Generar espacios con Denominador Común

Generar espacios con Denominador Común

  • La provincia cuenta con el espacio Denominador Común, que pone en alta la cultura cubana.
    La provincia cuenta con el espacio Denominador Común, que pone en alta la cultura cubana.

Resulta bien interesante que desde la UNEAC avileña se generen espacios de participación social y que se haga de la mejor manera posible. Así se ha creado, desde hace un año, Denominador Común de música contemporánea con la conducción y realización de Yoan Zamora, conocido cantautor avileño y vicepresidente de la UNEAC en la provincia.

No es secreto para nadie que la participación social es vital para la conformación de la identidad nacional, para eso que se llama Cultura y que es proclive a un proceso tan importante como la transformación y actualización.

Al artista le deberían importar estos momentos tanto como el mismo acto de la creación y la promoción y divulgación de su obra.

Denominador Común es un espacio mensual construido sobre el puente que es la música y para el público dirigido que puede ser del sector artístico o de cualquier otra rama de nuestra sociedad. En esta ocasión de enero 2016, se trata de los trabajadores de la industria alimentaria que próximamente estarán celebrando su día.

Por este espacio han pasado trabajadores del MININT, de Cultura, estudiantes de la FEU, entre otros, que han tenido la oportunidad de apreciar no solo la belleza de la casa de la UNEAC, sino también las bondades y exquisiteces de nuestro arte de vanguardia.

Es un público ávido de buenas propuestas culturales, disciplinado y sincero que ha sabido ganarse un lugar en el respeto de nuestros artistas. Un público avileño que representa no solo a la clase obrera, sino también, a esa parte de la sociedad que impulsa con su sudor al país y vela todavía por los buenos modales y la moral revolucionaria. A ellos, todos, nuestra gratitud.

En este espacio Yoan Zamora no solo canta sus composiciones bien escogidas según el público y tomando en cuenta su reacción, sino que también, entona las canciones tradicionales cubanas tan conocidas como desconocidas por cualquier público, pero que en su voz logran cautivar y atraer el interés de este público. También hay lugar para las canciones de otros cantautores tanto de generaciones pasadas como contemporáneas. Y eso es inteligente, se abre el abanico de las posibilidades y se abre la motivación para que el «otro» se interese por el buen arte.

Así se ha insertado una sección breve de participación con preguntas de tono jocoso cuya respuesta correcta lleva la recompensación de un libro de nuestros creadores. Es la forma más rápida, sencilla y locuaz de llegar al público y dinamizar su presencia en este momento cultural.

En algún momento, previsto con toda intención, cantan algunos interesados del mismo público. Y hay humor también en esta noche. Nuestro querido Babirusa, el guajiro, actor de la compañía Teatro Primero y miembro de la UNEAC, tiene en sus manos la posibilidad de entretener al público por más de treinta minutos de humor del bueno y de una actuación fina e hilada desde la más absoluta organicidad.

Espacio de música contemporánea Denominador Común en el patio de la UNEAC avileña, una oportunidad para el disfrute del buen arte y aprovechamiento del tiempo, cultivo del intelecto y, sobre todo, la utilidad del arte por sobre todas las funciones. Es una máxima martiana que también tenemos presente y que nunca se ha de echar por tierra.

Más espacios como estos se hacen necesarios en la UNEAC avileña para hacer partícipes al pueblo del arte que crean nuestros artistas. Arte que sin el pueblo como sublime meta dejaría de tener sentido. Generar espacios así, incluso de superior factura, ha de ser un objetivo para nuestra membresía y un interés del comité provincial.