceso a los recursos naturales, económicos y científicos.

Estos rasgos estigmatizan el quehacer periodístico en la contemporaneidad. Además, ocurre un intercambio de información de datos y documentos (fotografías, videos, anécdotas, narraciones, noticias) a nivel macro social  a través de las redes y los buscadores Google, Facebook, Twiter, Istagram, entre otros que es apabullante. Tales productos, en su mayoría, están basados en la banalidad y el entretenimiento.

Las aplicaciones y programas que brindan estos soportes, atrae a la mayoría del público, siendo cada vez más creciente. En tal sentido, cada individuo se ha convertido en espectador e intérprete de los hechos que suceden en cualquier sitio del orbe. Por tanto, es variada y plural la calidad de las noticias y los materiales publicados. Se torna difícil la clasificación de los mismos. Y sus contenidos están afectados por la carencia de calidad en muchos casos.

Para muchos clientes, resulta atractiva la violencia como manifestación en los seres humanos del hoy. Con relación a esto, se plantea que el periodismo posee unas maneras y cualidades que le procuran un carácter singular y único, que no debe ser asimilado con otras formas informativas y comunicativas ciertamente parecidas pero ni mucho menos idénticas. Así pues, ni todo contenido mediático es periodístico ni todo aquel que sale o comunica a través de un medio de comunicación puede ser investido automáticamente, y por esta simple razón, como periodista (Real Rodríguez, Elena [et al], España, 2007).

La robotización y lo tridimensional sorprenden a las multitudes, sin embargo, el horror ante  homicidios causados por el odio, la xenofobia, el terrorismo y los prejuicios, afectan a las colectividades humanas en general. Es común la enajenación como aptitud que conlleva a la práctica de adicciones. Tales actos entrañan una denotada tendencia a la locura y la muerte.

Estos son asideros que permiten, quizás, purgar los espíritus de cada ente social enterado de que su integridad está amenazada por el sufrimiento. Estos males conforman los fundamentos del “presunto progreso”, convertido en  espada de Damocles. Sobre esto, se apunta: Y esta reflexión sobre la credibilidad nos lleva sin remedio a pensar en la otra parte del problema: como asegurar que los contenidos de la red responden a una mínima ética. Es decir, como garantizar la privacidad, el control y evitar el abuso sobre los datos que circulan por la red. Si en la red es prácticamente imposible que existan filtros para la libre circulación de la información, sí que se ha de abogar por la aplicación de códigos éticos y una autorregulación entre los propios profesionales. Esto no debe significar en ningún caso la introducción de normas de censura encubiertas, sino garantías para los usuarios, las empresas y los propios profesionales (Canga Larequi, Jesús, País Vasco, 2000).

Es dable interrogar entonces acerca de la pervivencia de un discurso inteligente que continúe caracterizando a las prácticas periodísticas en todas sus expresiones, como acto mediante el cual se interpreta la realidad con sus matices y complejidades. Los profesionales implicados en esta labor, afrontan un desafío devenido en obstáculo. Solo la responsabilidad y madurez ética e intelectual, han de permitirles sortear tales insuficiencias.

 

BIBLIOGRAFÍA

-Álvarez, José, (2000): "Ciberprensa:“El medio de los diez mil nombres" en: Ámbitos, Revista Andaluza de Comunicación, nº 3-4, 1º semestre.

-Barbero Martín, Jesús: “¿A qué se puede llamar hoy televisión pública?” en: Telos, abril-junio (2002), Nº51, Segunda Época.

-Breiner, James: “Contenido distribuido, el nuevo gran desafío de los medios”.International Center For Journalists (2000), M St. NW, Suite 250, Washington, DC. 20036, USA.

-Canga Larequi, Jesús: “Periodismo e Internet: nuevo medio, vieja profesión” (2000),
Universidad del País Vasco, España.

-Galeano, Eduardo: “Entrevista de Amarc‑Uruguay con Eduardo Galeano sobre radios comunitarias y su saludo al encuentro Con los pies en la tierra y La voz en el aire, (1996) abril,Montevideo, Uruguay.

-Garcés Corra, Raúl: “Reflexiones del Decano de la Facultad de Periodismo de La Habana” en:Otros artículos sobre Cuba, periodismo, política, sociales. (2017), noviembre, 8.Tomado de Radio Maboa.

-Informe anual:” Últimas tendencias de televisión en el mundo” (2008), abril, 9 en: http://www.vertele.com/noticias.

-Mondelo, Edysa y Juan Antonio Gaitán: “La función social de la televerdad en:Quiénes Somos,1ª Época: octubre – diciembre (2002), No. 53, (Segunda Época).

-Serrano, Pascual. Entrevista a Arlen Rodríguez Derivet: “El periodismo cubano es libre del mercado, la libertad más importante del mundo hoy”. (2017, 31, 07).Tomado de: http://www.publico.es/internacional/entrevista-arleen-rodriguez-periodismo-cubano-libre-mercado-libertad-importante-mundo-hoy.html.

-Real Rodríguez, Elena [et al]: “Periodismo ciudadano versus Periodismo profesional: ¿somos todos periodistas?” Estudios sobre el Mensaje Periodístico, (2007),Universidad Complutense, Madrid, España.

-Richeri, Giuseppe: “La calidad de la televisión” en Telos, No. 42 (s. a. de p.).

-Roses,Sergio:Credibilidad
del
periodista:
Teorías
subjetivas
de
profesionales
españoles”,

(Universidad
de
Málaga, España), VII Bienal Iberoamericana de Comunicación, (2009),

Septiembre, Universidad México, Chihuahua.

-Túnez  López, Miguel[et al]: “Nuevos entornos, nuevas demandas, nuevos periodistas”.

Estudios sobre el Mensaje Periodístico, (2010), Madrid, España.

-Orihuela, José Luis: Internet: “Nuevos paradigmas de la comunicación” en:Chasqui,(2002),No. 77, Apartado 17-01-584 Quito, Ecuador.

 

 

Por: Amarilis del Carmen Terga Oliva