Diccionario de autores de la literatura infantil cubana, un homenaje necesario

Diccionario de autores de la literatura infantil cubana, un homenaje necesario

  • Portada del libro.
    Portada del libro.

Ramón Luis Herrera Rojas y Mirta Estupiñán González son los autores de un texto vital para las futuras investigaciones sobre la literatura hecha para infantes. El Diccionario de autores de la literatura infantil cubana, volumen en dos tomos que pertenece al catálogo de Ediciones Unión y Gente Nueva, es un reconocimiento a los escritores de narrativa, poesía, teatro y géneros periodísticos que desde principios del siglo XIX hasta nuestros días han dedicado su obra a fomentar la sensibilidad de los pequeños lectores.

Aunque no se propone ser un compendio de todos los textos publicados para niños, constituye una acuciosa recopilación bibliográfica de más de 300 autores, con información sobre los trabajos aparecidos en libros, folletos y una síntesis de los principales apuntes de la crítica en el momento de su aparición.

Este Diccionario, único de su tipo entre los editados en el país, tiene la virtud de agrupar las fichas de los autores de acuerdo a sus más significativos aportes dentro y fuera del circuito editorial cubano. Es así que voces consagradas de la narrativa infantil (Herminio Almendros, Dora Alonso, Julia Calzadilla, David Chericián, Nersys Felipe, Nicolás Guillén, Onelio Jorge Cardoso, Excilia Saldaña, Alexis Díaz-Pimienta…) aparecen junto a noveles creadores como Eldys Baratute, Susana Haug, José Antonio Linares, Tané Martínez o Legna Rodríguez.

En sus páginas tienen espacio también los investigadores dedicados a la crítica literaria o que por su trayectoria en los medios de comunicación impresos han logrado un trabajo de particular repercusión en los niños; así como autores representativos de la cancionística infantil —Enriqueta Almanza, Teresita Fernández, Ada Elba Pérez—cuyas poéticas han acompañado la vida de los infantes en forma de libros o como poemas publicados.

Es un esfuerzo además por rescatar del olvido a aquellos autores de cuantiosa divulgación en editoriales extranjeras, pero infelizmente desconocidos para el público nacional (Ada Alma Flor, Sergio Adricaín, Yanitzia Canetti, Luis Felipe Mantilla, Hilda Perera, Antonio Orlando Rodríguez, Emma Romeu).

Con el auspicio de la Cátedra de Literatura Infantil de la Universidad de Ciencias Pedagógicas de Sancti Spíritus, el libro es el resultado de más de siete años de investigación cualitativa que demandó la búsqueda en archivos y bibliotecas de todo el país y el intercambio directo con autores.

Según declaraciones a Juventud Rebelde de uno de sus autores, el filólogo Ramón Luis Herrera, el texto comenzó a gestarse en 1991 como parte del esfuerzo de varios profesores de la Universidad de Ciencias Pedagógicas por llenar un gran vacío de información sobre la literatura infantil en el contexto de la enseñanza cubana. Esfuerzo al que contribuye notablemente la confección de este diccionario, que constituye además un homenaje para los creadores que han dedicado su obra a la infancia.